«No siento nada» de Liv Strömquist y el posible fin del amor…

Últimamente estamos leyendo muchísimo y lo cierto es que no nos da tiempo a escribir las reseñas de nuestras últimas lecturas. Sin embargo, esta en concreto no queríamos pasarla por alto.

«No siento nada» (Reservoir Books) es el nuevo cómic de Liv Strömquist (Lund, Suecia, 1978), autora de «El fruto prohibido» – en el que hablaba sobre historia cultural de la vulva – y de «Los sentimientos del príncipe Carlos» – donde derriba los mitos sobre las emociones asociadas a roles masculino y femenino en la sociedad occidental -, a través del cual trata un interesantísimo tema como es el amor en la actualidad y hacia donde se dirige. Un asunto que también aborda Iñaki Gabilondo en la docuserie que os recomendamos hace unas semanas.

Pero… empecemos por el principio…

¿Existe el amor verdadero? ¿Qué le está pasando al amor? ¿Por qué es tan difícil enamorarse? ¿Por qué las historias casi siempre acaban fatal?

Con rigor documental y mucho sentido del humor, Liv Strömquist analiza cómo funcionan las relaciones en estos tiempos de capitalismo tardío. Con la ayuda de la socióloga Eva Illouz, los filósofos Byung-Chul Han, Nietzsche, Kierkegaard, Sócrates y Platón, la escritora y poetisa Hilda Doolitlle, el psicoanalista, psicólogo social y filósofo Erich Fromm, además de versos de Emily Dickinson y del poeta sufí Rumi, así como la cantante Beyoncé, Leonardo DiCaprio, Sarah Jessica Parker, Cameron Diaz, los PitufosEl Principito de Saint-Exupéry y muchos más, busca respuestas y reflexiona sobre ese algo que todos anhelamos en mayor o menor medida y que parece que ahora resulta un imposible.

“Vivimos en una época donde se exalta el individualismo… Es bueno en parte, pero esta manera de enfocarse en uno mismo también afecta a la relación con otras personas.”

De ahí que este cómic resulte un recorrido muy ameno e interesantísimo por recovecos que tocan asuntos como las expectativas, el patriarcado, el narcisismo, la exaltación desmedida del yo, la evitación del compromiso, las relaciones actuales, las aplicaciones y las redes sociales, el capitalismos, la facilidad de conocer a alguien independientemente del lugar donde resida, nuestra necesidad de tenerlo todo bajo control, etc… Todo suma y todas estas historietas nos ayudan a desanudar y digerir mejor este temazo…

Y es aunque ahora pueda resultar más fácil conocer a personas mediante apps y RR.SS, lo cierto es que esa facilidad es a su vez un handicap y una fórmula rápida que, si no se gestiona bien, promueve el «consumo» de personas como si se tratasen de objetos que deban satisfacernos por encima de todo. Y el amor no va de eso, porque tal y como asegura Strömquist, es algo que simplemente sucede y que sobre todo se parece a un momento de efervescencia emocional difícil de gestionar. Por supuesto, y tal y como ella puntualiza muchísimas veces a lo largo del libro, hay casos y casos, pero opta por generalizar porque de lo contrario sería una enciclopedia y no un ensayo sobre el amor y las relaciones en la sociedad en la que vivimos.

“Cuando podemos definir con antelación ciertos criterios y deseos en las apps de contactos, le damos la espalda a la antigua visión romántica del amor como de ‘caída’ inesperada, y de alguna forma es como si volviésemos a una especie de matrimonio de conveniencia.”

Curiosamente, lo que motivó a Liv Strömquist a escribir este cómic fue la incredulidad y curiosidad que sentía al ver como Leonardo Di Caprio no paraba de tener relaciones con mujeres que respondían a un mismo perfil – siempre más jóvenes que él y en su mayoría modelos – y era incapaz de conectar con ellas a largo plazo, comprometerse e ir más allá, en una sociedad donde ante todo y sobre todo importas tú y tus necesidades, y cuando éstas se cumplen, entonces ya nos preocupamos por el otro.

Erich Fromm sostiene que, por desgracia, hoy no practicamos el arte de amar, sino que nos centramos en cómo podemos hacer que nos quieran.”

Así que la historia del actor se convirtió en esa espita necesaria para desarrollar los diferentes temas que aparecen en estas 170 páginas de reflexión, sabiduría, crítica y opinión sobre la concepción del amor en estos tiempos, sobre las nuevas formas de concebirlo, en las que en ocasiones los sentimientos quedan en un segundo plano, sobre la independencia y nuestra libertad para decidir estar con alguien sin las ataduras de antaño, sobre tener o no descendencia, o sobre nuestra obsesión por entenderlo todo y tenerlo bajo control, entre otros muchos temas…

Eva llouz asegura que cuando racionalizamos los sentimientos y las experiencias amorosas, esto provoca que la intensidad emocional del sentimiento amoroso se debilite.”

Byung-Chul Han dice que las consecuencias de no dejarse herir, transformarse y correr riesgos en el amor son que uno permanece igual y busca en el otro solo la confirmación de sí mismo.”

Otro punto que plantea Liv es el de que vivimos en una sociedad que premia el rendimiento y el poder, y esto es algo que también se ve reflejado en las relaciones amorosas. Es decir, podemos crear una relación feliz, sin elementos negativos, gracias a nuestra propia conducta. Y esto, justo esto, puede provocar el sentimiento de que muchas personas sientan que si no les va bien en el amor la culpa sea suya, haciéndoles responsables de «ese fracaso». Algo injusto y absurdo.

Sin más, ya que no queremos desvelaros todos los asuntos que plantea Strömquist, lo mejor es que os hagáis con un ejemplar. Nosotros lo devoramos en un día…

«No siento nada» es una obra lúcida y evocadora sobre un tema de permanente actualidad, sobre el que siempre es interesante reflexionar.

(*) A la venta en las librerías de tu barrio. Y si no lo tiene, seguro que podrás encargarlo.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario