«Fallen leaves», el canto al amor de Kaurismäki

Hay películas que además de encantarnos, consiguen anidar en nuestra memoria. Y no porque sean obras maestras sino porque la forma y el fondo están en perfecta comunión y el mensaje va directo al córtex y al corazón.

Este es el caso de «Fallen leaves», el último film del director finlandés Aki Kaurismäki, famoso por sus películas ambientadas en las clases sociales más desfavorecidas, en especial las del norte de Europa, a menudo con situaciones y personajes peculiares.

Sinopsis

Ansa y Holappa son dos personas solitarias que se encuentran por casualidad en el karaoke del pueblo. A partir de ahí se vuelven a encontrar sin buscarlo, y tras esa «primera cita» inesperada se suceden los desencuentros. Ambos se han visto en el sentido más profundo de la palabra y esto es algo que los dos saben que no es fácil de encontrar… Sin embargo, el alcoholismo de Holoppa, la precariedad laboral y un poco de mala suerte lo complicará todo.

“Ansa y Holappa se resisten a dejarse vencer por la miseria capitalista y por una sociedad poco preocupada por las personas.”

Un canto al amor

Aki Kaurismäki es uno de los directores más prestigiosos del mundo. Escritor, director, guionista y actor, es autor de películas como «Crimen y castigo», «Sombras en el paraíso», «Hamlet vuelve a los negocios», «Ariel», «Leningrad Cowboys Go America», «La chica de la fábrica de cerillas», «Contraté un asesino a sueldo», «La vida de bohemia», «Juha», «Un hombre sin pasado», «Luces al atardecer», «El Havre» o «El otro lado de la esperanza», entre otras.

Además de alzarse con el «Gran Premio del Jurado» en el Festival de Cannes, ser nominada a «Mejor película internacional independiente» en los Premios del Cine Independiente Británico y de recibir el «Premio FIPRESCI» en el Festival de San Sebastián,«Fallen leaves» es candidata a los Premios Oscar y cuenta con dos nominaciones en los Globos de Oro. Y es que esta historia tierna y cruda de personajes solitarios que buscan el amor y la felicidad, en un mundo donde las guerras y la precariedad se han instalado, es un canto a la esperanza y un recordatorio de lo que es realmente importante en esta vida.

Precariedad laboral compartida

Ansa es soltera, vive sola en un pequeño piso heredado, y trabaja con un contrato por horas en un supermercado, abasteciendo los estantes; aunque luego irá enlazando otros empleos poco cualificados en diferentes fábricas. Y Holappa, que también está soltero, vive en un espacio compartido habilitado en su lugar de trabajo, hasta que le echan por sus problemas con el alcohol. Él mismo lo confiesa y es consciente del círculo vicioso en el que está atrapado: «estoy deprimido porque bebe mucho y bebe mucho porque estoy deprimido». Su vida no tiene alicientes y opta por la evasión y la autodestrucción.

Los dos son trabajadores mal pagados, mal tratados en sus trabajos y que viven, o mejor dicho sobreviven, con lo imprescindible. Y este es uno de los temas recurrentes de Aki Kaurismäki, a quien le gusta mostrar la realidad de las clases sociales más desfavorecidas y subrayar la dignidad de los trabajadores.

Un elenco de actores excelente

El trabajo que llevan a cabo los actores protagonistas, Alma Pöysti y Jussi Vatanen, es sublime y es clave para darle autenticidad a la historia y al film. Ambos consiguen retratar a sus personajes dentro de los límites de Kaurismäki, y en un marco áspero, pero que resulta cómico a veces y que también nos invita a reflexionar.

La invasión rusa a Ucrania como telón de fondo

Aki Kaurismäki confiesa que decidió, atormentado por todas las guerras sin sentido, innecesarias y criminales, escribir una historia sobre los temas a través de los cuales la humanidad podría tener un futuro: el anhelo de amor, la solidaridad, la esperanza y respeto por las demás personas y la naturaleza.

“Pienso que esta maldita guerra ahora necesita historias de amor, da igual lo que esté pasando en Finlandia.” Kaurismäki

Por ello, quiso incluir la invasión rusa a Ucrania a través de emisiones radiofónicas.

Hopper, Win Wenders, Chaplin, Bresson, Ozu, Wong Kar-Wai…

En «Fallen leaves» revela algunas las referencias cinematográficas más importantes para Kaurismäki como Chaplin, a quien adora junto a Bresson y Ozu, así como reminiscencias a «Paris, Texas» de Wim Wenders, al cine de Wong Kar-Wai y a películas como «Breve encuentro» de David Lean, «Tú y yo» de Leo McCarey, «Una partida de campo» de Jean Renoir y, sobre todo, «Luces de la ciudad» de Chaplin.

“Chaplin siempre será el mejor porque su esencia era la sencillez.” Kaurismäki

Visualmente «Fallen leaves» es abrumadora. Minimalista y aparentemente sencilla pero armoniosa y bellísima. Cada uno de los fotogramas de la película son magníficos y para ello ha contado con su habitual director de fotografía Timo Salminen y del diseñador de producción Ville Grönroos. Es inevitable verla y no pensar en el arte de Edward Hopper.

Banda sonora

La banda sonora también ha sido muy bien seleccionada, y cuenta con muchos temazos como «Mambo italiano» cantada en finés, «Get on» de Hurriganes o «Syntynyt suruun ja puettu pettymyksin» de Maustetytöt.

Consultar cartelera. Muy recomendable.


 BACK


 BACK TO TOP