Back to Black: crónica de la vida y la música de Amy Winehouse

Back to Black es una crónica de la vida y la música de Amy Winehouse, desde la adolescencia hasta la edad adulta, y de la creación de uno de los mejores álbumes de todos los tiempos.

Este biopic dirigido por Sam Taylor-Johnson y protagonizado por la actriz Marisa Abela se estrenará en España el próximo 31 de mayo.

Back to Black es una película profundamente conmovedora e intensa. Y lo cierto es que no podía ser de otra manera teniendo en cuenta la compleja y corta vida de Amy Winehouse, considerada como uno de los mayores talentos del siglo XXI.

El guión, basado en material escrito por la propia artista, sigue el auge de Amy Winehouse desde su infancia en la periferia de Londres hasta el estrellato mundial y su muerte a los 27 años, dejando al mundo un legado inolvidable. 

La historia, contada siempre desde el punto de vista de Amy, empieza en el seno de una familia judía afincada en el norte de Londres cuando su padre Mitch y su madre Janis se separan. Amy comparte un profundo vínculo con su abuela Cynthia, que representa todo lo que Amy quiere ser: glamurosa, guapa y con un pasado alocado repleto de romances y jazz.

“No escribo canciones para hacerme famosa, escribo canciones porque no sé qué haría si no las escribiera.”

En su adolescencia empieza a escribir canciones llenas de crudos detalles emocionales y de un humor muy particular. Y a pesar de tener muy pronto un grupo de seguidores y del éxito de su primer disco, «Frank», Amy sigue siendo la misma y gran parte de su tiempo libre lo pasa jugando al billar en el pub The Good Mixer. Es allí donde conoce a Blake, que la conquista con un tema de The Shangri-Las en la gramola. El flechazo es absoluto, y aunque Blake tiene novia, empiezan un tórrido romance. Blake consume drogas duras habitualmente, y aunque eso a Amy lo le gusta, cuando se separan, ella empieza a tomarlas. Su agente Nick intenta convencerla de que vaya a un centro de rehabilitación, pero su padre, Mitch, la apoya diciendo que no le hace falta. Amy, con el corazón roto, viaja a Nueva York para empezar a escribir su segundo álbum, «Back to Black» – que recibió cinco premios Grammy y llegó a vender 16 millones de copias -, donde cuenta su separación con Blake. Sin estar recuperada del todo, se entera de que su abuela ha muerto de un cáncer de pulmón, y su fallecimiento tiene un fuerte impacto en ella.

“Quiero que la gente escuche mi voz y se olvide de sus problemas. Quiero ser recordada por ser simplemente yo.”

Asimismo, y a pesar de su atormentada vida personal, la carrera profesional de Amy es un éxito rotundo. De hecho, en esa misma etapa se vuelve a encontrar con Blake, con quien viaja a Miami para casarse y pasar su luna de miel regada por una gran cantidad de alcohol y drogas. Su adicción, además de los desórdenes alimenticios que lleva arrastrando desde pequeña, minan su salud. Y a este panorama desolador se suma la persecución sin tregua de la prensa y los paparazzis.

Como era de esperar, su relación con Blake vuelve a ser tóxica y son vistos peleándose con violencia en una calle de Londres. Tras este incidente, Blake acaba en la cárcel por atacar al dueño de un pub, y Amy, prácticamente en caída libre, hace una actuación caótica en el Festival de Glastonbury, donde intenta defender a Blake ante una multitud bastante fría.

Durante su estancia en la cárcel, Blake consigue liberarse de las drogas; ambos se dan cuenta de que no pueden estar juntos y Amy pide el divorcio. A punto de derrumbarse, Amy accede por fin a ingresar en un centro de rehabilitación y rehacer su vida. 

Una vez alejada de Blake y de las drogas, Amy parecía haberse recuperado moral y físicamente, pero por desgracia el 23 de julio de 2011 fue  hallada muerta en su casa de Camden a causa de una intoxicación etílica. Según aseguraron las autoridades, en el momento de su fallecimiento, el nivel de alcohol en sangre de la cantante era más más de cinco veces superior al límite legal.

Las emociones como fuente de inspiración y como arma de doble filo

Su directora, Sam Taylor-Johnson, ha confesado que siempre tuvo claro que quería hacer una película desde la perspectiva de Amy, desde su mirada y a partir de las canciones que escribía, a las que entregaba su alma.

“Amy cantaba su amor, su dolor, sus decepciones, y lo hacía con una emoción profunda salpicada de un humor cortante.”

Por otro lado, el film también muestra la sensibilidad y fragilidad de Amy, que junto a los problemas de su familia, la muerte de su abuela que la marcó duramente, y su relación tóxica con Blake no ayudaron a su estabilidad emocional. De todos modos, y en relación a su historia de amor, la película ha optado por no juzgar y por mostrar que el amor entre ambos era genuino a pesar de la toxicidad que invadía la relación. Para ello, previamente entrevistaron a familiares de Amy y al propio Blake.

“Tras el fallecimiento de su abuela todo empezó a ir todo mal y su vida se vino abajo.”

Y en esa misma línea de no juzgar a nadie como bueno o malo, tampoco muestran a su padre tal y como lo hizo la prensa.

“No se trata de sacar los trapos sucios, no es una historia vacía.”

Casting

Encontrar a la actriz capaz de interpretar a Amy fue uno de los mayores retos de Back to Black, pero desde el momento en que Sam Taylor-Johnson vio a Marisa Abela («Industry» de BBC) tuvo claro que iba a ser ella.

“Siete llegaron vestidas como Amy, menos Marisa, y fue la única que, cuando miraba a cámara, era Amy.”

Y es que aunque buscaban a alguien que encarnara de forma convincente a Amy entre los 17 y los 27 años, no querían que fuese una imitación.

Además, aunque no era necesario que la protagonista cantara bien, dio la casualidad de que Marisa canta increíble. De hecho, interpreta todos los temas de la película.

En cuanto a Blake, el equipo quería a un actor que transmitiera las cualidades positivas que Amy veía en él, ya que aunque los medios se encargaron de representarlo únicamente como a un yonqui y un chico malo, ella le veía como alguien parecido a James Dean, un chico encantador. Para ello, escogieron a Jack O’Conell.

Para el papel de Mitch, el padre de Amy, eligieron a Eddie Marsan y a Lesley Manville para encarnar a Cynthia, la abuela paterna de Amy.

Música

Dado que Back to Black iba a utilizar temas de Amy Winehouse para contar los momentos más significativos de su historia, se buscó la cooperación de Universal Music y de Sony desde el primer momento. 

Otra de las claves fue que los músicos con los que Amy trabajó estuvieran presentes. Se contrató al bajista Dale Davis y al corista Ade Omotayo en calidad de asesores musicales, y volvieron a grabarse todas las pistas utilizadas en los icónicos Abbey Road Studios, donde Amy grabó por última vez con su admiradísimo Tony Bennett.

Back to Black es la segunda película en que participa el legendario productor musical Giles Martin después de Rocketman, la película biográfica de Elton John.

“La voz de Amy es irrepetible, pero Marisa comunica sentimientos cantando.”

En lo que respecta a los temas de la película, cuando veáis la película, comprobaréis como se recrean varias interpretaciones en directo; por ejemplo, uno de los temas que cantó en Glastonbury en 2008 y los Grammy donde ganó el Premio Disco del Año por «Rehab», así como la versión de «Rehab» que canta Marisa Abela y que corresponde a la que interpretó Amy Whinehouse en la velada de los Grammy en Londres.

La delicada ambientación sonora corrió a cargo de los extraordinarios Nick Cave y Warren Ellis. El resultado es asombroso. Cave y Ellis se conocieron en 1993, cuando Warren Ellis tocó el violín en varios temas del álbum «Let Love In», de Nick Cave & The Bad Seeds, y tras aquella excelente experiencia se unió al grupo. Desde entonces han grabado diez discos y en 2006 formaron la banda Grinderman. Hasta el momento han compuesto y grabado numerosas partituras para cine, televisión y teatro, entre las que destaca «La propuesta», «Lawless (Sin ley)», «El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford», «La carretera (The Road)», «Blonde y Dahmer – Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer». Su aportación en la película es magnífica.

Aunque todavía tendréis que esperar un mes, ya que estará disponible en cines a partir del 31 de mayo, mientras tanto podéis reservaros la fecha.

(*) Imágenes proporcionadas por © Universal Pictures

BACK
BACK TO TOP