La bolsa de bambú biodegradable de Plastic Paper

Que el plástico es perjudicial para el medio ambiente es algo que lamentablemente sabemos desde hace mucho tiempo… De hecho, 8 millones de toneladas de plástico acaban cada año en los océanos. Lo que equivaldría a vaciar un camión de la basura lleno de plástico cada minuto en ellos… Todo ello está causando mucho daño a todos los animales marinos, ya que muchos de ellos los ingieren y mueren y otros acaban en nuestros platos y somos nosotros quienes los ingerimos…

Dicho esto, y teniendo en cuenta que desde 2017 la ONU, consciente del problema de la contaminación, ha declarado la guerra al plástico, afortunadamente hay proyectos y marcas que están abogando por el cambio, creando alternativas que no son nocivas ni para nosotros ni para el planeta.

Un buen ejemplo es la labor de la organización Plastic Paper, quienes han desarrollado una bolsa biodegradable hecha con bambú (29cm x 28cm). Sí, sí. Y es que en este caso con el uso de una sola hoja de fibra de bambú consiguen una bolsa, que además no ocupa nada de espacio, porque es plegable y encima es segura para compostar después.

Pero ¿cómo surgió esta idea? Esta original y pionera bolsa surgió tras la prohibición de algunas bolsas de plástico en el estado de Nueva York. Por ello, su tamaño y diseño está especialmente pensado para restaurantes y establecimientos de comida porque en su interior entran perfectamente las cajas que se utilizan habitualmente para guardar comida preparada.

Sin más, comentaros que este proyecto ha sido posible a la unión de Plastic Paper con el estudio de diseño Placeholder y el fotógrafo Henry Hargreaves. Y aunque ahora el coste de las bolsas es elevado (20 € por 10 bolsas), la idea es reducirlo y para ello están buscando un socio que les ayude a llegar a un público más amplio y por ende abaratarlo.

«Las bolsas de plástico suponen un gran problema para nuestro planeta. Su mala gestión hace que en muchos casos las desechemos tras el primer uso y eso tiene un gran impacto en la naturaleza, ya que tardan decenas o cientos de años en degradarse.»


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario