Mas Sant Marc: un oasis bajo el sol de la Cerdanya

Hay lugares que al descubrirlos sabes que van a convertirse en favoritos para siempre. Y este es el caso de Mas Sant Marc y de La Cerdanya. El primero porque es una preciosidad de alojamiento, en medio de la naturaleza, rodeados de caballos, con una gastronomía excelente y un ambiente muy acogedor, con el que consiguen que realmente te sientas como en casa e incluso mejor. Y el segundo porque esta zona de Cataluña es fabulosa.

Pasen y lean.

Sitio: es.santmarc.es
Contacto: 972 880 007 · reservas@santmarc.es
Dirección: Camino de Sant Marc a las Pereras, Puigcerdà (Girona)
Horario: Horario de recepción: De lunes a viernes de 10 a 18 h.

Mas Sant Marc es auténtico y extrañable, y probablemente sea así porque esta masía y sus terrenos aledaños son de la familia de uno de sus propietarios. De ahí que no haya nada impostado en aras de lograr esa atmósfera tan deseada, que te abraza y te hace sentir tan bien.

Y es que Mas Sant Marc representa el sueño de la familia de abrir el paisaje y la cultura de La Cerdanya a aquellos que quieren explorarla en profundidad. Desde la clásica casa de campo, su bonito bungalow de madera, su precioso jardín con piscina muy «Somewhere» (la peli de Sofi Coppola), su restaurante con platos tremendos inspirados en la cocina local, hasta las diferentes actividades que proponen: desde paseos a caballo, en bicicleta, rutas de senderismo, golf, baños termales…

“En definitiva, lo que mejor resume lo que hacen y ofrecen en Mas Sant Marc es una experiencia completa para amantes de la buena vida, la naturaleza y el dolce far niente.”

Opciones de alojamiento

Aunque nosotros optamos por el bungalow de madera, que está al otro lado del jardín, junto a los caballos y frente a un campo de un verde casi fluorescente, la casa principal también es genial. A nosotros nos recordó en parte a la casa de «Mujercitas».

Para decidiros, todo dependerá de si queréis estar más o menos independientes. Pero ya os adelantamos que ambas opciones comparten todos los servicios y son 100% recomendables.

En lo que respecta a las comidas, el hotel cuenta con un restaurante. Está ubicado en la casa, en la primera planta, y cuando hace buen tiempo se desayuna, se come y se cena en el porche del restaurante, escuchando a los pajaritos y disfrutando del aire libre. Todos los productos con los que cocinan son locales, las raciones son generosas y la verdad es que está todo buenísimo.

Una piscina para recordar…

Y si el calor aprieta… nada mejor que un chapuzón en la piscina del jardín, rodeada de hamacas, árboles y flores, para luego secaros al sol mientras la brisa os refresca.

Nosotros pasamos tiempo leyendo allí y la verdad es que es una de las joyas de Mas Sant Marc.

Un proyecto del Hotel Brummell

Otro aspecto interesante de este alojamiento es que es un proyecto de Hotel Brummell, y se nota. La impronta del Brummell está presente de una manera muy orgánica en la tienda al lado de recepción, en las amenities, en el concepto del «honesty bar» y en detalles que elevan la experiencia.

De hecho, os recomendamos que si no habéis estado en el Hotel Brummell de Barcelona todavía, vayáis a conocerlo. Ya os adelantamos que os va a enamorar.

¡Rico, rico!

En cuanto a la gastronomía, y como os adelantábamos, además de poder disfrutar del propio restaurante del hotel que vale muchísimo la pena, tanto por la carta como por el servicio, que es excelente, os recomendamos que vayáis a Puigcerdà y a otros pueblos de alrededor a probar más delicias de la zona.

Estas son algunas de nuestras recomendaciones son: La Cava Taberna (Puigcerdà); La Buixeda (Alp) y Das 1219 restaurant (Das).

Otras actividades:

En cuanto a las cosas que podéis hacer por la zona, además de las mencionadas, os recomendamos:

Tren Groc: Una ruta en el tren amarillo desde Latour de Querol. Un plan genial si vais con niños.

Rutas de senderismo: Moll del Salt, Lluc de Meranges, y sobre todo los Estanys de la Pera. Un entorno bucólico, con cascadas, riachuelos, naturaleza en estado puro, lagos de película… Nosotros fuimos sin ir preparados, pero fue mágico. Es de esas cosas que hay que vivirlas.

Yoga y meditación: 

Además de las clases de yoga que ellos ofrecen de la mano de profesionales, podéis hacer yoga junto a la piscina y/o meditar en medio del campo. Es una maravilla practicar rodeados de naturaleza y teniendo de banda sonora los pájaros. Nada más.

Por supuesto, si os gusta esquiar, en invierno es perfecto porque Mas Sant Marc está al lado de muchas estaciones de esquí.

Workcation, eventos y bodas

En Mas Sant Marc también se celebran muchas bodas, eventos, cenas especiales…

Y si sois de los que podéis teletrabajar, la opción de poder hacerlo algunos días desde Mas Sant Marc es una maravilla. Aquí el tiempo va a otro ritmo y sentiréis que las horas duran más…

Sin más, si lo que estáis buscando es un lugar donde disfrutar de unos días de desconexión del calor sofocante de la ciudad, rodeados de naturaleza, caballos y con una atención imbatible: Mas Sant Marc es vuestro sitio.

Aquí os sentiréis mejor en casa: cuidados, felices y conectados con vosotros mismos.

(*) Fotos: Ely Sánchez y Cecilia Camacho.

(**) Os dejamos nuestra lista de Spotify para que la disfrutéis en este viaje.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario