Aftersun, un hermoso y melancólico retrato sobre un padre y su hija

Esta semana fuimos al cine a ver «Aftersun», la preciosa película escrita y dirigida por la guionista Charlotte Wells – quien debuta en el largometraje con este film – y producida por A24.

«Aftersun» narra la historia de un verano memorable de un padre (Paul Mescal – conocido internacionalmente por la serie «Normal People» con la que consiguió un Bafta) y una hija (Frankie Corio) en Turquía. Unas vacaciones especiales recordadas por Sophie, 20 años después, a través de las cintas de video que ambos grabaron durante ese viaje. Un relato absolutamente conmovedor, que reflexiona sobre el paso del tiempo, sobre las relaciones con nuestros progenitores y la percepción que tenemos de ellos de niños, obviando que además de padres son personas que también sufren y son falibles.

“Sophie intenta conciliar la imagen del padre que conoció pero no supo comprender, a partir de sus recuerdos sobre ese verano.”

Actores imbatibles

Paul Mescal y la debutante Frankie Coro tienen interpretaciones sublimes. Y además de haber una gran compenetración entre ellos, ambos actúan con tanta naturalidad que tendréis la sensación de estar viendo una historia real.

Una película necesaria

Lo es por muchos motivos, pero sobre todo por la habilidad de Charlotte Wells a la hora de hilvanar los recuerdos, la mayoría de veces distorsionados por nuestra memoria y por nuestras creencias de entonces. En este caso, son los de una  mujer que recuerda esas vacaciones con su padre, aparentemente perfectas, pero donde sobrevuela un halo de tristeza difícilmente comprensible para la niña que era a los 11 años. Por ello, este viaje a través de grabaciones y recuerdos nos sirve a todos para empatizar muchísimo con nuestros padres y para comprender esa tendencia a recordar el pasado más bello de lo que realmente fue.

“Aftersun es una exploración sobre la memoria y la forma en la que la construimos.”

Una historia veraz y cargada de emociones

Esta historia está inspirada en la vida de Wells, quien también viajó con su padre a Turquía en los 90. Tal y como ella asegura, ha querido mostrar esta historia íntima para ahondar mediante su memoria de adulta los recuerdos que almacenó de niña. De ahí que «Aftersun» también sea una carta de amor a su padre, y un regalo que nos hace a los espectadores para profundizar en esos sentimientos y en esa conexión permanente imposible de borrar de nuestra memoria.

La sombra de la depresión

Otro de los aciertos de este film es que muestra las dos caras de alguien cuya existencia es una incógnita, pero del que se vislumbra que no está pasando un buen momento. Calum es un padre muy joven, que aparenta estar bien, pero que vemos que está roto, a pesar de que se esfuerza al máximo por mostrar su mejor cara a su hija, a quien adora y se aferra como único motivo para no derrumbarse.

De hecho, hay momentos en el que él se abre un poco y muestra de donde vienen sus fisuras, como cuando le cuenta a su hija que nadie se acordó de su decimoprimer cumpleaños, y que además su madre de enfadó tanto que le cogió de la oreja y le gritó a su padre para que bajara a elegir algo de la tienda de juguetes… Y también hay otras escenas demoledoras como en la que se le ve a él llorando solo en la habitación o sumergiéndose en el mar de noche e incluso las tomas en las que se ven sus libros de meditación o practicando ejercicios de Taichí, a los que recurre para encontrar ese equilibrio que anhela, pero que parece no darse.

Wells nos muestra los síntomas propios de alguien que no está bien y que está sufriendo un gran dolor. Alguien que quiere aparentar normalidad para no preocupar en este caso a su hija, pero que vive un infierno interior.

“Mientras el padre va haciéndose más pequeño, la hija madura y va siendo cada vez más consciente.”

Reminiscencias al cine de Sofia Coppola

Aunque «Aftersun» es única, hay aspectos que nos recuerdan al cine de Sofia Coppola. Ambas comparten el amor por los detalles, así como una gran sensibilidad, el gusto por contar historias reales de gran calado, y el uso de tempos ajustados a la vida real y de actores que parece que dejan de serlo para aportar la verdad necesaria que requiere la historia.

Premios

La película se presentó en el Festival de Cannes, donde ganó el Premio French Touch de la Semana de la Crítica. También ha ganado 8 galardones en los BIFA, premios de cine independiente británico (mejor película, dirección, dirección debutante, guión, dirección de foto, montaje y supervisión musical). Se aló con el de mejor dirección en los Premios Gotham, el de mejor producción de las Nuevas Olas en Sevilla y otros más en Sarajevo, Deaville y Munich.

Oda a los padres

Entre muchas de las cosas buenas que tiene esta película está el hecho de que te da respuestas y que resulta muy reveladora. Y es que como os avanzábamos, ayuda a comprender, más allá del vínculo filial, a los padres, a quienes probablemente no entendimos en su momento.

Imperdible.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario