Scenes from a marriage: bocados de realidad que duelen

Este lunes acabamos de ver el último episodio de «Scenes from a marriage» de Hagai Levi, quien ya hizo un análisis minucioso y pormenorizado del matrimonio en The Affair. Se trata de una adaptación de la serie que dirigió Ingmar Bergman en 1973. En esta ocasión, sus protagonistas son Jessica Chastain y Oscar Isaac, y lo cierto es que sobresale por sus magistrales interpretaciones.

Sin querer haceros spoiler… sí que os diremos que a lo largo de los 5 episodios que componen esta serie, se recorren lugares comunes y se abordan temas presentes en las relaciones de pareja, que escuecen y agitan como son el amor, el odio, el deseo, la confianza, la monogamia, la monotonía, el matrimonio y el divorcio. Pero lo más interesante es que sirven de invitación para que profundicemos y reflexionemos sobre los mismos.

La trama

En «Scenes from a marriage» los protagonistas son Mira, una ejecutiva de éxito que viaja muchísimo y Jonathan, un profesor universitario que adopta el rol de cuidador de la hija que tienen en común, desafiando por completo al arcaico modelo patriarcal de familia.

La historia de esta pareja empieza con una entrevista en su casa, que les realiza una periodista que está haciendo un reportaje sobre las parejas que justamente no responden al modelo tradicional de familia. Y es ahí, en los primeros compases de esta miniserie, cuando se percibe cierta incomodidad y desconexión entre ambos…

Tras esas conversaciones en las que Jonathan pone sobre la mesa pensamientos que difieren por completo con los de Mira, se van sucediendo escenas de la vida diaria de estas dos personas que se aman muchísimo, pero cuya relación se encuentra en horas bajas por diferentes motivos…

“El capitalismo y la cultura del consumo ha creado a propósito estas expectativas irracionales de que el matrimonio tiene que estar siempre basado en pasión, sexo y continua intensidad emocional, cuando en realidad eso solo ocurre cuando la relación es una novedad.” Jonathan

La cruda realidad

«Scenes from a marriage» es tan directa y honesta, que es imposible que no os sintáis identificados en algún momento. Porque hayáis estado o no casados, lo que está claro es que una relación de pareja para por muchas fases, y aunque pueda parecer que el amor lo cura todo, hay circunstancias relacionadas con el trabajo, la falta de comunicación y de dedicación al otro, así como la pasividad al dar por supuesto que al haber un compromiso ya esta todo hecho, que pueden llegar a dinamitar la relación de manera fulminante.

Dicho esto, lo que veréis en esta serie son las idas y venidas de una crisis de pareja, que ven como su proyecto sentimental y familiar se resquebraja de manera inexorable…

Diálogos geniales y reveladores

Además de la fotografía, de la estética de la serie, la cual es muy teatral, y de esa mezcla entre realidad y ficción que aparece como antesala en cada episodio, lo mejor de «Scenes from a marriage» son los diálogos. Son exquisitos, y en ellos se condensan las complejidades del amor, las relaciones, las infidelidades, la maternidad y la paternidad, la conciliación laboral, el deseo y la separación.

“En la era de la sociedad narcisista de consumo que alienta a uno a buscar constantemente la autorrealización y la libertad superficial, también vale la pena recordar cuán traumática es una separación, generalmente, en el curso de la vida humana.” Hagai Levi

Ni héroes ni villanos

Esto es algo que realmente hace a esta serie diferente de otras. Hagai Levi no juzga y consigue que nosotros tampoco lo hagamos, incluso cuando aparezcan situaciones que activen vuestros prejuicios y/o puntos de dolor. Por ello, nuestra recomendación es que os abstraigáis por completo y veáis más allá. Porque en «Scenes from a marriage» hay mucha profundidad y muchas capas. Por ello, olvidaros de demonizar y/o elogiar a uno o al otro… La clave para comprender todo les sucede a sus protagonistas reside en los detalles…

“Esta es una historia de amor: dos personas que se salvaron mutuamente cuando se conocieron, que murieron juntas durante su convivencia y que no pueden dar su relación por vencida, incluso cuando han tocado fondo.”

Muy recomendable.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario