El Hotel Saint Cecilia homenajea a la música y a la poesía en Austin

Austin es una ciudad que hemos visitado unas cuantas veces. Formamos parte del Advisory Board de Localeur y gracias a Joah Spearman hemos disfrutado de esta fascinante urbe llena de vida.

En la última ocasión que estuvimos en esta vibrante ciudad, descubrimos este precioso hotel, que originalmente se construyó en 1888 como la casa Miller-Crockett. De hecho, fue la fotógrafa Cristina Fisher, amiga y también miembro de Localeur quien nos lo recomendó, y la verdad es que fue amor a primera vista.

Sitio: hotelsaintcecilia.com
Dirección: 12 Academy Dr, Austin, Texas (EE.UU)

Un hotel con mucha historia

Se encuentra entre las cinco casas victorianas restantes de las doce construidas lo largo de este tramo del río Colorado. La casa estuvo ocupada por un descendiente de Davy Crockett, Leslie Crockett y su esposa Mary Ann Miller durante más de 60 años antes de que se convirtiera en un Bed & Breakfast a mediados de los noventa. Y no fue hasta 2008 que Bunkhouse y Texas Liz Lambert renovó y reabrió la propiedad como Hotel Saint Cecilia.

El Hotel Saint Cecilia está ubicado en el histórico vecindario de Travis Heights, a una manzana de distancia del distrito South Congress, donde se encuentra el icónico Continental Club y otros hotspots como restaurantes, tiendas, bares, etc…

Un homenaje a la patrona de la música y la poesía

El Hotel Saint Cecilia se inspira en la gran época de finales de los 60 y principios de los años 70, cuando tuvo lugar la revolución del rock and roll y la poesía beat. Por ello, sus nuevos dueños decidieron rendir un homenaje al gran legado creativo de sus ídolos revolucionarios como The Stones, Bill Burroughs, Anne Sexton, Hunter S. Thompson, entre otros… y al espíritu artístico que todos llevamos dentro.

Mucho más que un hotel

Este hotel está lleno de vida y de detalles…

El vestíbulo

Está ubicado junto al salón, en el centro de la propiedad, y ofrece una interesante variedad de servicios. También alberga una interesantísima tienda minorista, que ofrece una selección de artículos muy bien curados como la bata índigo personalizada,  la bufanda de seda Eloi, los productos de Haoma y D.S. & Durga, y una serie de productos artesanos locales e internacionales.

La piscina

La joya de la corona del Hotel Saint Cecilia es su piscina climatizada de 1.500 metros que está abierta solo para huéspedes las veinticuatro horas del día. Y por si esto fuera poco, también se organizan cenas alrededor de la piscina, comidas y desayunos.

Los jardines

El Hotel Saint Cecilia cuenta con unos frondosos terrenos accesibles solo para huéspedes.

La terraza

Este espacio ofrece una vista de la ciudad impresionante y es perfecta para organizar eventos.

El bar-salón

Se encuentra en el centro de la propiedad y ofrece asientos en el interior y al aire libre exclusivamente para los huéspedes del hotel y los miembros del club privado. Cuenta con una colección única de vinos, cócteles tradicionales y un menú europeo clásico
dirigido por Martha García.

La recepción

La recepción del Hotel Saint Cecilia es mucho más que una recepción al uso. Están disponibles a cualquier hora del día o de la noche y ofrecen recomendaciones personalizadas que valen mucho la pena. Van más allá de los mainstream y te ayudan a planificar la experiencia perfecta en Austin.

Además, y a través de ellos, también te permiten alquilar guitarras en asociación con Gibson, y ofrecen servicios privados de compra de LP de vinilos antiguos cortesía de Breakaway Records. y alquiler de bicicletas en colaboración a Shinola.

Música y libros

Todas las habitaciones y suites también ofrecen tocadiscos Rega y sistemas de sonido Geneva.

También cuentan con una biblioteca que permite a los huéspedes tomar prestados libros durante su estancia, y que incluye desde una colección de biografías de rock hasta antologías de poesía de sus artistas favoritos. Y también pueden alquilarse películas clásicas.

Amenities y Minibar

Como os indicábamos en un principio, en el Hotel Saint Cecilia los detalles son muy importantes. Por ello, sus camas son orgánicas y están hecha a mano por Hästens, la compañía de ropa de cama más venerada de Suecia. Y los baños están equipados con albornoces kimono personalizados.

Todas las habitaciones están equipadas con un minibar spa repleto de productos de Santa Maria Novella para el cuidado del cuerpo, así como un minibar de alimentos y bebidas con una variedad cuidadosamente seleccionada de productos locales y europeos.

Las habitaciones

Cuentan con una tipología variada de habitaciones – 5 suites, 6 bungalows con piscina, 6 suites con jardín y 3 estudios -, y todas ellas representan un amor incondicional por la elegancia del lujo de antaño y la irreverencia por sus musas.

Sin más, os recomendamos muchísimo dos cosas: que descubráis Austin si no lo habéis hecho todavía, y que os alojéis en este hotel. Es otra historia y vale muchísimo la semana. Ubicación imbatible, muy buen ambiente, un servicio excepcional e instalaciones de ensueño. ¡Ah! Es petfriendly (previo aviso pueden alojarse en el hotel).

(*) Fotos horizontales de Nick Simonite y fotos verticales de Cristina Fisher.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario