Malcolm & Marie: luces y sombras de una pareja en Hollywood…

Malcolm & Marie son Zendaya (premio Emmy a la Mejor Actriz precisamente por «Euphoria»), quien interpreta a Marie y John David Washington («Tenet», «Infiltrado en el KKKlan») quien hace lo propio con Malcolm. Una pareja que tiene una acalorada discusión que prácticamente dura dos horas, y en la que podemos ver los ups and down de la misma, aderezada de un sinfín de reproches, y donde dos roles muy diferentes tratan de aproximarse en parte, a pesar de lo inevitable… No queremos haceros spoiler, así que no queremos adelantaros mucho más…. pero sí que os diremos que ambos están grandiosos y que el guión es impecable.

Dirigida por Sam levinson, Malcolm & Marie se rodó en la casa de vidrio ecológica Caterpillar House en Carmel, California, durante la pandemia y ¡en solo dos semanas!. Por supuesto, contaron con las máximas precauciones: todos ellos fueron puestos en cuarentena dos semanas antes de rodar, se les hicieron pruebas de COVID a todo el equipo y solo hubieron 12 personas en el set de rodaje, a quienes les hicieron controles de temperatura diarios, etc… Lo cierto es que fue todo un reto. Desde el pasado 5 de febrero está disponible en Netflix, y a nosotros además de habernos sorprendido para bien, nos ha gustado muchísimo. Y decimos sorprendido, porque sus ingredientes no son los más comunes: está rodada en blanco y negro, todo sucede en un solo escenario y únicamente cuenta con dos protagonistas. De ahí que su puesta en escena te remita a una obra de teatro de Tennessee Williams, aunque salvando las distancias, claro.

“Malcolm & Marie es una montaña rusa de emociones, que te atrapa desde el minuto uno hasta su desenlace, sin que puedas hacer nada por evitarlo.”

Como podréis comprobar cuando la veáis, el dinamismo de la cinta es tal, que os olvidaréis por completo del tiempo y solo tendréis ojos y oídos para tratar de empatizar con los protagonistas, oscilando en algunos momentos, hasta que la bola se pondrá a favor de uno u otro… Porque aunque aquí no hay un bueno o un malo, sin querer os posicionaréis con uno u otro, a pesar de que tienen estrategias diferentes debido a sus caracteres, y ambos tienen luces y sombras.

Lo fundamental del film son, como no podría ser de otra manera, las actuaciones de Zendaya y John David Washington. ¡Están increíbles! Hay una química entre ellos espectacular y no solo interpretan los diálogos de una manera intachable sino que consiguen apropiarse de ellos, dotándoles de un realismo, que va más allá de la película. Es cierto que a veces pecan de ciertos histrionismos, pero, no nos olvidemos que… «this is Hollywood». Y es que entre ellos se da un cocktail molotov tremendo cargado de vanidad, ego, dependencias, celos, inseguridades, miedos, malos entendidos, orgullo y mentiras… y todo ello hace imposible no caer en las redes de un combate dialéctico, excelentemente escrito.

Sin más, no podemos hacer otra cosa que recomendárosla.

PD: La banda sonora también vale la pena. Sobre todo el temas de James Brown «Down and Out in New York City».

Imperdible.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario