El jardín de las delicias del siglo XXI by Colección SOLO

Dirección: Nave 16 (Matadero Madrid)
Horario: Del 7 de octubre de 2021 al 27 de febrero de 2022

Acceso libre hasta completar aforo

El Jardín de las Delicias es un recorrido a través de las obras de la Colección SOLO, y una invitación a repensar y conectar desde lo contemporáneo con la obra maestra del Bosco, la cual lleva cinco siglos cautivándonos e inspirando a muchísimos artistas y creadores.

La muestra reúne, en la Nave 16 de Matadero Madrid, las creaciones de 15 artistas internacionales, que reinterpretan el maravilloso tríptico del Bosco desde visiones y medios contemporáneos: arte sonoro, pintura, inteligencia artificial, pasando por escultura y instalación hasta animación 3D. El diseño de este recorrido ha sido concebido y firmado por el equipo de arquitectos estudioHerreros, quienes han creado una puesta escena preciosa, que además es sostenible.

“Artistas como Mario Klingemann, SMACK, Lusesita, La Fura dels Baus-Carlus Padrissa o Mu Pan, son los nuevos ‘Boscos’ del Siglo XXI.”

Esta fascinante exposición – comisariada por Rebeca Rodes, directora de documentación y publicaciones de Solo y Rosa Ferré, directora artística de Matadero Madrid – ha sido posible gracias a los mecenas Ana Gervás y David Cantolla de la Colección SOLO, quienes han proporcionado todas estas obras para que un mayor público pueda disfrutarlas durante 5 meses.

“La Colección SOLO lleva comisariando y coleccionando propuestas artísticas vinculadas a ‘El jardín de las delicias’ desde 2016.”

Curiosidades sobre algunas de las obras

En el jardín de las delicias: Carlus Padrissa, uno de los seis directores creativos de La Fura del Baus, presenta una experiencia visceral alucinante, que ha sido diseñada como una obra específica para esta muestra. Un tríptico de imágenes en movimiento, protagonizadas por 30 performers suspendidos en el aire, y que se proyecta en una pintura creada in situ para Matadero Madrid. La banda sonora de la pieza y la plataforma vibratoria que la acompaña multiplican la intensidad de esta obra inversiva, que equipara infierno a locura y presenta la creación como una cadena de ADN formada por cuerpos humanos. ¡Una maravilla!

Deliciosa tentación: Lusesita, recoge la historia del Génesis en un tríptico de arcilla y tela habitado por un grupo de ratones. Los tonos pastel, motivos naturales y formas dulces se mezclan y se contrarrestan con inquietantes dedos alargados, picos y lenguas que sitúan al espectador ante la contradicción entre ternura y repulsión.

El jardín repoblado: Mu Pan también recoge la historia del Génesis y la reinterpreta como una frenética batalla donde un ejército invasor de monos de colores lucha por el control del paraíso. Y a su vez presenta su propio jardín de las delicias uniendo la imaginería cristiana del libro del Apocalipsis según SAN JUAN con relatos budistas y referencias a la cultura contemporánea.

Speculum: El colectivo neerlandés Smack traslada el debate sobre el devenir del mundo que plantea el Bosco al siglo XXI. Por ello, su obra, un tríptico compuesto por pantallas gigantes de LED de una longitud total de veintiún metros, enfrenta al espectador ante una despiadada representación de nuestra realidad. En «Eden», los famosos crecen como sifuesen plantas enraizadas en un césped artificial; «Paradise» es un lugar habitado por personajes solitarios obsesionados con su propia imagen; y «Hell» es un escenario horrible donde tienen lugar torturas personalizadas.

“En El jardín de las delicias, el Bosco pone la naturaleza humana frente a un espejo e insta a los espectadores a pensar en las consecuencias de sus actos.”

Una exposición imperdible.

(*) Portada: «SPECULUM» es una obra del colectivo neerlandés SMACK, que traslada de forma rigurosa la obra maestra del Bosco al siglo XXI. Presentado en Matadero Madrid en tres pantallas LED de una longitud total de veintiún metros, sitúa al espectador ante una despiadada representación de nuestra realidad. Eden (Edén), es un paisaje en tonos pastel de tecnologías invasivas; por Paradise (Paraíso) deambulan personajes solitarios obsesionados con su propia imagen; y en Hell (Infierno) es un escenario horrible de torturas personalizadas.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario