Robot Dreams, el emotivo film de animación de Pablo Berger

«Robot Dreams» es el último film del cineasta Pablo Berger (Bilbao, 1963), ganador de un Goya por «Blancanieves». Se trata de una adaptación de la novela gráfica de Sara Varon, que narra una historia tierna y llena de mensajes esenciales con la que logra emocionarnos.

Sinopsis

Dog es un perro que vive solo en Manhattan. La soledad se le está haciendo bola hasta que un día decide comprar a través de la televisión un «amigo» robot, concretamente el «Amica 2000». En el momento en el que consigue darle vida, la suya cambia por completo. Recupera la alegría, la ilusión y las ganas de vivir, y se convierten en inseparables.

Sin embargo, tras un día épico en la playa de Ocean Drive, en Coney Island, Robot, se queda inmóvil y, con gran pena, Dog se ve obligado a abandonarlo en busca de ayuda…

Amistad, soledad, amor incondicional y segundas oportunidades

«Robot Dreams» es ante todo una película sobre el amor y la amistad en un mundo donde el individualismo y la soledad son una pandemia. Por ello, resulta tan tierna y necesaria.

Además, y sin ayuda de diálogos, consigue que nos sumerjamos en las emociones que pueden llegar a sentir tanto Dog como Robot. Ambos viven la pérdida de manera diferente, pero los dos quedan «marcados» por ella. Uno se obsesiona por buscar la manera de recuperar a su amigo, y el otro, incapaz de moverse físicamente, aguarda a ser «salvado», mientras sueña despierto, escapando a un lugar mejor…

Esta historia nos hace reflexionar sobre la pérdida y cómo lidiamos con ella, así como con la frustración e impotencia que conlleva; también sobre las expectativas y, más tarde, sobre el perdón y sobre «saber soltar». Porque a veces las circunstancias cambian de tal manera, que dejar lo que nos hace felices en el momento presente por tal de recuperar lo que en un momento pasado nos provocó lo mismo, no siempre es la mejor opción o al menos no la única.

En este caso, Dog intenta ser feliz, aunque sin mucho convencimiento, y siempre comparando injusta e inevitablemente a sus nuevos amigos con su amigo ideal: Robot, quien representa a ese ser perfecto y generoso que está siempre ahí cuando se le necesita y que lo da todo sin pedir nada a cambio. Pero un buen día, y sin apenas darse cuenta, consigue dejar a un lado la idea de volver a encontrar a su preciado amigo del pasado, y se permite dar y recibir amor por parte de uno nuevo. Esto le hace sentir muy bien y recupera la esperanza, hasta que un recuerdo muy potente que solamente tenía con Robot vuelve a encender la espita por poder recuperarlo…

“Una narración sin diálogos, donde el amor, la ilusión por compartir y el dolor por la pérdida son los protagonistas.”

Pablo Berger y la novela gráfica de Sara Varon

Cuando Berger leyó la novela gráfica de Varon se emocionó tanto que supo que debía hacer una adaptación cinematográfica de la misma.

Su principal reto fue aprovechar su experiencia con actores para construir personajes que transmitieran verdad y que sobre todo no sobreactuaran, ya que esa era su obsesión. Y no solo lo ha logrado y Sara Varon ha quedado fascinada con el resultado, sino que además se ha superado al hacer un excelente, tierno y conmovedor film de cine animado y además mudo.

Un homenaje al Nueva York de los 80

Curiosamente, los abuelos de Berger vivieron 15 años en EE.UU, y su tía nació allí y luego abrió una academia de inglés en España. Eso provocó que él pasase muchos veranos en Nueva York y que siendo muy joven hablase inglés con fluidez. Su idilio con esta ciudad continuó y con 25 años se instaló en ella gracias a una beca.

“Estudié en la escuela de cine más prestigiosa, antes de Internet y los móviles. Dábamos talleres con Sidney Lumet, Arthur Penn o Abel Ferrara.”

La historia original no tiene lugar en el Nueva York de los 80’s, ya que esto es algo de la cosecha de Berger, quien ha querido rendir homenaje a una ciudad con la que tiene y ha tenido muchos vínculos, y en la que residió durante una década. De hecho, en la Gran Manzana también conoció a su mujer, Yuko Harami, con quien ha tenido a su hija, Akio.

“También me sentí solo. Me encantaba pasear por Central Park y alquilar pelis en el videoclub de Kim. Me rompieron el corazón y volví a enamorarme. Hice amigos, y los perdí.”

September, el hit de Earth, Wind & Fire

«September» es el tema central de la cinta, y le va al pelo, ya que la historia empieza en septiembre y dura un año. Además de aportarle ritmo, la letra contextualiza lo que está sucediendo.

Ya os avisamos que se os meterá en la cabeza y durante unos días estaréis tarareándola sin daros cuenta…

Los premios

– Festival de Cannes 2023 – Sección Oficial (Special Screenings)

– Festival Internacional de Animación de Annecy 2023 – Gran Premio Contrechamp

– Festival de Toronto 2023 – Centrepiece

– Festival de Sitges 2023 – Premio del Público (Sección Oficial)

– European Film Awards 2023 – Nominada a Mejor Película de Animación

– Premios Forqué 2023 – Ganadora al premio de Mejor Largometraje de Animación

– Premios Feroz 2024 – Nominación a Mejor película de comedia, Mejor música original y  Mejor cartel

– Premios Goya 2024 – 4 Nominaciones: Mejor película de animación, Mejor guion adaptado (Pablo Berger), Mejor música original (Alfonso de Vilallonga) y Mejor montaje (Fernando Franco)

– Premios del Cine Europeo EFA 2023 – Ganadora del Premio a Mejor película europea de animación.

“La animación no es un género, es cine, un medio para contar historias.” G. del Toro

Os recomendamos muchísimo que vayáis a verla. Consultar cartelera.

(*) Imágenes proporcionadas por BTEAM Pictures.


 BACK


 BACK TO TOP