«Lo que el pulpo me enseñó», lecciones de vida inolvidables

De una belleza excelsa, este documental de Netflix, consigue que te sumerjas casi literalmente en el océano y acompañes a su protagonista en sus aventuras con una pulpo muy especial.

Es una de las favoritas a ganar el Oscar al Mejor Documental debido a la maravilla de amistad que se establece entre este molusco cefalópodo y un humano.

Pero empecemos por el principio…

El filme está dirigido por Pippa Ehrlich y James Reed, experto en documentales de naturaleza, y lo protagoniza el cineasta Craig Foster. Y es que después de que Craig estuviese atravesando por una muy mala etapa personal, donde se sentía perdido, estresado y sin propósito, decidió volver a un lugar de Sudáfrica, al lado del océano, y del que tenía muy buenos recuerdos de niño, y al que decidió acudir para reencontrarse y conectar de nuevo con la naturaleza, que tanto echaba de menos. Sobre todo, porque también era padre y no se encontraba en condiciones de ofrecer su mejor versión a su vástago.

Así que en cuanto llegó, hizo lo que más le gustaba hacer que era bucear, a pelo, sin bombona, a pulmón. Porque tal y como él mismo argumenta, es la mejor forma de mimetizarse con la fauna marina y sentirse parte de la misma. Por ello, y tras encontrar un lugar tan atípico y presidido por un bosque de algas, descubrió a quien durante un año se convertiría en su ser favorito e incluyo su mejor amigo.

Si no habéis visto el documental puede parecer de locos, pero nada más lejos de la realidad. Hay que verlo para disfrutar de esta maravilla de experiencia, tan inédita y tan conmovedora.

Como podréis comprobar, las imágenes son absolutamente preciosas y memorables, gracias al trabajo de Roger Horrocks, y lo cierto es que en ocasiones no daréis crédito a todo lo que veréis. Porque contemplar a esa pulpo tan adorable sobreviviendo y estableciendo contacto con este humano es sublime y muy emocionante. Y si encima la banda sonora la pone Kevin Smuts pues… perfect match!

No queremos haceros spoiler, porque lo mejor es que lo veáis en cuanto podáis. Os advertimos que después de visionario… se os quitarán las ganas de volver a pedir pulpo en un restaurante…


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario