LIFE, Olafur Eliasson en la Fundación Beyeler

Sitio: Fundación Beyeler
Dirección: Baselstrasse 101 4125 Basilea, Suiza
Horario: April - July 2021

Siempre es una alegría hablar sobre uno de nuestros artistas favoritos: el danés-islandés Olafur Eliasson. Y es que resulta que en esta ocasión ha vuelto a dar la campanada a través del proyecto LIVE, que ha llevado a cabo junto al arquitecto paisajista Günther Vogt para la Fundación Beyeler.

Pero ¿en qué consiste?

LIFE es un proyecto a través del cual Olafur ha eliminado una amplia sección de las ventanas de la Fondation Beyeler para abrir el museo al entorno que le rodea, lleno de plantas y animales del parque público, al paisaje urbano, a la climatología y a luz fluctuante del día. Una exposición que puede contemplarse a cualquier hora, día o noche, consiguiendo que el visitante pueda ver las diferentes mutaciones de la misma.

“Esta instalación es un experimento colectivo a través de la cual activar nuestros sentidos y lograr una consciencia panorámica.”

El recorrido de LIFE se realiza a través de unas pasarelas de madera oscura, mientras nos acompañan los sonidos ambientales de los insectos, el tráfico y otras personas, así como los olores de las plantas – nenúfares enanos, flores de concha, helechos acuáticos – y el agua verde que ha sido saturada con uranina, que es un colorante no tóxico.

Life difumina las barreras entre el exterior y el interior, entre el museo y la instalación, y entre el día y la noche.”

La instalación también hace hincapié en la percepción y en las condiciones cognitivas y culturales que la moldean, un eje común en sus diferentes obras artísticas, ya que a Olfaur Eliasson le gusta que nos cuestionemos nuestra habitual manera de ver las cosas, de ver el mundo. De ahí que juegue con la idea de desplazar nuestra visión centrada en el ser humano, a una visión más amplia y biocéntrica. Porque la cultura y la naturaleza son inseparables.

“Todos somos producto de nuestro entorno tanto como resultado de las relaciones que establecemos con estructuras naturales, culturales y sociales.”

Por ello, quienes tengan la suerte de enfrentarse en directo a esta obra tendrán una experiencia única, sin que esté condicionada por un texto o alguna premisa en particular. Se trata de sentirte libre para sentir, percibir, experimentar…

Otro aspecto consciente de esta instalación es nuestra vulnerabilidad y fragilidad. Un asunto que ha estado y está mucho más presente tras la aparición de la pandemia, y que nos ha hecho darnos más cuenta si cabe de lo líquida que es la vida, de nuestra impertinencia y de la precariedad en países subdesarrollados, pero, tal y como hemos visto, también en países desarrollados.

“Al explorar colectivamente el mundo que compartimos, podemos, o al menos eso espero, hacerlo más habitable para todas las especies.”

(*) Fotos: Mark Niedermann. Foto 4 y 6: Pati Grabowicz.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario