Entrevista a Martina Matencio aka Lalovenenoso

Martina Matencio aka @Lalovenenoso rezuma sensibilidad por todos los poros de su piel. Basta con entrar en su perfil de Instagram para sumergirse en ese belleza tan particular que ella crea, en esa mirada tan única y en esa atmósfera tan íntima, donde los juegos de luces y la piel son los protagonistas, y de la que no querréis salir… Y es que Martina mira bonito, y lo inmortaliza para nuestro deleite.

Con motivo de la publicación de su nuevo libro «Martina, tengo que hablar contigo» (Lunwerg), donde narra una historia de amor y desamor real contada a través de sus sensuales fotografías y WhatsApps, charlamos con ella, y esto fue todo lo que nos contó. Pasen y lean.

¿Qué querías ser de pequeña?

De muy pequeña ¡quería ser profesora! pero por el simple hecho de poder enseñar a los demás, aunque más tarde recuerdo que pensé que quería tener una tienda de ropa interior jajaja pero eran ideas que me pasaban de largo por la cabeza.

Si te soy sincera, nunca he sido mucho de pensar en mi futuro o de mirar a largo plazo.

“Exactamente no sé que quería ser, pero desde muy pequeñita me levantaba todos los domingos a dibujar y me creaba unos cuadros que ahora los veo y ¡no lo creo!”

Ahora nunca pinto, pero sabía que crear era lo mío, crear era mi alivio y aún sigue siéndolo.

¿Cuál es el origen de tu nickname en instagram “lalovenenoso»?

Mi primer nombre en Instagram era: Lovenenoso, de Love (amor) y veneno, quería unir dos palabras que representar la vida y en dos idiomas distintos, así que se quedó en Lovenenoso, pero me cerraron la primera cuenta y no pude volver a conseguir ponerme el mismo nombre, así que añadí el «La» delante y quedó en LALOVENENOSO :)

Desde los veinte años la fotografía es tu modo de vida. ¿Qué puedes contarnos de todo ese camino vital y profesional? ¿Fueron duros los comienzos? ¿Cuáles fueron tus principales pros y contras?

Para mí no ha sido duro… Obviamente al principio todo cuesta más, desconoces, tienes miedo, pero yo simplemente fui haciendo. Recuerdo ir a fotografiar eventos, ir de ayudante en alguna boda… Ahora miro atrás y ¡madre mía, cuántas fotos he hecho! Pero la verdad que poco a poco y sin apenas darme cuenta llegué a un lugar donde me sentía bien, y a partir de ahí fui encontrando mi camino.

“Nunca he sido mucho de plantearme nada, sabía que la fotografía era mi vida, estaba tan segura de ello que no dudé, trabajé al compás del tiempo, disfrutando y supongo que sufriendo también.”

Pero como yo siempre digo… el sufrimiento me ha dado mi trabajo, no es que trabaje sufriendo, pero vacío mi dolor haciendo fotos, así que digamos que mi dolor me ha dado mi trabajo, y como sufrir siempre se sufre…

Estudiaste fotografía en la escuela Serra i Abella de Barcelona, y la verdad es que nosotros somos muy fans de tu mirada, de tu sensibilidad y de cómo logras trasladar emociones a través de tus fotos. ¿Siempre tuviste claro que el foco de tu arte debía reflejar la delicadeza del alma femenina?

Estudié en Serra i Abella, donde me enseñaron cosas técnicas… el resto lo aprendí con el tiempo o más que aprender, lo descubrí, lo experimenté, lo sentí… Vi lo que me gustaba, lo que me llenaba, y al final yo me muevo por mis deseos.

“Fotografiaba lo que me gustaba, ponía la mirada en mi deseo, en esa delicadeza femenina, que tal vez yo no podía encontrar en mí.”

¿Cuándo descubriste que querías dedicarte a la fotografía?

“A los 16 supe que quería hacer fotos para siempre, aunque no tenía ni idea si me dedicaría profesionalmente.”

¿Cómo definirías tu estilo? Y ¿Qué referencias artísticas o personales te han inspirado para conseguir tu estética tan particular?

Lo definiría auténtico y sobre todo con sentimiento. Pienso que mis fotos gustan porque están hechas de realidad, de mis sentimientos que al fin y al cabo es algo en común con todos los humanos.

“No tengo referencias artísticas, consumo mucho instagram.”

Conozco nuevos artistas, me encantan los libros de fotografía, pero no tengo referentes clave, voy empapándome de todos los artistas.

¿Eres de las que colecciona y usa muchísimas cámaras de fotos o eres fiel a una cámara y a un modelo concreto?

¡Soy fiel a mi cámara! jajaja aunque obviamente tengo bastantes cámaras analógicas, pero para trabajar siempre disparo con la misma.

En 2017 publicaste tu primer libro «Tus ojos, mis manos» (Stendhal) con la actriz Alba Ribas. ¿Qué recuerdas de aquella colaboración y de tu primera incursión en el mundo literario?

Fue algo maravilloso. Quiero y admiro mucho a Alba, así que imagínate… Además, sacar tu primer libro siempre es algo que sólo puede hacerte sonreír.

¿Cómo surgió la idea de tu libro «Martina, tengo que hablar contigo»?

Surgió de sacar todo lo que escribo, de mostrar, de vaciar… Tenía muchas conversaciones de WhatsApp, muchos textos, notas en el móvil… Creo que con todo lo que tengo, puedo sacar 3 libros más jajaja

Durante el confinamiento, mientras viví con 2 amigas mías, Tai y Mónica, pude escribir más y hablamos muchísimo del amor… Digamos que tuve tiempo para pensar e inspirarme.

“Este libro no es nada más que un trozo de mi vida, una conversación conmigo misma…”

Pienso que siempre estamos hablando con nosotros mismos aunque la conversación sea con otra persona, de ahí el titulo, que aunque me lo escribió una persona, siempre acabo hablando conmigo.

¿Es real esta historia de amor y desamor que narras a través de las sensuales fotografías y mensajes de whatsapp?

Es súper real. No me he inventado nada.

¿Qué ha supuesto para tí crear y publicar este libro?

La despedida real de mi padre, que murió hace dos años. Se lo dedico a él y si lees la última frase del libro entenderás que, es muy difícil despedirse de la vida de alguien, pero que por suerte aún nos queda el cielo para poder imaginar.

¿Qué significa para tí instagram? ¿crees que es una herramienta imprescindible para dar visibilidad a tu proyecto o por contra es algo que no te interesa demasiado?

¡Es una herramienta maravillosa! Una red dónde puedes compartir tu trabajo y ¡lo puede ver cualquier persona del mundo! Lo único que no llevo bien es la censura, ya que incluso me condiciona a la hora de fotografiar, y eso no me gusta, ¡me da mucha rabia! Pero me sale de manera inconsciente. Si no fuera por eso, a mí me encanta. También tengo que decir que, aunque tenga seguidores, no soy una obsesionada. Me gusta, lo disfruto, me sale trabajo, conozco a personas… me lo tomo como algo positivo o al menos por ahora :)

Fotógrafos de todos los tiempos a los que admiras…

Me quedo con Frank Horvat.

¿En qué estás trabajando en estos momentos?

En una colaboración que he hecho con @grainclothing :) ¡qué veréis dentro de muy poco! y que me hace muy feliz.

¿Con quién (artistas, personaje o marca) te gustaría trabajar?

Me gustaría trabajar con Pedro Almodóvar, hacer algún cartel de alguna película suya o de Amenabar.

¿Qué 3 libros, 3 pelis o series y 3 canciones nos recomiendas?

Libros: «Shangay baby» o «Dias sin ti» de Elvira Sastre.

Pelis: «Youth» de Sorrentino o «Los amantes del Circulo polar» de Julio Medem.

Canciones: Cualquiera de Sigur Rós o Julia (Deep Diving) o Paspatou de Parra for Cuva.

Lugar favorito en el que perderte…

Lanzarote :)

(*) Fotos: Martina Matencio.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario