Isern Serra diseña el nuevo HQ de GIGI Studios en Sant Cugat

Isern Serra ha diseñado las nuevas oficinas generales de GIGI Studios, la marca de gafas barcelonesa con proyección internacional creada por Patricia Ramo.

El espacio está ubicado en Sant Cugat del Vallés y consta de una planta diáfana y amplia en forma de O de casi 1000 m2. Está distribuida en 5 áreas principales: Open Space 1 y 2, Showroom, cocina, despachos y sala de reuniones.

El concepto parte de la idea de un espacio que transmita los valores de la marca y a su vez sea un espacio sereno, cálido y elegante, que conceptualmente se acerque a la idea de estudio y se aleje del concepto de oficina tradicional. Y todo eso sin perder la practicidad y la funcionalidad. Todo un reto que ha sido excelentemente resuelto y donde sobre todo apetece estar.

Creatividad al poder

La idea principal que quiso transmitir el estudio de arquitectura de Isern Serra a este evocador entorno es la creatividad. De ahí que cada elemento, cada rincón y todo el proyecto arquitectónico y de interiorismo se haya confirgurado desde este prisma. Un buen ejemplo, es la gran pieza de acero inoxidable con forma circular que da la bienvenida. Es toda una declaración de intenciones, y con ella se busca generar sorpresa y fascinación por parte del visitante.

“Todos los elementos se han diseñado a medida como si fuesen pequeñas obras de arte.”

El proyecto tiene dos accesos, cada uno de ellos da a una zona de bienvenida, que a la vez tiene diferentes usos: como zona de descanso o para reuniones improvisadas e incluso como un espacio de brainstorming.

Open space 01

En este caso, la premisa fue la de no llenar esta área de mesas de trabajo, ya que lo que buscaban era generar ritmos y espacios más domésticos y humanos.

Para ello, crearon zonas centrales que dinamizan el proyecto y que permiten tener un pulmón en la oficina. Y cada una de ellas se ha concebido a partir de un gran elemento escultural creado para los trabajadores puedan darle diferentes usos.

Asimismo, el imponente gran sofá circular de acero inoxidable, que se realizó a medida, funciona como una pieza escultórica.

Este elemento, además, tiene una doble funcionalidad: por un lado, actúa como un espacio acogedor para charlar en su parte interior, y por otro, su perímetro sirve como área de trabajo o almacenamiento de libros de diseño.

Aquí también se encuentra la zona de diseño. En este caso, el mobiliario ha sido diseñado a medida con hormigón encofrado in situ. Una mesa de trabajo y una mesa más alta también conforman este espacio junto a los taburetes Nuta de Mobles 114, iluminados por perfiles LED de Lluria.

Esta zona queda delimitada por un mueble también hecho a medida, que guarda toda la tipología de lentes que los diseñadores usan.

Open space 02

Es este área el elemento singular es un gran banco de obra en forma de C y que está ubicado en el centro del espacio. Gracias a un juego de cortinas que permite dar más o menos privacidad.

“El banco de obra es un elemento hecho insitu que remite a la artesanía y a la tradición, dos conceptos muy arraigados a la marca.”

Las mesitas se diseñaron a medida y se complementan con una pieza también de carácter escultórico como la Boa Pouf diseñada por Sabine Marcelis para HEM.

El showroom

Una apertura círcular con los cantos redondeados dan paso al showroom, el espacio más único del proyecto.

El espacio de estética minimalista se divide en dos zonas, zona de exposición y zona de reunión. Por un lado, destacan dos grandes mesas escultóricas formadas por una cubierta de hormigón sobre una roca de travertino romano, tallada por los artistas de la cantera Barbany.

“Destacan dos grandes mesas escultóricas formadas por una cubierta de hormigón sobre una roca de travertino romano tallada por Barbany.”

En el techo se han realizado unas oberturas circulares que dan luz al espacio y le aportan un toque futurista. En el fondo hay una pared donde un mueble de obra sirve de expositor en formato grada.

En la fachada, un conjunto de sillas modelo Rolly Polly de Driade sirven para reuniones improvisadas. Y la zona de reuniones se crea alrededor de una mesa diseñada a medida con sillas de la marca Detjer. Junto a ellas, un mueble retroiluminado muestra el resto de la colección. Otro elemento singular es el mueble de espejo que esconde una gran pantalla.

La cocina

La cocina se pensó como un espacio de reunión, que remitiese un ambiente doméstico y mediterráneo, donde apeteciese estar y que fomentase el diálogo entre las personas y el descanso.

En este caso, optaron por crear una gran isla de hormigón acabada en microcemento e iluminada con lámparas Head Hat de Santa&Cole. Se trata del elemento principal de la cocina, junto a dos grandes mesas comunales que se diseñaron expresamente para el proyecto, así como los taburetes.

Los despachos

La zona de los despachos se solucionó con un túnel curvado, donde se integra un sofá nicho a la pared. Estos son los únicos espacios cerrados más pequeños, pero que por contra disponen de las mejores vistas.

En lo que respecta al mobiliario, escogieron la silla Cesca para la mesa y la silla Wassily chair de Knoll y la lámpara de Bellhop de Flos para generar un rincón de lectura agradable y muy inspirador.

La sala de reuniones principal

La sala de reuniones principal se pensó priorizando la luz del sol y las vistas a las zonas verdes, y está presidida por una gran mesa de hormigón. Para aligerar «su peso» optaron por seleccionar la escultórica y bella silla FF Chair de Friends and Founders.

Como podréis comprobar, el estudio de arquitectura de Isern Serra ha vuelto a crear un proyecto muy inspirador, un dream place en toda regla que funciona como oficina y/o showroom para recibir a sus clientes.

Ficha técnica:

Autor: Isern Serra.
Jefe de equipo: Aasheen Mittal.
Dirección de Arte fotografía: Aasheen Mittal.

(*) Fotos: Salva López.

BACK
BACK TO TOP