SOLO Pezo: una imponente casa brutalista en Matarraña

Solo Pezo es el primer proyecto construido del programa Solo Houses, la primera colección de arquitectura en Europa promovida por la pareja de galeristas Christian Bourdais y Eva Albarrán, y en la que 12 estudios de arquitectura internacionales han sido invitados a crear casas secundarias en un contexto donde la naturaleza y la experiencia arquitectónica conversan de forma espectacular. Por ello, cada una de las viviendas es una obra artística, y Solo Pezo es un buen ejemplo de ello.

Sitio: solo-houses.com
Dirección: Matarraña (Teruel)

Esta casa de estilo brutalista que parece sostenida en el aire, ha sido proyectada por los arquitectos chilenos Mauricio Pezo y Sofia von Ellrichshausen. Es una de las 15 casa vacacionales que formarán parte de esta evocadora iniciativa que aúna arte, arquitectura y paisaje, ya que lo que todas ellas tienen y tendrán en común es que están inmersas en la exuberante naturaleza. Su construcción finalizó en 2013.

“Experiencias arquitectónicas donde sentir el placer de la desconexión en sintonía con la naturaleza…”

Pezo Von Ellriscshausen Architects

Este estudio de arquitectos fue fundado en Buenos Aires en 2001 por Mauricio Pezo y Sofia von Ellrischausen, y un tiempo después se mudaron a Concepción en Chile, donde comenzaron a explorar los vínculos inextricables entre el arte y la arquitectura. Su manera de conceptualizar espacios nos recuerda que la calidad de los proyectos no está en los grandes discursos, sino precisamente en los pequeños detalles y aproximaciones.

“Una de las premisas de los arquitectos fue crear una casa que permitiese disfrutar al máximo de las excelentes vistas.”

Pezo Von Ellriscshausen Architects ha ganado numerosos premios como el Rice Design Alliance Prize en 2012 o el Emerge MCHAP Prize en 2014, entre otros. También fueron elegidos curadores del Pabellón de Chile de La Biennale di Venezia en 2008.

Un emplazamiento único

Solo Pezo se encuentra en Cretas, en la comarca aragonesa del Matarraña, al borde del Parque Natural «Los Puertos de Tortosa-Beceite» en Matarraña (Teruel), uno de los lugares más bellos y desconocidos de España. Y su majestuosa belleza se debe a su apariencia escultórica, monolítica, simétrica y hometética, como si se tratase de una casa del árbol pero de hormigón – rasgo de identidad del trabajo de esta dupla chilena -, llena de luz gracias a todas sus transparencias y con la particularidad de que parece estar suspendida en el aire.

“Una de las claves de esta casa simétrica y geométricamente nítida es el concepto mediterráneo de atrio.”

La vida sucede alrededor de un patio también elevado

Por si esto fuera poco, la vida de la casa gira en torno a un patio interior al aire libre presidido por una preciosa piscina cuadrada, cuya visibilidad también es posible desde el acceso de la casa, desde abajo, donde está la sala de máquinas y su fotogénica escalera de caracol. Da igual que sea verano o invierno, porque su simple presencia asegura un stendhalazo constante.

Alrededor de la misma, y como si se tratase de un reloj, se encuentran los diferentes espacios: una cocina, una salón y dos dormitorios, uno de ellos doble. Todas ellas presididas por grandes ventanales que se pueden abrir totalmente al exterior hasta convertirse en terrazas.

Las vistas desde cualquiera de ellas son maravillosas, ya que están por encima de las copas de los árboles y dan la sensación de estar flotando sobre ellos.

“El patio es núcleo de la casa según la tradición mediterránea.”

“El paisaje ya no es un límite, sino un horizonte.”

Esta percepción se consigue gracias a que la construcción se apoya en equilibrio sobre un zócalo ciego, consiguiendo que, dependiendo de donde nos encontremos, la casa desaparezca entre el follaje o, por el contrario, sea visible desde la distancia.

Asimismo, las cuatro estancias son independientes entre sí y se traban mediante cuatro terrazas abiertas en sus esquinas.

Un acceso muy original

A Solo Pezo se accede de dos maneras: a través de un sendero recto en pendiente hasta toparnos con una escalera bicéfala impresionante; o recorriendo una larga ristra de escaleras, también de hormigón (un acceso que no os recomendamos) hasta llegar a la citada escalera bicéfala.

“Se accede a las estancias por un doble túnel que rodea la piscina central.”

La misma está en la planta baja y da acceso a la casa a través de una de las dos puertas visibles. Una vez se cruza el umbral se puede ver la parte inferior de la piscina, ya que su estructura es transparente. Para subir a la parte de arriba, donde está las zonas habitables, hay que hacer por una escalera de caracol de hormigón bellísima, y que da acceso al patio, desde donde se tiene acceso a todas las dependencias. Por ello, la iconografía de referencia sería la de «la casa del árbol», un faro o un edificio industrial.

Mobiliario y objetos de diseño

La vivienda está decorada por prestigiosas firmas de diseño como USM,Gaggeneau, Santa&ColeFredericiaNani MarquinaArtek, Bang&OlufsenFlosCueroThe Needo o Kvadrat. Predomina un estilo minimalista pero muy acogedor y confortable.

Bodega Venta d’Aubert

Las antiguas «Ventas», pequeñas construcciones que servían como lugares de descanso, casas de comidas y hospederías, desaparecieron hacia finales del siglo XIX.

Entre ellas se encontraba la Venta d’Aubert, en la ruta histórica que unía Tortosa con Alcañiz y Zaragoza.

Con la llegada de los vehículos motorizados y el ferrocarril, estas regiones del interior se despoblaron, perdiendo las «Ventas» su propósito comercial, incluida la vibrante Venta d’Aubert. Sin embargo, en 1986, una pareja suiza la rescató, devolviéndole su esplendor. La propiedad, antes abandonada, fue transformada con nuevos viñedos y una moderna bodega.

Su entorno está repleto de paisajes llenos de contrastes, con los picos más altos en torno a los 1400 m y los más bajos a 300 m de altitud. Su gran proximidad al mar, a tan sólo 80 km de la costa, y su cercanía a Cataluña y Valencia han otorgado a la comarca un papel fundamental en la histórica ruta comercial que unía las tierras del interior y el Mediterráneo, desde Zaragoza hasta Tortosa.

“La bodega cuenta con 18 hectáreas de viñedos ubicadas dentro del proyecto de arquitectura contemporánea Solo Houses.”

La Venta d’Aubert fue recuperada a mediados de los 80 para iniciar un proyecto pionero en viticultura ecológica por sus primeros propietarios suizos. En 1995 se construyeron las instalaciones de la nueva bodega, que se amplió en 2001, conservando el tradicional edificio de piedra de la «Venta» como espacio de degustación y venta de vino, rodeado de viñedos y bosque.

Summer Solo Group Show III

Solo Summer Group Show es una exposición colectiva comisariada por Albarrán Bourdais en el terreno de Solo Houses, que busca integrar el arte con la arquitectura y el paisaje, permitiendo a artistas contemporáneos de primer nivel trabajar otros formatos en relación con el entorno. Cada dos años se diseña un recorrido de casi 2 km, en el que los visitantes se encuentran con las obras y proyectos de grandes artistas en lugares inesperados en plena naturaleza.

“Nuestra visión de la galería de arte va más allá del white cube.”

Tras haber inaugurado SSGS I y II, actualmente se puede disfrutar de la tercera edición, formada por un nuevo recorrido, punteado por obras de arte, que forma un diálogo permanente con la naturaleza, que nos invita a frenar, contemplar y despertar nuestra consciencia en relación con el paisaje que nos rodea, desde las viñas centenarias, los campos de olivos y los bosques de carrasca. ¡Es impresionante!

El recorrido nos lleva por caminos y paisajes muy diversos y cada obra crea su ecosistema.

Próximamente publicaremos artículo sobre este proyecto artístico tan estimulante. Stay tuned!

Asimismo, en esta ocasión hicimos este roadtrip con el Modelo 01 de Lynk & Co, que es un híbrido enchufable (con una autonomía eléctrica de hasta 75 km), y que sobre todo resulta comodísimo para trayectos largos. Sus asientos con tapicería de econyl, un nailon regenerado fabricado a partir de sedales reciclados y otros residuos plásticos, son igual de confortables que los de un sillón de gamer, y además de ser un coche muy silencioso, cuenta con un montón de detalles que hacen que el viaje sea mucho más ameno: desde un equipo de música estupendo, un práctico espacio de carga inalámbrica y puertos USB, una pantalla de 12,7″ que actúa como ordenador central y que es súper práctica, ya que tiene todo lo que podamos imaginar y más, un techo solar panorámico, y un sistema de climatización avanzado con control automático de dos zonas, que resulta ideal para esta época del año.

La verdad es que lo disfrutamos muchísimo, y de nuevo se convirtió en el mejor compañero de viaje. Así si estáis interesados, tenéis que saber que está disponible en diferentes modalidades dependiendo de lo que vayáis buscando: compra, renting, suscripción o car sharing. Hey ho le’s go!

(*) Fotos: Ely Sánchez.


 BACK


 BACK TO TOP