Artchimboldi Menorca, un retiro único para empresas, cerca de la naturaleza

Anna Truyol es la fundadora de Artchimboldi Menorca, un proyecto que procede de un concepto con el que lleva trabajando más de 15 años, y cuyos valores son Con los mismos valores son funcionalidad, sencillez, belleza y creatividad. De hecho, tras su experiencia en Barcelona, ha decidido trasladarlo a esta maravillosa isla con un espacio que conjuga el trabajo y la convivencia.

Convertir un espacio colectivo o de empresa en una nueva forma de trabajar de manera más eficiente, en un entorno inspirador que favorece la creatividad y el bienestar.

Sus dos espacios en la Ciudad Condal se caracterizan por su calidez y atención al detalle, que mejoran las relaciones y la convivencia, y eso es algo que ha querido trasladar a su nuevo proyecto en Menorca: un retiro para empresas, cerca de la naturaleza, y diseñado para convivir en armonía.

“Menorca conserva su autenticidad, cuenta con una naturaleza muy próxima y accesible, y aporta un ritmo muy diferente al de la ciudad.”

Artchimboldi Menorca está ubicado en la primera escuela de niñas de Sant Lluís, un pequeño pueblo situado al sudeste de la isla. Un edificio catalogado, construido en 1900, pero completamente abandonado. La obra la ha llevado a cabo la arquitecta menorquina, Emma Martí, y junto a Anna Truyol han diseñado juntas este nuevo espacio creativo inspirado en los nuevos valores de empresa y en su experiencia personal como creadora de universos singulares y coach grupal.

Mínima intervención y mucha historia

El objetivo de Anna Truyol y Emma Martí fue el de una intervención mínima, no invasiva, que permitiera conservar la historia, las vivencias y el alma del espacio. En un ejemplo, las paredes de marés, llenas de imperfecciones, se dejaron en su estado original y se pintaron de blanco para conservar la textura del muro.

Para poder conseguir unos espacios diáfanos, definidos por el carácter de sus materiales y especialmente por sus volúmenes, se eliminaron todos los elementos que no eran propios del edificio original. Esta primera intervención dio como resultado dos espacios diáfanos, distribuidos en dos plantas, muy amplios y luminosos que permiten introducir los elementos esenciales para el nuevo uso. La finalidad de la intervención ha sido la de obtener espacios de trabajo cálidos, acogedores, que inviten a compartir y que incentiven a la creatividad y la apertura de mente.

La planta baja se planteó como espacio de estar y cocina con salida a un patio exterior. El interior cuenta con mobiliario de cocina proyectado a medida en madera lacada y una combinación de mesas de diferentes formatos, diseño de Artchimboldi, que unidas crean una superficie extensa para comidas, reuniones y zonas de trabajo. Una pizarra de 4×4 metros diseñada por las responsables del proyecto y fabricada a medida, es un guiño al pasado del edificio y es un rasgo característico de Artchimboldi, una pieza inesperada que despierta ilusión, participación y creatividad. Una estantería de anticuario da la bienvenida al interior, y una zona de estar con pufs permite crear un acogedor espacio de relajación y lectura. Una vez en el exterior, el patio cuenta con una piscina de obra diseñada por Emma Martí y revestida con microcemento color blanco roto.

Todas las instalaciones están concentradas en la zona de cocina y baños, desde la planta baja hasta la planta cubierta. La aparición de los refuerzos en el techo de la planta baja con vigas Fink fue una decisión tomada durante la obra, una vez se suprimieron los tabiques.

Se han mantenido los techos, resultando espacios de hasta seis metros de altura, de vigas y listones de madera y entrevigado de cuartos de marés. Esta altura se enfatiza con intervenciones de varios objetos: una gran lámpara de techo o el tubo de evacuación de humos de la chimenea que sube hasta cuatro metros. En la planta baja, se optó por un pavimento de hormigón pulido, que no buscaba un acabado perfecto.

La planta superior está proyectada como un espacio de descanso. Al inicio del proyecto se plantearon varias habitaciones con lavabo, pero no dejaba de ser una intervención convencional. Basándose en la filosofía creativa de Artchimboldi, se optó para desarrollar ocho cubos-dormitorio fabricados con pino de Flandes, dos dobles y seis individuales, vestidos con futones de algodón y lana ecológica, sábanas y cortina de lino. Una escalera permite acceder al techo de los cubos, donde también se puede dormir. Un espacio bajo la cama permite guardar maletas, zapatos y objetos personales. Este espacio de almacenamiento, junto con una estantería diseñada por Anna Truyol y fabricada a medida, permite simplificar y flexibilizar los usos del mobiliario. En la planta primera se conservaron los diferentes pavimentos existentes que dibujan las diferentes estancias del edificio original.

La cubierta se rehabilitó por completo, impermeabilizándola, aislándola térmicamente y generando entradas de luz hacia la planta primera.

“El proyecto se basa en recuperar y potenciar el carácter original del edificio; y en la de realizar una intervención totalmente diferenciada, utilizando la madera de pino como nueva textura del proyecto.”

Artchimboldi Menorca pretende crear un oasis desde el cual los directivos de empresa puedan alejarse del día a día y reconectar con el propósito de la compañía, sus valores y el crecimiento personal de sus empleados.

“Artchimboldi Menorca es un espacio que ofrece un paso más en esta nueva cultura de empresa aportando belleza, funcionalidad y creatividad en un marco natural y humano tan especial y singular como es el menorquín.”

Ficha técnica

Localización: Sant Lluís, Menorca. Autores: Anna Truyol, de Artchimboldi (www.artchimboldi.com / Instagram @artchimboldi) y Emma Martí Arquitectura (www.emmamarti.com / Instagram @emmamarti_arquitectura). Arquitectura técnica: Manel Alzina Sintes. Promotor: Artchimboldi www.artchimboldi.com. Constructora: Construcciones Virfin SL. Carpintería: Biniarroca SL. Fecha de finalización del proyecto: Junio 2020. Superficie construida: 230 m2. Colaboradores: Cristina Pons (Agente Norte).

(*) Fotos by Pol Viladoms (www.polviladoms.com / Instagram @polviladoms)


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario