Nieva en Benidorm, el nuevo film de Isabel Coixet

«Nieva en Benidorm» es la nueva película de Isabel Coixet, rodada en Benidorm y protagonizada por el gran Timothy Spall y la carismática Sarita Choudhury.

El film, escrito y dirigido por la cineasta catalana, narra la vida de un hombre solitario y rutinario, cuya vida carece de todo encanto, y cuya obsesión son los fenómenos meteorológicos, quien un buen día se ve obligado a jubilarse anticipadamente. A pesar de resistirse, decide ir a ver a su hermano a Benidorm, ciudad en la que vive. Pero nada más llegar, la incertidumbre, el misterio y las sorpresas, incluso las no deseadas, hacen acto de presencia y consiguen que su mente rígida y metódica cortocircuite. Y es que todo lo que vive y acontece se escapa de su control y no le queda más remedio que vivirlo… No os vamos a desvelar más, porque no queremos haceros spoiler.

Además de tener un trama inquietante, podréis disfrutar de una dirección de fotografía excelente, capaz de retratar el exotismo y el bizarrismo de la ciudad de Benidorm, su increíble geografía y su mezcolanza de británicos, jubilados y publico variopinto que acude a este destino para celebrar despedidas de soltero, entre otras cosas.

«Nieva en Benidorm» es un thriller romántico, que a su vez es una oda a la vida, al momento presente, al aquí y al ahora, a nuestra impermanencia… Un viaje que se toma su tiempo para que su protagonista sea capaz de salir del letargo en el que anda inmerso y se dé una oportunidad, por rocambolesca o incoherente que parezca.

Ya en cines.

Lo mejor:

Descubrir que Sylvia Plath pasó la luna de miel (1956) con su marido Ted Hughes en la localidad alicantina.

“Después de una hora de viajar en autobús a través de montes desiertos de arena roja, huertos de olivos y matorrales, todo tan típico, vi aquel mar azul centelleante, la limpia curva de sus playas, sus inmaculadas casas y calles –todo, con una pequeña y relumbrante ciudad de ensueño–, sentí instintivamente, igual que Ted, que ése era nuestro lugar”, Silvia Plath
Lo peor:

Las actuaciones de algunos actores se ven impostadas, y en algunos momentos el ritmo de la película se hace demasiado denso.

(*) Fotos: Zoe Sala Coixet.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario