El arte surrealista de María Melero

María Melero es una ilustradora muy poco convencional. Sus ilustraciones son un buen ejemplo de ello, ya que María usa el arte como catalizador de sus emociones. De ahí que sus creaciones vayan más allá de la estética, y estén repletas de simbolismo y de una pátina de profundidad y surrealismo, que van directas al inconsciente y que hacen que te pierdas en ellas.

Publicó su primer libro, «La Cura», con la editorial Jekyll and Jill, donde narra la aventura iniciática de una heroína que debe enfrentarse a sus miedos para renacer. Un tema constante en toda su obra.

También ha llevado a cabo diferentes exposiciones en diferentes ciudades de todo el mundo. En agosto de 2017 expuso en Chicago, en la galería del fotógrafo John Maloof (Vivian Maier), y tiene pendiente la presentación de su documental/video arte «Tierra y flores», que debido a la pandemia ha quedado postergada.

Para conocerla mejor, pasen y lean.

¿Qué querías ser de pequeña?

Quería ser pedagoga y antes de terminar la ESO quería estudiar Literatura, otra de mis grandes pasiones.

¿Cómo te diste cuenta que querías dedicarte al arte?

Yo andaba siempre pintando y dibujando y me aconsejaron que hiciese el bachillerato de arte. No lo terminé, pero al final mira.

Has dicho que utilizas el arte como catalizador de tus sentimientos. Cuéntanos más al respecto.

Bueno, no creo en el arte si detrás de la obra no hay un discurso.

“Mi herramienta es el arte, no me interesa hacer una pintura con el fin de que quede bonita en tu casa con una plantita al lado.”

Bueno puede ser, pero no es la intención. Si algo me pasa, la pintura es el canal, menos mal.

Tienes un estilo bien definido a pesar de que tus trazos puede representar desde naturalezas muertas, gatitos, flores… O incluso escenas más gore. ¿Qué es lo que más te gusta pintar y en qué terreno te sientas más cómoda?

“Me gusta contar cosas sobre todo, a través de la simbología, eso implica que a veces haya escenas un poco gores, pero es con lo que más cómoda me siento, es la vida misma, el dolor y los procesos…”

Estudiarse y conocerse, llegar abajo y ser capaz de volver a subir. Todo eso me gusta representarlo con animales muertos que luego renacen, con sangre y corazones rotos, serpientes, flores marchitas o flores naciendo, etc.

¿Hay algún hilo conductor entre todo lo que haces?

Precisamente lo que hablábamos antes, vaciarme.

Principales artistas de todos los tiempos, vivos o muertos, a los que admiras…

Botticelli, Rogier Van der Weyden, Frida kahlo, Danny Fox, Henri Rouseau, David Macho, Maruja Mallo, Hannah Höch, Teresa Ramón, Morandi, Pablo Benzo.

Tienes pensado hacer otro fanzine como “Tragedia y gatetes”?

Tengo pensado sacar uno en 2021. Hace tiempo que no hago un fanzine y lo echo de menos. Este que tengo en mente creo que va a ser precioso.

¿En qué estás trabajando en estos momentos?

En estos momentos estoy trabajando con una clienta que vive en París. Ella quiere que todo lo que hay en su casa, esté pintado por mi y yo encantada. Estoy flipando, porque nunca me había pasado algo así.

¿En qué momento vital estás? (Y no solo por el monotema Covid-19)

“Estoy en un momento en el que quiero ser muy consciente de cómo puedo actuar para ayudar al sector del arte y la artesanía y al pequeño comercio.”

Éste tema ya está muy trillado, pero aún así no lo llevamos a cabo. Quiero hacerlo de verdad y por ahora creo que lo estoy haciendo bien. Me hace sentirme genial y además me he dado cuenta de que ahora compro cosas que tienen un valor real, y eso es maravilloso.

A tu faceta de ilustrar, se suma la de realizadora de documentales como lo que hiciste en “Tierra y flores”. ¿Cómo te has sentido en este papel? ¿Tienes previsto hacer más proyectos en esta dirección?

Es muy estresante la verdad, pero me encantó hacerlo. Tengo muchísimas ganas de estrenar «Tierra y flores». Ese proyecto ha sufrido muchas trabas, y cuando por fin parecía que iba a salir, llegó el Covid. Pero está ahí guardado y con ganas de salir en cuanto todo esto pase.

No descarto volver a usar el Video arte o documental en un futuro, es otra forma preciosa de contar cosas, pero por ahora no está en mis planes.

¿Hay algún soporte en el que te sientas más cómoda ilustrando?

El papel es mi favorito, aunque me encanta experimentar y usar todo tipo de soportes. Pero reconozco que ese momento en el que pongo el papel encima de la mesa o en el caballete, babeo.

¿Se puede vivir de la ilustración?

“Se puede vivir de la ilustración, pero es complicado. A mí me costó muchos años.”

Tienes que amar este trabajo para aguantar todo lo que conlleva este trabajo y más si eres freelance, pero también es precioso. La constancia, el esfuerzo y la pasión, al final te llevan a algún sitio, seguro.

Lugar favorito en el que perderte…

Vejer de la Frontera.

Un sueño

Publicar mi próximo libro y trabajar con músicos en alguna gira.

(*) Artworks by María Melero.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario