It’s a Sin: otra serie imprescindible de HBO…

Otra serie que os recomendamos de HBO es It’s a Sin. Ha sido creada por el guionista y productor televisivo británico de origen galés, Russel T. Davies, autor de la aclamada «Years And Years» y «Queer As Folk», quien de nuevo demuestra que es un grande.

En esta ocasión, vuelve a la carga con un emotivo homenaje a las personas que murieron de SIDA en el Reino Unido en los ochenta con cinco capítulos, donde retrata cómo se vivieron los años más crudos del VIH. Y es que el guionista llevaba tiempo con la idea de rendir culto a aquellos que perdieron la vida en aquella época, víctimas de la enfermedad.

Como comprobaréis cuando la veáis, It’s a Sin aborda desde un punto de vista crítico la crisis sanitaria – ¿os suena de algo? – entremezclando sentimientos encontrados como la exaltación del amor o la libertad y la angustia, la desesperación y sobre todo la impotencia. También muestra cuál es la relación con las familias, dejando patente los prejuicios existentes debido a la ignorancia, el negacionismo, la rabia o la culpabilidad. Y es que los índices de homofobia de aquella época estaban disparados y los homosexuales eran considerados lamentable e injustamente como despojos sociales… Y si estos eran seropositivas, en ese caso recaía sobre ellos el estigma social. Muy duro, sí.

Sin querer haceros spoiler, solo os diremos que la historia narra las aventuras de un grupo de amigos protagonizada por Olly Alexander, Omari Douglas, Callum Scott Howells, Lydia West y Nathaniel Curtis (cuyos personajes están inspirados en amistades del propio Russell T. Davies, y cuyas actuaciones son memorables), que se mudan a Londres para empezar una nueva vida. Allí viven un compendio de situaciones vitales, engarzadas por ese gran mal que injustamente acabó con tantas vidas. Destacar que los diálogos son brillantes, así como las interpretaciones de todos ellos, y que la banda sonora ochentena es fantástica y acertadísima.

“Es inevitable hacer paralelismos con la pandemia actual que estamos viviendo. Sobre todo cuando Olly Alexander reniega de la enfermedad en una fiesta, argumentando que en realidad el VIH es una enfermedad inventada para tener a los homosexuales a raya…”

A pesar de todo este panorama, en It’s a Sign también hay espacio para alegría, aunque el drama y la injusticia estén sobrevolando cada escena. Y no debemos olvidarnos que es un canto a la vida, aunque ésta sea finita y las circunstancias no sean favorables.

Está disponible en HBO. 


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario