Minari: historia de mi familia, una película de Lee Isaac Chung

Esta semana tuvo lugar la gala de los Oscar y, a pesar de que la misma fue un fiasco, nosotros quedamos muy satisfechos con los galardones. Entre ellos, con el de mejor actriz de reparto a Youn Yuh-jung.

Minari es la historia de una familia coreana que, a mediados de los 80, busca un futuro mejor en una zona rural de Arkansas, a donde se dirigen para trabajar como sexadores de pollos mientras cumplen su propio sueño americano: crear una granja con cultivos de su país. Como suele suceder en muchas familias migrantes, la figura de los abuelos es clave, y en este caso es Soonja (Youn Yuh-jung) la que hace las veces de ancla con las raíces y las tradiciones, y en cierta manera, funciona como recordatorio vital sobre la importancia del origen, el legado y la familia… y a su vez como elemento inflexible incapaz de adaptarse a una nueva cultura.

Minari – ganadora del Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa y triunfadora de la pasada edición del Festival de Sundance, donde fue reconocida con el Gran Premio del Jurado y con el Premio del Público – es elegante, serena, delicada y suave gracias al particular estilo de su director y guionista Lee Isaac Chung, quien recrea la aventura de su propia familia. Una aventura que como casi todas tiene crisis, problemas de salud, conflictos matrimoniales, altibajos laborales, deseos, necesidades… Para relatarla opta por una narrativa sencilla pero con un trasfondo muy contemporáneo, con el que os sentiréis muy identificados, gracias principalmente a la empatía que sentiréis con los diferentes miembros de esta familia.

“Lee Isaac Chung se centra en las disputas familiares que surgen en cualquier familia que convive y debe enfrentarse a sí mismos y a sus diferentes perspectivas de entender y afrontar las situaciones y los conflictos.”

La mirada infantil de David, que es el álter ego de Chung, sobre su familia, sus costumbres y sus grandes diferencias con los hábitos y dinámicas de la cultura americana, ponen acento en esa lucha de identidad, en la importancia de encajar, así como en la irrelevancia de lo ancestro para las nuevas generaciones…

«Minari. Historia de mi familia» es una película honesta, frágil en su esencia, certera y muy sincera, que nos hace reflexionar sobre lo que verdaderamente importa, sobre nuestros lazos afectivos y sobre el impacto que estos tienen en nuestra vida y en nuestra fórmula de felicidad.

Consultar cartelera.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario