Dopesick y la crisis de los opioides en EE.UU

«Dopesick: historia de una adicción» es una miniserie de Hulu que puede verse en Disney+, y cuyo argumento se centra en el caso de Purdue Pharma y la gran crisis de los opiáceos en EE.UU a causa del famoso analgésico OxyContin, que obligó a Donald Trump en octubre de 2017 a declararla emergencia sanitaria.

Desde finales de los 90 han muerto más de medio millón de personas y ha convertido en adictos a dos millones de ciudadanos.

Danny Strong es el creador de esta serie, la cual está inspirada en el libro de Beth Macy que lleva por título«Dopesick: Dealers, Doctors and the Drug Company that Addicted America». Cuenta con Barry Levinson, Michael Cuesta y Patricia Riggen como directores y un gran reparto encabezado por Michael Keaton, Peter Sarsgaard, Michael Stuhlbarg, Will Poulter, John Hoogenakker, Kaitlyn Dever y Rosario Dawson.

Esta historia narra un engaño asombroso. Cogieron una droga altamente adictiva y la comercializaron como una droga milagrosa.

Mentiras y adicción

Aunque Purdue situase el nivel de adicción de OxyContin por debajo del 1%, se confirmó que era una falacia que provocó muchísimas muertes y adictos en las zonas obreras y precarias, mientras supuestamente prometían la panacea: calmar el dolor crónico producido en parte por el fuerte trabajo físico.

“La campaña de marketing consistió en dirigirse a personas de bajos ingresos que podrían ser más receptivas a sus técnicas de persuasión en regiones que eran más fácilmente susceptibles a ellas.

Y justo eso, que la catástrofe afectase principalmente a zonas más vulnerables y pobres, fue lo que hizo que el engaño se prolongase en el tiempo, ya que no se hizo apenas publicidad sobre sus estragos en estas comunidades… Food for thought.

Asimismo, y aunque como os adelantábamos, esta crisis se fue fraguando en 1999, la gran tragedia se abordó hace apenas cuatro-cinco años, cuando la dimensión del problema se hizo imparable y ya no fue posible ocultar el número de muertes y adictos.

En el 2000, OxyContin ya era famoso y en 2001, después del 11S, hubo una broma en los pasillos de Purdue Pharma donde decían que al menos el 11S les había sacado de las portadas de los periódicos.

Por ello, la serie ahonda en el origen de esta tragedia: la corrupción provocada por el tráfico de influencias en los niveles más altos del Gobierno de Estados Unidos, en el Congreso y en el Departamento de Justicia de este tipo de compañías, quienes anteponen sus intereses económicos y su poder a la salud de las personas.

Las diferentes historias que se cuentan en Dopesick ponen los pelos de punta y muestran las estratagemas de la farmacéutica para convencer y ganarse la confianza de médicos y pacientes, aunque eso significase jugar con su salud a partir de la prescripción de esta supuesta droga milagrosa que provoca nefastos efectos: muerte o adicción.

En 2020 Purdue se declaró en bancarrota y asumió su culpabilidad en la crisis de opioides, pero eso alejó la llegada de indemnizaciones a los afectados, a pesar de que la farmacéutica llegó a un acuerdo de 8.300 millones de dólares con el Departamento de Estado…

En definitiva, os recomendamos que la veías, porque retrata muy bien una historia real que por desgracia sucedió recientemente, y porque además es un gran ejercicio de reflexión y de crítica a un sistema sanitario, que está claro que no funciona, y a un capitalismo salvaje que aniquila a los más pobres, sin escrúpulos y con total impunidad.

(*) Declaraciones de Danny Strong.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario