Recomendaciones literarias para Sant Jordi

El 23 de abril es uno de nuestros días favoritos del año. Se celebra el Día del Libro y Sant Jordi, y si habéis estado en Cataluña durante esas fechas – y en pre pandemia, claro – veréis que las las inundan puestos de libros y rosas para celebrar en este caso los libros pero también el amor.

Dicho esto, nos recomendamos estas 10 nuevas lecturas que esperamos que os gusten. ¡Allá vamos!

«La tiranía sin tiranos» de David Trueba (Anagrama)

Este ensayo de David Trueba os lo recomendamos muchísimo. Se trata de una reflexión sobre nuestra vida y sociedad actual, donde se cuestiona sobre cuánto de todo esto – avances, esperanza de vida, solidaridad y ternura… – responde a la inercia de los tiempos y cuánto satisface un diseño de negocio ajeno al interés colectivo.

“El tiempo se ha convertido en la excusa perfecta del despotismo. Vamos a ahorrarle tiempo. La ansiedad actual consiste en vernos inoculados por el virus de la impaciencia, por la duda de si estamos infrautilizando algún minuto de nuestra preciosa existencia.”

«Monstruas y centauras» de Marta sanz (Anagrama)

Se trata del cuaderno del número 12, de la nueva colección de cuadernos de Anagrama, y en el mismo Marta Sanz nos obliga a revisar nuestra cultura y nos invita a reflexionar sobre la misma, así como a reivindicar la lucha feminista, abstrayéndola de su comercialización por parte de un capitalismo que lo puede absorber todo, tratando de comprender cuál es el camino hacia la igualdad.

“Estas páginas se componen con el jugo gástrico en el que he digerido el Me Too, la carta de las intelectuales francesas y la huelga feminista de 2018. Son reflexiones dispersas y posibles vías de trabajo.”

«La buena voluntad» de Ingmar Bergman (Fulgencio Pimentel)

Este libro fue concebido como un epílogo al filme «Fanny y Alexander» y se convirtió en serie de televisión y largometraje por Bille August como «Las mejores intenciones» (ganador, a su vez, de la Palma de Oro en Cannes). De ahí que «La buena voluntad» sea considerado el título más importante de la obra de Bergman como escritor. Esta novela indaga en las pasiones humanas, un rotundo testimonio de la conducta de hombres y mujeres que Bergman aprovecha para revisar y fijar la nómina completa de sus obsesiones: la incomunicación, los secretos, la mentira, la culpa, las relaciones de poder en el seno de la familia, el vértigo sexual, la convivencia en pareja, la esperanza (o la fe) y su pérdida. Y el rencor, como incesante y mórbido baile de máscaras.

“En verdad, vivo continuamente dentro de mi sueño y hago visitas a la realidad.”

«Revancha» de Kiko Amat (Anagrama)

A Kiko Amat le leemos siempre. Nos encanta su capacidad para involucrarte inmediata e irremediablemente en todas sus historias. Es como una canción de los Ramones. Empieza fuerte y estalla y además te atrapa en un bucle infinito hasta que llegas a su última página. Como podréis comprobar, «Revancha» es una novela adictiva, violenta y vertiginosa, que habla de venir del lugar equivocado, de delincuencia, de rabia y reparación, de amor y venganza. Un libro rebelde, lleno de vulgaridad y belleza, dolor y humor, escrito con la máxima adrenalina.

“Mi revancha es contra la cultura solemne, la intelectualidad pija y el enrollismo.”

«Breve manual de urbanidad» de Fran Lebowitz (Tusquets editores)

Amamos a Fran Lebowitz. Esa es la verdad. Y tenemos la suerte de contar en nuestra biblioteca particular con sus cuatro libro. Este en concreto, Fran Lebowitz se entretiene aconsejando al tipo que vive en cualquier ciudad a vivirla con la mayor dosis de neurosis posible e invitándole a amarla, no a pesar de sus problemas, sino precisamente por ellos.

“Piensa antes de hablar. Lee antes de pensar. Eso te dará materia de reflexión sobre tus limitaciones – una sabia iniciativa a cualquier edad, pero más a los diecisiete años, cuando corres mayor riesgo de llegar a conclusiones preocupantes.”

«El viajero más lento» de Enrique Vila-Matas (Anagrama)

En este libro se viaja por tres geografías distintas (el extranjero, el barrio, el lento viaje de un intelectual), se visita un museo de máquinas solteras, se habla de la importancia de no llamarse Ernesto, se entrevista a Salvador Dalí, se cuestiona seriamente la existencia de Borges, se duerme en casa del librero más tacaño de Alemania, se arruina guateques con la ayuda de Boris Vian, se viaja de forma cauta y lenta, de modo radicalmente… «El viaje más lento» es justo eso: un viaje por una colección de artículos y ensayos literarios del gran Vila-Matas.

“Decía Walter Benjamin que importa poco no saber orientarse en una ciudad pero que perderse, en cambio, en una ciudad como quien se pierde en el bosque, requiere aprendizaje.”

«El fin del amor» de Tamara Tenenbaum (Seix Barral)

Este libro explora qué sucede cuando el matrimonio o la pareja monógama ya no son un objetivo vital, como lo fue para nuestros padres. Desde el valor de la amistad hasta la cultura del consentimiento, pasando por la maternidad, la soltería y el poliamor. Una especie de celebración del fin del amor romántico y una nueva propuesta que logre que de sus cenizas salga un amor mejor, que haga más libres a hombre y mujeres.

“Todos llegamos como extranjeros al mundo del deseo y sentimos que nunca vamos a terminar de aprender el idioma. Este libro no es un diccionario ni un manual de comportamiento, pero quizás pueda funcionar como una bitácora de viaje.”

«Feria» de Ana Iris Simón (Círculo de tiza)

Feria es una oda salvaje a una España que ya no existe. La que cabía en la foto que llevaba su abuelo en la cartera con un gitano a un lado y al otro un Guardia Civil. Un relato deslenguado y directo de un tiempo no tan lejano en el que importaba más que los niños disfrutaran tirando petardos que el susto que se llevasen los perros. También es una advertencia de que la infancia rural, además de respirar aire puro, es conocer la ubicación del puticlub y reírse con el tonto del pueblo. Un repaso a las grietas de la modernidad y una invitación a volver a mirar lo sagrado del mundo: la tradición, la estirpe, el habla, el territorio. Y a no olvidar que lo único que nos sostiene es, al fin, la memoria.

“Las ferias habían dejado de tener sentido porque la vida se había convertido en una.”

«El Método Ikigai» de Héctor García y Francesc Miralles (Aguilar)

¿Sabéis ya cuál es el ikigai? Significa «razón de ser» o «pasión de nuestra vida» en japonés. Y Héctor García y Francesc Miralles nos ayudan a encontrar el nuestro y a potenciarlo para que inspire todos los aspectos de nuestra existencia. Para conseguirlo, este libro propone 35 rutas, con ejercicios prácticos. Muy interesante. 

“Tomando como ejemplo la cultura japonesa, nos muestran cómo encontrar nuestro propósito vital y hacer con pasión todo aquello que nos gusta y satisface.”

«La anguila» de Paula Bonet (Anagrama)

Carne, mucha carne, cartas, memoria, poesía, amor, maltrato, amistad, desengaño, primeras veces, familia, manchas, aprendizajes, abortos, miedo, inocencia, arte, sexo, sangre, excesos, nuevas ilusiones y Chile… La anguila te atrapa y se apodera de ti y te agarra sin remedio, secuestrando todos tus sentidos.

“La anguila también es un testimonio alejado de la rabia, del enfado, de la tristeza, del haberse sabido víctima. Es un texto que trata asuntos muy siniestros y complejos, pero que está lleno de amor por el cuerpo, por la herencia, por otras personas, por la pintura…”


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario