Amar, la oda al mar del chef Rafa Zafra en El Palace Barcelona

Amar Barcelona, el restaurante de El Palace Barcelona y Rafa Zafra nació en 2022 de la voluntad del emblemático hotel, que este año cumple 104 años, y del carismático chef de personalidad arrolladora, de apostar por un modelo en el que historia y modernidad evolucionaran en paralelo. Dicho y hecho, solo hace falta vivir la experiencia para caer rendidos a sus pies.

Un restaurante con nombre evocador

El restaurante, que este año ha sido galardonado con el «Best Gastronomic Restaurant» por Beyond Luxury Awards, tomó el nombre del amor por la ciudad del cinco estrellas más antiguo de Barcelona, así como de la pasión del chef sevillano por los productos del mar.

“Amar Barcelona es amar el mar, el Mediterráneo, nuestras culturas y tradiciones.”

El eje vertebrador de la cocina de Amar Barcelona es el producto

Se trata de encontrar el lujo en el prestigio de los ingredientes, la calidad de la cocción, el confort del espacio y la elegancia de El Palace Barcelona, pero con un toque fresco, joven, renovado, que fluye y que no pesa al que la disfruta.

Una carta exquisita con platos para el recuerdo

La carta de Amar Barcelona lleva el sello de Rafa Zafra, así como el de su amor por los productos del mar, con productos fetiche para Zafra como el caviar y las ostras, pero también con guiños a los clásicos que formaron la carta del que fuera el Ritz de Barcelona, hoy El Palace Barcelona, o a la cocina tradicional catalana.

Las cocciones van desde el crudo al marinado, sin olvidar salazones, vapor, fritos y guisos hasta llegar a la parte más extensa de la propuesta, protagonizada por las brasas.

“Los productos de temporada y origen se sitúan en el eje central de las recetas de este gran restaurante.”

Amar Barcelona puede disfrutarse a la carta, con elaboraciones como el trikini de bogavante, salmón ahumado y caviar; los erizos; el tartar de gamba con caviar y la Langosta a la cardinale o mediante el menú «Amar a primera vista» que permite disfrutar de las recetas de Zafra según varias fórmulas: dos platos por 55€, tres platos por 75€ y 4 platos por 95€. Los platos, que pueden elegirse de entre veinte opciones, incluyen elaboraciones de la carta tan celebradas como como las anchoas del cantábrico y coca hojaldrada de aguacate; la berenjena en adobo Sanluqueño; el Trío de ostras; la merluza rebozada y su kokotxa; las mongetes de Santa Pau con dados de atún y panceta ibérica; la ensaladilla de centolla con romesco y gel de estragón; el steak tartar tradicional o la ración de solomillo Rossini homenaje a los clásicos de El Palace.

Además, Amar Barcelona dispone de una carta para disfrutar en la barra, que incluye una selección de ostras, caviar, crudos y brasa para pedir a la carta acompañados de los mejores vinos. Una opción muy interesante, quizás más desenfada, pero que te permite disfrutar de la misma manera de sus delicias en un espacio precioso, clásico y muy evocador.

La carta de vinos, creada por la sommelier Diana D’Urso, es extensa y sus referencias están expuestas en una gran vinoteca que preside la sala, mientras que la selección de postres, de la mano de la chef pastelera Cristina Ramón, busca recuperar clásicos, utilizar cocciones más cortas y rebajar el azúcar para obtener texturas más ligeras. Vale la pena dejarse aconsejar por ambas.

Diseño e interiorismo de la mano de Elena Prats y Eva Pous

El proyecto de interiorismo de Amar Barcelona lo realizaron Elena Prats y Eva Pous, quienes buscaban conjugar la tradición de un edificio histórico como El Palace Barcelona con matices coetáneos y actuales. Así, con el objetivo de poner en valor la historia de uno de los espacios más emblemáticos de Barcelona, se utilizan diferentes tonalidades de azul con elementos dorados, colores ambos que evocan entornos lujosos y palaciegos.

Asimismo, dos enormes lámparas de lágrimas originales conviven con luminarias muy arquitectónicas, cuyas estructuras minimalistas incorporan un contrapunto de modernidad al conjunto. El mobiliario, articulado a partir de la barra rectangular que preside la sala, puede modularse en función de las necesidades de los comensales.

El acceso al restaurante se realiza mediante un túnel completamente dorado flanqueado, en una de sus paredes, por vitrinas de joyería donde se exhibe el excepcional producto con el que Rafa Zafra elabora sus recetas. Al otro lado de las vitrinas, se abre un espacio privado con capacidad para diez comensales.

Sobre Rafa Zafra

Formado en la escuela de hostelería de Sevilla, así como en las cocinas de grandes restaurantes como Tristán en Mallorca o Arzak en San Sebastián, Rafa Zafra se incorpora al equipo de cocina de la Hacienda Benazuza y elBullihotel.

En 2010, colaboró con los Adrià en la apertura y desarrollo de sus nuevos locales en Barcelona y ese mismo año, se convierte en asesor gastronómico de Hoteles Oasis, trabajando en España y Cancún.

En 2015 se incorporó como chef ejecutivo a el proyecto de los hermanos Adrià y Guy Laliberté, Heart Ibiza, consiguiendo un sol Repsol en apenas unos meses y colaborando con elBulliLab.

En 2016, Rafael Zafra emprendió en Barcelona su proyecto más íntimo, el restaurante Estimar, donde rinde homenaje al mar y a sus productos, misión que continúa en Estimar Madrid, así como con la apertura de Cala Jondal en Ibiza en 2020, desde donde sigue trasmitiendo su amor por el Mediterráneo, siempre de la mano de sus socios Anna Gotanegra y Ricardo Acquista.

Sobre el equipo

“Una de las claves de Rafa Zafra es contar con sus compañeros de viaje.”

Por ello, tanto el chef Gonzalo Hernandez como el subchef Victor Garcia son personas de la total confianza de Zafra, que llevan más de 9 años trabajando con él en diferentes proyectos como Estimar, Tickets, Heart, Els Brans y Cala Jondal. Lo mismo ocurre con Pablo Wübbe en la sala y como no, con la importante figura de Pol Perelló, encargado de la puesta en marcha del proyecto y que lleva más de 20 años trabajando junto a Zafra en diferentes proyectos, desde que se conocieron en El Bulli.

Este cuidado por el personal se transmite al comensal, y de hecho otra de las lanzas de este restaurante es el servicio.

En definitiva, no podemos hacer otra cosa que recomendároslo. En una experiencia extraordinaria para los sentidos.

(*) Fotografías proporcionadas por Amar Barcelona.


 BACK


 BACK TO TOP