El edadismo, una lacra que promueve la desigualdad laboral y social

El término edadismo hace referencia a la discriminación que sufren las personas debido a los estereotipos y prejuicios que presuponen por motivos de edad.

Desgraciadamente, es un fenómeno que lleva mucho tiempo instaurado en prácticamente todos los ámbitos de nuestra sociedad. Y está tan interiorizado, que juzgar a alguien por la edad que tiene es algo que hacemos muchos de nosotros sin apenas darnos cuenta…

Por ello, entre todos, debemos abogar por abolir el edadismo y cualquier otro tipo de discriminación, y poner en valor la aportación social de las personas, independientemente de la edad que tengan.

Según un nuevo informe de las Naciones Unidas sobre el edadismo, se calcula que una de cada dos personas en el mundo tiene actitudes edadistas, lo que empobrece la salud física y mental de las personas mayores, además de reducir su calidad de vida, y cuesta cada año miles de millones de dólares a la sociedad.

“Es necesario fomentar una visión del envejecimiento como una etapa más de la vida, sin estereotipos y generalizaciones.”

Entrevista a Sergio Vicente, Director de Comunicación de Leroy Merlin

Para ahondar sobre este tema charlamos con Sergio Vicente, Director de Comunicación de Leroy Merlin España, ya que desde su compañía están promoviendo estrategias para combatir el edadismo y para fomentar la interacción entre personas de distintas generaciones para generar respeto, tolerancia y reconocimiento.

“Leroy Merlin derriba el edadismo contratando más perfiles seniors.”

Leroy Merlin forma parte del ranking de las mejores empresas en las que trabajar. ¿A qué se debe tal nominación?

Durante los último 10 años y de manera consecutiva hemos conseguido el certificado Top Employer, también aparecemos en las listas de Forbes como una de las empresas es las que se trabaja mejor, así como en los rankings de Merco, que es el monitor corporativo de referencia en Iberoamérica que evalúa la reputación de las empresas desde el año 2000.

La obtención de estos reconocimientos se debe a que la compañía hace una apuesta muy fuerte y desde un inicio por los empleados, acompañándolos en su desarrollo laboral, con formaciones o compartiendo beneficios. Esto está alineado con el propósito del Grupo Adeo, al que pertenece Leroy Merlin, «Making home a positive place to live». Este mindset significa que la compañía trabaja por hacer de nuestro hogar, entorno, ciudad o comunidad un mejor lugar donde vivir.

Otro aspecto relevante es que el 98% de los empleados somos accionistas de Adeo. Y esto es algo que se refleja en la satisfacción, implicación y espíritu de pertenencia de los trabajadores con la compañía, ya que ésta comparte sus beneficios con nosotros.

Investigaciones del Ministerio de Sanidad sugieren que la discriminación por motivos de edad está incluso más generalizada que el sexismo y el racismo. ¿Qué estrategias y proyectos lleváis a cabo para concienciar y abogar por la premisa de que el talento no es una cuestión de edad?

La clave está en una apuesta natural por este tipo de políticas empresariales. Al menos para nosotros es algo intrínseco a nuestros valores y es un troncal en nuestra estrategia como compañía el hecho de apostar por este segmento de la población.

Como comentaba, nosotros llevamos a cabo campañas tanto para reclutar a más seniors en Leroy Merlin como campañas para atraer a más público senior a nuestras tiendas, y por ende que estos sean atendidos por un perfil experto capaz de asesorarles de una manera más óptima.

“Tenemos estudios que nos han confirmado que los clientes seniors prefieren ser atendidos por personal senior, debido a su experiencia y know-how.”

Por ello, no tiene sentido que las marcas no tengan en cuenta a los seniors, ya que son un volumen de población muy importante y los que tienen más poder adquisitivo. Además, su potencial es tremendo. Sin ir más lejos, en Leroy Merlin el año pasado contratamos de manera indefinida a 400 personas senior.

“En 2030, los seniors van a ser el 40% de la población y de ese porcentaje, un 60% van a ser mujeres.”

Por otro lado, en Leroy Merlin tenemos la Oficina de la Diversidad e Inclusión, que forma parte de RRHH y su objetivo es que todos los empleados tengamos la libertad de ser diferentes, porque eso es lo que nos hace iguales. De hecho, otro de los proyectos que tenemos es «No menos del 4%», que busca alcanzar esta cifra de personas con discapacidad en nuestra plantilla. Este dato duplica el establecido por ley, y me llena de orgullo que ya estemos superando el 3,2%.

“Buscamos de manera proactiva integrar al talento menos visible a la compañía.”

Siendo conscientes de que el edadismo es uno de los principales motivos de discriminación laboral, ¿cuál dirías que es vuestro objetivo último? 

Nosotros no preguntamos la edad en las entrevistas para evaluar únicamente a los candidatos por sus aptitudes, experiencia y formación.

“Nuestro objetivo es aumentar el porcentaje de seniors en plantilla, y pasar de un 11 a un 16%.”

Nuestras ofertas de empleo no están asociadas a un rango de edad determinado, sino que en ellas hay una serie de características y requisitos que si los cumples te validan para desempeñar ese rol u otros.

Los prejuicios con respecto a la edad han ido cambiando. ¿A partir de qué edad habéis detectado vosotros que empiezan a plantearse estos convencionalismos?

Los prejuicios con respecto a la edad es una lacra que lleva sufriendo nuestra sociedad desde hace décadas. Y es algo en lo que triste e injustamente no se ha puesto foco.

Nosotros consideramos que hoy en día no es inteligente no centrar esfuerzos en comunicar a este núcleo tan importante de la población. Además de por su potencialidad, los empleados seniors tienen un mayor nivel de compromiso, se adaptan mejor a los cambios, tienen más experiencia, responsabilidad y una mayor tolerancia a la frustración.

“Nosotros apostamos por el talento, el resto no debería ser un stopper.”

Al menos en España, vamos a tener que acostumbrarnos a vivir en sociedades cada vez más envejecidas. ¿Cómo deben las empresas asumir este hecho y empezar a ver la longevidad como una conquista social llena de oportunidades?

La OMS estima que en 2030 una de cada seis personas tendrá 60 años o más,  por lo que renunciar al talento senior equivale a dejar de lado a un sector que va a ser dominante en la sociedad. Y, por tanto, se trata de un sector de la población clave para la competitividad de las empresas en el corto plazo.

Nuestra apuesta por la diversidad de perfiles y la inclusión no solo responde a un deber social, sino también a buscar ser un reflejo fiel de la sociedad en la que vivimos. El modelo de negocio de Leroy Merlin se centra mucho en el cliente, en conocerle, saber qué quiere y satisfacer sus necesidades de la mejor forma posible, y contar con una amplia diversidad de perfiles nos ayuda en ese objetivo.

Sin duda, una plantilla diversa e inclusiva nos otorga una ventaja competitiva frente a nuestros competidores, tanto a nivel de negocio, como de equipos de trabajo y atracción de talento.

Un aspecto muy interesante de tu rol en la compañía es que, aunque tu posición es la de Director de Marca y Comunicación, estás muy implicado con el departamento de Recursos Humanos. ¿Ha sido esto esencial para que proyectos como éste se conviertan en transversales y tengan un mayor recorrido tanto a nivel interno como externo?

Creo que sí. Ser el responsable de la comunicación institucional y corporativa, y responsabilizarme del «employer branding» me permite tener una visión global de todo lo que sucede en la compañía, y transmitir un mensaje coherente, tanto de las campañas y proyectos para clientes como de las iniciativas que llevamos a cabo internamente con nuestros 18.000 empleados, que para nosotros son embajadores de nuestra marca.

¿En qué proyectos estás trabajando en estos momentos?

Estamos trabajando junto a Adeo para establecer más sinergias entre todos los países en los que está implantado Leroy Merlin, con el fin de crear campañas globales en determinados momentos del año. Al hacerlo de manera conjunta podemos lograr una apuesta más potente e internacional.

También estamos trabajando mano a mano con las áreas de Sostenibilidad para mejorar la percepción de la marca.

De hecho, tenemos muchos proyectos de sostenibilidad como el ecodiseño de productos, alquiler de herramientas o pedagogía de los jóvenes con «Hazlo Verde», que no logran calar en el consumidor, y estamos tratando de cambiarlo.

(*) Foto portada by Anthony Macajone. El resto de imágenes han sido proporcionadas por Leroy Merlin.


 BACK


 BACK TO TOP