Yrurari: las mascarillas más arty

¡Viva la creatividad! Y es que en estos momentos en los que la mayoría disponemos de mucho más tiempo que antes, resulta una oportunidad para darle al coco y agudizar nuestro ingenio. Un buen ejemplo es la de esta artista y diseñadora de moda afincada en Reykjavík, Islandia. Se llama Ýr Jóhannsdóttir y su marca: Ýrúrarí.

Y es que aunque ya tiene un precioso trabajo a sus espaldas, se le ocurrió crear estas mascarillas de punto en 3D. De hecho, la idea surgió de sus creaciones de suéteres vintage customizados con bordados. Le encanta convertir en arte elementos cotidianos.

«Este es un buen momento para repartir algo de alegría mientras seguimos con las medidas de seguridad, nos cuidamos y esperamos a que esto termine.»

Sin embargo, y con respecto a las mascarillas, pensó que podría ser interesante aportar sus ideas en una pieza tan necesaria como esta, teniendo en cuenta las circunstancias en las que estamos todos sometidos. Pero nos confiesa que nunca pensó que fuesen a hacerse populares, ya que para ella ha sido una prolongación de su arte aplicado a un momento tan alarmante como este, y que no las creó para que fuesen usadas sino más bien como un proyecto artístico de esculturas textiles con un tono sarcástico sobre la nueva normalidad, en el que, entre otras cosas, debemos mantener la distancia social. De ahí que considerase que si pareces lo suficientemente aterrador probablemente resultara más fácil llevar esta norma a cabo…

Sin más, Jóhannsdóttir – podéis seguir todas sus creaciones en Instagram – nos cuenta que antes de que se le ocurriese la idea de crear estas extravagantes mascarillas… se encontraba trabajando en un gran espectáculo de suéteres reciclados junto con las tiendas de segunda mano de la Cruz Roja de Islandia y DesignMarch, un Festival de Diseño en Reikiavik. Al retrasarse por motivos obvios hasta finales de junio, optó por pensar en algo diferente pero que mantuviese su idiosincrasia: las lenguas y bocas bordadas, y así fue como surgió esta locura, que le ha dado una proyección internacional inimaginable. Ya lo decía Einstein: las crisis son oportunidades.

«La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar ‘superado’.»

(*) Fotos cortesía de Ýr Jóhannsdóttir.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario