Entrevista a Cecilia Tham, fundadora y directora de Futurity Studio

Cecilia Tham es una de esas personas cuyo talento, creatividad y energía la convierten en una auténtica renacentista. Ha hecho y sigue haciendo mil cosas. Y es que Cecilia ya va por su quinta empresa, es la fundadora y directora de Futurity Studio, un estudio de investigación y desarrollo de diseño con sede en Barcelona; es profesora adjunta senior en la Parsons New School Global Executive Master for Strategic Design and Management y profesora visitante para el Programa de Innovación Social en Toulouse Business School; fue becaria en los prestigiosos y altamente selectivos Programas de Soluciones Globales en Singularity University en 2017, y actualmente trabaja para la NASA; también recibió la prestigiosa beca itinerante Wheelwright y el premio Faculty Design Award de la Universidad de Harvard. Por si esto fuera poco, también es experta en estrategia de productos en Google Developers Group y Google Sprint Master certificada. Ha sido mentora en Google Launchpad, Startupbootcamp IoT &Data, Numa y Harvard Innovation Lab. Y ha formado parte de varios consejos ejecutivos de asesores como Barcelona Global, SWAN (Womens Angels Network) y del Ayuntamiento de Barcelona. También ha dado charlas en TEDx (en 4 ocasiones) y en el World Mobile Congress, entre otros. Es colaboradora habitual del diario L’Econòmic.

Aunque su CV sigue y sigue… lo mejor es que leáis la entrevista y compréis la entrada para las conferencias de este viernes, donde se encuentra la suya, que tendrá lugar ver su charla a las 18:20 h. Cecilia nos hablará del futuro.

Tu carrera muestra que estás en constante evolución. De hecho, tus experiencias y habilidades son muy diversas … ¿Hay algo en común en todas ellas?

Me encanta arreglar y resolver cosas. Me encantan los buenos desafíos (soy extremadamente competitiva, y no en el buen sentido… jajaja). Pero amo el amor, amo los opuestos. Estudié biología (ciencia) + arquitectura (arte / ingeniería) y luego me convertí en emprendedora. Viví en Macao (portugués + chino), Estados Unidos y España.

«Cuando las cosas son opuestas, tanto tú como tu cerebro os veis obligados a interpolar. Es como un músculo mental, que se contrae y se ejercita. Cuanto más opuesto sea, más difícil resultará ejercitarlo.»

Y esto es algo que ¡me encanta!

Tu CV es impresionante y tu formación es muy extensa y variada. Por poner un ejemplo, te has graduado en Arquitectura por la Universidad de Harvard y has estudiado Biología en la Universidad de Emory. ¿De qué manera ha contribuido a todo este conocimiento tan diferente en tu profesión?

Mis estudios me han moldeado enormemente. La arquitectura me enseñó a encontrar la superposición entre la lógica, el rigor y la estética. Ningún otro campo que yo conozca requiere ese tipo de pensamiento complejo. La biología me enseñó a ser crítica y a razonar de forma interativa. Todo ello, unido a mi experiencia como emprendedora, me ha permitido hacer lo que hago ahora: un futuro sintetista. Un sintetista es lo opuesto a un analista. Es decir, un analista desmonta las cosas una a una para examinarlas, mientras que un sintetista es alguien que combina diferentes elementos para formar un nuevo todo.

Teniendo esto en cuenta, lo que hacemos en Futurity Studio es justo esto segundo: extraemos puntos de datos, evidencias y su historial, y todo ello lo sintetizamos para tener una imagen de lo que sucederá en el futuro y de esta manera, poder diseñar para esos futuros.

Eres profesora adjunta senior en la Parsons New School Global Executive Master for Strategic Design and Management y profesora visitante para el Programa de Innovación Social en Toulouse Business School. ¿Cómo te sientes al estar en el otro lado enseñando innovación y tecnología?

«Una de las cosas que más me gusta de la enseñanza es todo lo que he aprendido de los estudiantes. Constantemente obtengo nuevas ideas de ellos.»

Me muestran qué es lo último en cultura, de su mundo particular, su perspectiva… Definitivamente es un intercambio de aprendizaje bidireccional. Lo que también es muy interesante es que enseñando, estoy al mismo tiempo en el campo de la tecnología y la innovación, y a su vez, estoy viendo cómo estas tecnologías están impactando en los estudiantes: desde las llamadas de zoom, a las plataformas de aprendizaje como EdX, al cerebro-computadora. Todas esas interfaces que ayudan a los estudiantes a concentrarse me sirven para obtener retroalimentación directa sobre cómo ellos responden a estas tecnologías.

Eres la fundadora y directora de Futurity Studio, un estudio de investigación y desarrollo de diseño con sede en Barcelona. ¿Qué tipo de proyectos lleváis a cabo?

Futurity Studio es un estudio e Innovación, Investigación y Diseño. Ayudamos a los equipos de innovación a analizar, eliminar riesgos y desarrollar oportunidades a través de la construcción de futuros basada en evidencias. Nuestros proyectos se basan profundamente en nuestra investigación y son rigurosos en el diseño. Por un lado, hacemos un análisis extenso sobre cuatro variables, que son el futuro del comercio (comercio autónomo) y el futuro de la alimentación (Foodturity), ambos temas enfocados en liderar el camino hacia el consumo responsable. También está el futuro de la neuro (NeIUro) y el futuro de la igualdad (Equalab). Estos dos se centran en crear tecnología humana y equitativa. A continuación, y con todos los análisis que extraemos de estos Labs, creamos escenarios futuros. Eso significa que diseñamos y prototipamos artefactos futuribles, que posiblemente podrían convertirse en nuevos productos, nuevos servicios o nuevos modelos de negocios, que pueden ayudar a nuestros clientes a trazar una hoja de ruta hacia un futuro mejor para sus empresas, sus clientes y para el planeta.

«Actualmente estamos trabajando con organizaciones como la NASA, el Programa Mundial de Alimentos y Corporaciones para construir mejores futuros más rápido.»

¿Podrías asegurar que en cierta manera has creado nuevas categorías profesionales?

Probablemente. Muchas veces las empresas tienen dificultades para comprender cómo se ve el futuro, por lo que mi trabajo consiste en extraer y analizar información relevante a partir de ciertos datos, evidencias y puntos de datos históricos. De esta manera, consigo proyectarlos en el futuro para luego crear productos y servicios en este futuro. En definitiva, se trata de crear el espacio y la creación de hojas de ruta para que las empresas puedan tener una estructura clara en la estrategia de ese futuro en particular.

¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de tu trabajo?

Me encantó mi primera incursión en Makers of Barcelona trabajando y haciendo foco en crear un colectivo de «hacedores». También fue muy gratificante montar mi segunda empresa: FabCafe, que nació para convertirse en el lugar donde las personas de todas las edades y disciplinas pudiesen encontrarse y fabricar con las herramientas digitales todo aquello que antes pensaban imposible, en una atmósfera creativa y llena de sinergias.

«Una de las razones por las que me gusta hacer cosas es porque es muy gratificante. Cuando creo algo, aumenta mi autoconfianza.»

Te uniste a Alpha Telefónica en 2018, una fábrica de moonshots para hacer del mundo un lugar mejor, como tecnóloga social senior y sintetista de futuros. ¿Qué puedes contarnos al respecto?

Antes de unirme a Alpha Telefónica, me aceptaron en el prestigioso programa Singularity University Global Solution Program, y estuve tres meses en el Centro de Investigación Ames de la NASA junto con 90 participantes extremadamente talentosos, con los que aprendí sobre el uso de ‘deep tech’, que engloba a aquellos descubrimientos o innovaciones científicas y tecnológicas que tratan de mejorar el mundo que habitamos, así como solucionar el cambio climático. Después de aquello, decidí que quería centrarme en esta área en particular, y apareció Alpha Telefónica. Me pidieron unirme al equipo de ideación, asumiendo el rol de Tecnólogo Social Senior, para trabajar en soluciones tecnológicas con el fin de atender los desafíos globales. Lo cierto es que trabajé con increíbles personas y organizaciones.

¿Qué suponen para ti las redes sociales? ¿Ha visto el dilema social?

Tengo una adolescente de 14 años que está constantemente en las redes sociales, así que he querido que ella sea consciente y esté al tanto del problema. Asimismo, considero que aunque creo que existe un problema masivo en nuestro uso de las redes sociales, lo que no podemos hacer es simplemente dejar la responsabilidad de la tecnología en manos de estos gigantes tecnológicos. Sobre todo porque no están alineados con las necesidades de los consumidores, que somos nosotros, y está claro que esta brecha entre lo que quieren ellos y lo que queremos nosotros va a existir siempre. Se trata de intereses…

Aún así, creo que el problema es mucho más profundo que las redes sociales. Creo que nuestro problema está muy arraigado en el capitalismo, y que actualmente tenemos un modelo de consumo que simplemente no es sostenible. Si te fijas en los objetivos de las redes sociales, lo que están tratando es de llamar tu atención, para poder vender más anuncios y poder vender más cosas. Todo está impulsado por nuestro modelo capitalista.

«Necesitamos cambiar la forma en que consumimos. Ahí está la raíz que causa este problema, y esto es algo en lo que estamos trabajando.»

Has creado múltiples empresas como MOB, Makers of Barcelona, ??una comunidad de coworking colaborativo, FabCafé o allwomen.tech, una escuela de capacitación en inteligencia artificial creada para mujeres y por mujeres para construir la próxima generación de mujeres y tecnología. ¿Cómo es posible poder gestionar tantos proyectos a la vez? Y ¿qué consejo le darías a alguien que quiere emprender?

La verdad es que me encanta crear nuevos proyectos y montar empresas. Tengo que decir que he tenido mucha suerte, porque todas estas empresas se han construido a lo largo de los años, y definitivamente no son trabajos que haya hecho yo sola, pero sí junto a una comunidad. Me gusta concebir las ideas y luego darle estos proyectos a otras personas aún más talentosas para que puedan llevar estas empresas aún más lejos. Tanto FabCafe como allWomen se iniciaron en MOB, y actualmente están dirigidos por ex colaboradores / empleados de MOB.

Para los emprendedores en ciernes, les diría que necesitan aprender rápido. Mucha gente habla de fracasar, pero creo que lo que realmente quieren decir es que hay que maximizar el aprendizaje en un tiempo mínimo. Y eso es por lo que deben luchar los emprendedores. Existe una cosa llamada trimtab, que se trata del timón en un avión o en un barco. Ejerciendo poca fuerza en este timón contra la corriente, puedes cambiar completamente la dirección del avión o del bote. La razón por la que lo menciono es porque es una mentalidad que todos podemos adoptar. Es decir:

«¿Cómo podemos realizar los mínimos esfuerzos para obtener los máximos resultados, especialmente ante la adversidad? Estos 2 marcos mentales son mis principales mantras como emprendedora.»

Eres muy reconocida en tu profesión, has dado muchas charlas por todo el mundo y tus proyectos han sido premiados. ¿Cómo te sientes al respecto?

No creo que sea muy conocida… pero lo cierto es que trato de tener la mayor presencia pública posible, porque la realidad es que no hay apenas representación de mujeres en los puestos de liderazgo. Esto es algo por lo que lucho y que me apasiona.

¿Sigues algún proceso creativo para poder abordar tantos proyectos?

Mi proceso creativo definitivamente no es lineal, no es singular y no es unilateral. También creo que el proceso creativo es muy personal y muy diferente si trabajo sola o con un equipo o con clientes. Es un proceso en constante evolución.

¿En qué estás trabajando en estos momentos?

Algunas de nuestras ideas más maduras son: 

Botbot, un bot para un consumo responsable sin esfuerzo (no publicado todavía); Blur:  ProtestwareFrictionless Kitchen: una interfaz para el intercambio de bienes de forma autónoma entre el hogar y la infraestructura de entrega, que incluye transporte aéreo, terrestre o subterráneo; Tomeato: harinas plantables, utilizando andamios vegetales para el cultivo de carne.

¿Cómo te está afectando esta pandemia? ¿Cuál es tu actitud ante estas circunstancias excepcionales y sus efectos?

COVID hizo lo siguiente: sacó lo mejor y lo peor de la gente. También cambió los límites de lo que es aceptable para las personas y las empresas; forzó la adopción de algunos cambios y eliminó los excesos innecesarios.

«Nos recuperaremos. No será exactamente como era antes (porque no era sostenible). Tenemos que hacerlo mejor.»

¿Puedes adelantarnos sobre de qué vas a hablarnos en el Blanc! Fest?

Hablaré sobre cómo hacer el futuro :)

Lugar favorito de Barcelona en el que perderte…

Collserolla.

Un libro, una peli y una canción que te gustaría recomendarnos…

Un libro: «x + y Manifiesto matemático para repensar el género».
Una película: «In the mood for love» de Wong Kar-wai.
Una canción: «Bach: The Goldberg Variations» (álbum de Glenn Gould).

Un sueño…

Me gustaría poder tener un sueño lúcido.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario