De vidas ajenas, un libro de Emmanuel Carrère

Emmanuel Carrère es un escritor que nos fascina. Galardonado en 2017 con el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, y en 2021 recibió el Premio Princesa de Asturias de las Letras, sus libros te calan sobremanera, y de hecho, poco a poco vamos a ir recomendándoos muchos de ellos.

En esta ocasión, se trata de «De vidas ajenas». Un libro intenso como él y que devoraréis ipso facto sin poder remediarlo. Trata sobre la vida y la muerte, la enfermedad, la pobreza extrema, la justicia y el amor.

“En pocos meses, fui testigo de dos de los acontecimientos que más temo en la vida: la muerte de un hijo para sus padres y la muerte de una mujer joven para sus hijos y su marido. Alguien me dijo entonces: eres escritor, ¿por qué no escribes nuestra historia?”

De esta manera presentaba Emmanuel Carrère la edición francesa de este libro verdaderamente extraordinario, sobrecogedor, inolvidable, desgarrador y de una potencia narrativa inaudita. «De vidas ajenas» recibió el Premio Globe y otros galardones, y la prensa cultural francesa lo eligió mejor novela del año.

Y es que esta novela de no ficción es un emocionante relato sobre casos reales, en el que Carrère sirve de altavoz y actúa con gran sensibilidad y compasión ante la crueldad de los trágicos episodios que desgraciadamente viven sus protagonistas, verdaderos supervivientes.

Como Truman Capote y su «A sangre fría», él también hace con «De vidas ajenas» literatura con una gran investigación periodística, y partiendo de la realidad. Aunque en su caso siempre busque e inmortalice en palabras la luz a través de una actitud redentora y de confianza ante la vida, a pesar de los durísimos reveses que relata.

“Carrère trata en todo momento de ser lo más fiel posible a los hechos que relata, sin recrearse en los detalles escabrosos, y siempre con halo de esperanza.”

Esta no es la primera vez en la que Carrère relata vidas ajenas, ya que hizo lo mismo en «Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos» (1993), su biografía ficcionalizada de Philip K. Dicklo, en «El adversario» (2000) y en Una novela rusa (2007). Asimismo, y como no queremos desvelaros la trama de las historias porque sería haceros spoiler, lo que sí que os aseguramos es que es una lectura catártica, que atrapa, estremece y que resulta un gran ejercicio de empatía y amor.

Editorial Anagrama.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario