Funky Glacée, la nueva gran idea de Funky Bakers en formato helado

Funky Bakers lo han vuelto a hacer. Y es que después de sus 3 negocios, la panadería, el restaurante y bar de vinos naturales y la tienda, le ha llegado el turno a este nuevo proyecto. Se trata de su propia línea de gelatos artesanales bajo el nombre de Funky Glacée.

Como todo lo que hacen, su imagen de marca es preciosa y resulta la mejor carta de presentación para estos ricos helados elaborados a diario en su obrador, a partir de ingredientes frescos de temporada y con la mejor máquina de elaboración de helados italianos del mercado firmada por Caprigiani. Mmmm…

“Estos gelatos se elaboran sin huevo y con más leche que nata, por lo que el porcentaje de grasa y azúcar es mucho más bajo que en los helados industriales.”

Así que aunque ya hayamos dado la bienvenida al otoño, lo cierto es que los helados son un producto que desde hace tiempo consumimos todo el año. Por suerte, ya no hay que esperar al verano para disfrutarlos, y esto es algo que Funky Bakers ha sabido aprovechar muy bien.

Entre sus sabores, destacan clásicos como el de dulce de leche o el de pistacho, y entre los estacionales, los favoritos de este momento son el de mango con maracuyá o el de yogur con higos y arándanos. Si ya se os está haciendo la boca agua, tenéis que saber que podréis encontrarlos exclusivamente en la nevera de Funky Deli y en la vitrina de Funky Eatery.

Por el momento, están disponibles para comprar en tres tamaños diferentes: el pequeño, que incluye una cucharita en su interior para consumir individualmente, el mediano y el grande. Asimismo, en el Deli también es posible degustar uno de sus gelatos en formato sandwhich, a partir de bizcocho de chocolate y helado de fior di latte. ¡Riquísimo!

Otra opción es comeros sus gelatos como postre en Funky Bakers Eatery, donde se sirven acompañados de un biscotti de babka, también elaborado in situ, o en formato Media Luna, un delicioso postre inspirado en una receta típica de Turquía, que se prepara con una oblea turca (helva de papel).

“Todos los gelatos están resguardados en una vitrina, para poder ser servidos en el momento deseado a una temperatura óptima.”

Por si esto fuera poco, también nos proponen que los maridemos con alguno de los vinos naturales que siempre están disponibles en su extensa carta y cuya combinación es infalible. ¿Helado y vino? ¿por qué no?

(*) Fotos proporcionadas por Funky Bakers.


 BACK


 BACK TO TOP