Películas que nos ponen de buen humor

Somos grandes aficionados al cine y aunque tenemos directores favoritos, la verdad es que nos gusta explorar. Tanto revisitar a los clásicos como ahondar en el cine indie contemporáneo y hacernos una maratón de las pelis nominadas a los Oscar o a los Globos de Oro… Sea como sea, ir al cine o disfrutar de verlas en casa es algo que nos da placer y que hacemos prácticamente a diario. Por ello, en esta ocasión, vamos a recomendaros algunas de esas pelis que particularmente nos ponen de buen humor:

PLAY de Anthony Marciano

Esta película la vimos hace poco y nos encantó. La peli es del año pasado y se trata de una idea del director francés Anthony Marciano, muy del rollo de «Boyhood», pero mucho más ligera, refrescante y divertida.

El protagonista de esta bonita historia es Max, quien durante 25 años graba los momentos más importantes de su vida. Desde su primer enamoramiento, su primera borrachera, su relación con sus padres y muchos momentos cumbres, como su Erasmus en Barcelona, con sus amigos de siempre. Dicho así, puede parecer una premisa sencilla o incluso pretenciosa, pero nada más lejos de la realidad. Anthony Marciano logra que un elenco de muy buenos actores jóvenes interpreten a los principales protagonistas en sus diferentes etapas como si se tratasen de miembros de un documental real. Y es que el montaje – quizás hasta la escena final – no solo consigue hilvanar las diferentes tramas que tienen lugar en este largo período de tiempo sino que lo hace en un tono jocoso – nos reímos muchísimo – y conmovedor, con el que estamos seguro que empatizaréis. Porque aunque no os haya pasado lo mismo que a Max… Marciano consigue que conectemos sobremanera con nuestra infancia, adolescencia y aquellos maravillosos años… en los que todo eran primeras veces, la tecnología apenas había hecho presencia y por ende no nos había pervertido, y nuestra inocencia era la guinda del pastel. Por ello, «PLAY» hace las veces de epifanía y de oda a esa nostalgia que muchos hemos obviado.

Por cierto, la banda sonora también vale mucho la pena gracias a temazos como el Hey There Delilah de Plain White T’s, Ironic de Alanis Morisette, The Gambler de M83 o Where is my mind de Pixies.

Lady Bird de Greta Gerwig

Tras haber rodado «Frances Ha», que nos encantó, le llegó el turno a su nueva cinta: «Lady Bird» con la que enamoró a crítica y público a partes iguales. Y que además, se trata del primer filme por el que la actriz recibe crédito único como guionista y directora, ya que en las anteriores trabajó al limón con Joe Swanberg y Noah Baumbach. Lo que está claro es que la mirada de Greta es única, así como si forma de narrar e interpretar historias únicas, pero que en parte sentimos como propias… En este caso, la protagonista es Christine McPherson, una estudiante del último año en un colegio católico, quien prefiere que le llamen Lady Bird, que es el nombre con el que ella se identifica. Y la historia narra las diferentes visites adolescentes con las que muchos nos hemos enfrentado, aunque no sean literalmente las mismas. Desde su relación irregular con su madre, los primeros besos…, las fiestas y graduaciones, los exámenes de acceso a la universidad, la exaltación de la amistad, la preocupación por el físico y por mostrar tu verdadera personalidad, etc… Todos son temas comunes, y quizás pienses que ya has visto todo esto antes, pero no, porque Gerwig consigue tratarlos de una manera poco convencional, gracias en parte al excelente guión repleto de grandes diálogos obra de la californiana.

Little Miss Sunshine de Valerie Faris y Jonathan Dayton

Cuando la vimos nos encantó y las veces que hemos vuelto a verla nos ha sucedido lo mismo. El tiempo le sienta muy bien y el poso que deja siempre es bueno. Esta comedia vitalista rompe con lo establecido y tiene grandes momentos hilarantes gracias a las magistrales interpretaciones de cada uno de los miembros de la surrealista familia Hoover, compuesta por el abuelo quien decide drogarse ahora que está en la última etapa de la vida, el padre que ha creado un curso sobre cómo tener éxito y no ser un fracasado que solo le reporta frustraciones y descrédito tanto dentro como fuera de casa, la madre que hace malabarismos mientras su hastío cada vez es más visible, el tío (hermano de ella) que se va a vivir con ellos después intentar suicidarse al ser abandonado por su novio, el hijo adolescente que lee a Nietzsche y no habla, pero que se comunica a través de una libreta y la reina de esta historia: la hija pequeña Olive, que aunque no tiene una belleza evidente su gran sueño es ganar uno de esos denigrantes certámenes americanos que premian a las niñas más bellas. Dicho esto, la trama se centra en la locura que supone ir a uno de esos eventos conocido como ‘Pequeña Miss Sunshine’, al que la niña es seleccionada a participar… con una furgoneta amarilla, destartalada y desde la cual los seis miembros viven situaciones de lo más rocambolescas. Lo mejor de todo, además de las risas, son las moralejas que la cinta nos regala a través de las distintas micro historias. Tierna, valiente, épica y muy divertida.

«El verdadero perdedor no es aquél que no gana. El verdadero perdedor es aquél que tiene tanto miedo a no ganar que ni siquiera lo intenta.»

Jojo Rabbit de Taika Waititi

«Jojo Rabbit» es una de esas películas redondas, que no solo te conmueven y atrapan, sino que hacen ingeniosos malabarismos con el drama y el humor, blanco y negro, en cuestión de segundos. Este delicioso fin está basado libremente en la novela de Christine Leunens ‘El cielo enjaulado’ (Ed. Espasa), que narra la historia de un joven y solitario niño alemán de 10 años perteneciente a las Juventudes Hitlerianas, que se considera un auténtico nazi y que ve su mundo puesto patas arriba cuando un buen día descubre a alguien del que supuestamente debería huir y odiar (y hasta aquí podemos leer, ¡que no queremos haceros spoiler!). Lo más surrealista de esta trama es que su amigo imaginario es Adolf Hitler, quien adiestra día a día al inocente Jojo en ese nazismo ciego, en el que éste cree firmemente, muy a pesar de sus padres…

«Déjame darte un buen consejo. Sé el conejo. El humilde conejo puede burlar a todos sus enemigos. Es valiente, escurridizo y fuerte. Sé el conejo.»

Moonrise Kingdoom de Wes Anderson

El director de «Los Tenenbaums», «Life Aquatic» o «Fantástico Mr. Fox» dirige esta peli ambientada en una isla de la costa de Nueva Inglaterra, y que se centra en la historia de un chico (boy scout) y una chica de doce años que se enamoran en el verano de 1965 y deciden escaparse a terrenos agrestes y desconocidos con tal de estar juntos. Su fuga provoca toda una movilización para ir en su búsqueda, en la que se involucran el jefe de policía, la familia de la niña y toda la tropa del campamento. Un relato muy tierno, emocionante y divertido entre dos jóvenes inadaptados, que sufren el rechazo de sus compañeros y la incomprensión de sus familias (un perfil recurrente en la mayoría de la filmografía del director americano) y que entraña una moraleja que te deja con un regusto muy agradable y con una sonrisa cómplice.

«La historia lo demuestra: toda la humanidad comete errores.»

(*) Foto portada de Pexels.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario