En CC/magazine We Focus On The Good

Además de incertidumbre, en las crisis también surgen oportunidades. Nuevas ocasiones de cambio, de evolución, que se presentan o que creamos para adaptarnos a una nueva situación, un nuevo paradigma…

«Al diablo con las circunstancias; yo creo en las oportunidades.» Bruce Lee

Por ello, queremos compartir con vosotros reflexiones evocadoras de personas que admiramos, como respuesta a este momento que todos estamos viviendo. Muchos de ellos son creativos, periodistas, artistas, emprendedores, etc… y lo que tienen en común es su capacidad para «think out of the box».

Asimismo, queremos hacer hincapié en que no creemos en frases manidas propias de un optimismo irreal y pasivo. Nosotros creemos, sin embargo, que solo hay esperanza en la acción, y que hacer foco en las oportunidades es la mejor manera de salir adelante, siendo conscientes del problema y siendo una pieza clave en este cambio que todos vamos a tener que experimentar. Porque la vida cambia constantemente al igual que nosotros… y desear desde el sofá que todo vuelva a la normalidad es puro autoengaño.

1. Mar Abad · Periodista. Cofundadora de la revista Yorokobu www.yorokobu.es @yorokobu

Esta mujer es una joya en muchos sentidos. Mar Abad es periodista de vocación y sobre todo se la conoce por ser la creadora de la revista Yorokobu – que significa «estar feliz» -, después de hacer un paréntesis en su carrera profesional para viajar a Alemania y aprender chi kung y taichí durante casi dos años. Hace poco publicó con Lunwerg «Folletín ilustrado» junto al ilustrador Buba Viedma, y recientemente ha recibido diferentes premios el Don Quijote de Periodismo 2020, por Cómo ha cambiado el español en los últimos 80 años y el premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes 2019, por El lenguaje impaciente.

«Es el momento de dejar de correr.»

Vivíamos tan acelerados, tan estresados, que pasábamos por los días casi sin darnos cuenta. Teníamos una sensación mayor de correr que de hacer. Habíamos perdido la quietud, los detalles, la paz de dejarnos caer en un momento y no hacer nada más. Demasiadas ambiciones sin sentido. Demasiado ruido. Esa no era la mejor forma de ser feliz.

La gran oportunidad es montar una vida con menos experiencias pero más profundas, más placenteras, más intensas. Creo que está ocurriendo ya. Las circunstancias nos han obligado a ello.

En todas las profesiones tenemos un gran reto: reformularlas en función del nuevo mundo. Tenemos que observar cómo es la era poscóvid y adaptarnos a ella. Tenemos el deber de reconstruir el mundo y la obligación de intentar que sea mejor al que quedó atrás. Que el pasado nos sirva de aprendizaje para corregir errores y de inspiración para el porvenir.

2. Tessa Doniga · Creative & Director www.fragmentouniverso.com @tessadoniga

Tessa Dóniga es obstinada y tiene muy claro lo que quiere. Es detallista, perfeccionista y positiva, y sus trabajos son buena muestra de ello. A través de su estudio audiovisual crea su propio lenguaje visual a través de fotografías con alimentos y otros elementos con los que crea escenario excéntricos, irónicos y surrealistas que nos hacen reflexionar.

«Estoy leyendo y estudiando mucho sobre creatividad, imaginación y procesos para generar nuevas ideas.»

Esta pandemia ha reforzado muchos atributos que ya tenía asimilados, y que no venían mal volver a recordar y sentir profundamente.

Estoy aislada en el campo en un sitio que es un paraíso, pero me tiene alejada de mis herramientas creativas, y eso me ha generado algo de inquietud. La misma que ha abierto otras puertas como las ganas de estudiar, y la curiosidad de indagar más en educación. Gracias a esto estoy sumando ideas en mis notas, para proyectos personales que me apetecen muchísimo hacer. También me he dado cuenta de que ya va siendo hora de darle un empujón fuerte a buscar oportunidades de trabajo fuera de España cuando todo esto acabe.

A nivel personal, cuando empezó todo esto, estaba pasando unos días en casa de mis padres. Justo antes de entrar el estado de alarma encontré una casa en el campo aislada por la zona de Tarifa, que ha resultado ser una oportunidad y una inmensa suerte para volver a retomar hábitos que había ido dejando de lado por todo lo que conlleva el estrés de vivir en Madrid. Estoy comiendo sano, haciendo deporte y rodeada de vacas, caballos y cabras. Así que todo esto ha resultado ser un reset reflexivo sobre mis expectativas de futuro tanto de forma profesional como personal.

3. Alina Macías y Veronica Garcia Bellina · Fundadoras de Taller Silvestre www.tallersilvestre.com @tallersilvestre

Alina y Verónica son las artífices de este reducto de paz, equilibro y belleza al que han llamado Taller Silvestre. Un lugar, donde nada más cruzar su umbral sientes que aquí el tiempo pasa de otra manera, que los valores son otros, que los detalles cuentan y mucho, que la sutileza domina su adn. Algo bastante inusual, en los tiempos que corren, y que demuestra que sí que es posible otra manera de hacer las cosas, más sostenible, personal, cuidada y pausada.

Es curioso como somos capaces de convivir con emociones y sentimientos opuestos, porque del otro lado es como si esta parada forzosa nos diera la gran oportunidad de replantear nuestras vidas ante un modelo que es insostenible para las personas y la tierra.

Y de esta forma, queriéndolo o sin querer, ya nos está haciendo replantearnos cómo saldremos de nuestras casas, quiénes querremos ser y qué podemos aportar como personas y como empresas a lo colectivo. Y si el miedo no se apodera de nosotros, es una oportunidad inédita para ordenar prioridades, qué es lo importante y lo esencial en nuestra vida, y qué parte es “publicidad” no necesaria.

Nos gustó un graffiti que vimos en redes que decía: “There can be no return to normal because normal was the problem in the first place.”

También creemos que ahora más que nunca tenemos que ser creativos en toda la magnitud de la palabra. Y en esta cuarentena tenemos muy buenas condiciones para cultivarla: tiempo para introspección, pensar cuales son nuestros puntos fuertes, nuestras cualidades, qué capacidades tenemos y como las podemos poner a nuestro servicio y al de los demás. Tenemos el tiempo para poder indagar un poco sobre nosotros mismos, intentar buscar un sentido y un propósito a nuestra vida y a nuestros proyectos profesionales.

Y quizá sea un momento tanto a nivel personal como empresarial, de intentar cosas que jamás nos hubiéramos planteado. Cosas que no sumaban en un excel, pero que suman desde otros lugares que las empresas no han estado tendiendo en cuenta en sus planes de negocio.

Asimismo, creemos que esta crisis nos ha traído al OTRO muy fuertemente, ya que pocas veces habíamos pensado en los otros como lo estamos haciendo ahora, con verdadera empatía. Y las empresas van a necesitar “traducir” eso de nuevo, van a tener que destilar lo que significa trabajar para personas y no consumidores. Una manera de relacionarse que tenga en cuenta y atienda sensaciones, emociones, empresas que crean un bienestar que es personal.

«Vemos una gran oportunidad para las empresas en replantearse cual va a ser su propuesta de valor y atender todo lo que tiene que ver con los valores verdaderos y profundos.»

(*) Fotografía de Paco Marín.

4. Juan Pastor Bustamante · Socio Red de Industrias Creativas (RIC) @reddeindustriascreativas

Juan cuenta con más de 15 años de experiencia en el mundo de la creatividad e innovación. Ha trabajado en la empresa privada, la administración pública y el tercer sector. Siempre en puestos directivos, ha liderado y facilitado equipos para la puesta en marcha de organizaciones, productos, servicios y desarrollo territorial.

Para mi es el momento de pararse, pensar y repensar. Por primera vez en la historia un virus imperceptible a nuestra vista ha logrado “paralizar” nuestras vidas y que estemos confinados. No sabemos cuánto cambiará el mundo después de esto, pero sabemos que lo hará. Ahora se están incubando y alumbrando en muchas mentes ideas, proyectos, iniciativas nuevas. Dediquemos tiempo a madurarlas porque estoy seguro que habrá ideas transformadoras, innovadoras y algunas disruptivas “Made in Confinamiento”.

Cuando está presente la muerte y la desgracia, la creatividad sale con mucha fuerza porque es uno de nuestros mecanismos de supervivencia y de equilibrio mental más poderosos. Este es el momento de conectar con nuestra creatividad y dejar que fluya. En mi caso estoy aprovechando para dedicar tiempo a pensar, imaginar por dónde irá el mundo, escribir, formarme.

«La creatividad es el motor para salir de esta crisis fortalecidos y creo que acertarán quienes le den mucho más valor que hasta ahora.»

5. Germán Jurado · Coach e Instructor de Mindfulness wwww.germanjurado.com @german.jurado

Germán Jurado es Coach e instructor de Mindfulness, y durante todo este confinamiento está destacando por haber abanderado una iniciativa altruista y muy beneficiosa para todos junto a Elka Mocker (@ama.come.vive.brilla) para que todos logremos meditar a diario. Sus sesiones son gratuitas y las lleva a cabo a través de su instagram Live prácticas de meditación diarias. Germán es luz y os recomendamos encarecidamente que le sigáis.

«Good situation is a bad situation, and bad situation is a good situation» Zen Master Seung Sahn

Estos días las enseñanzas de Soen Sa Nim retumban con fuerza en mi cabeza. Vivimos en un mundo cambiante donde las buenas y malas situaciones, cada vez, se suceden a mayor velocidad. Y esto es algo que no podemos controlar, ni tampoco ignorar. Aunque queramos mirar hacia otro lado, siempre está ahí.

El cambio forma parte de nuestra propia naturaleza y todo lo material en este mundo, aparece, permanece por un tiempo y desaparece. Todo es impermanente.

Estamos viviendo un momento complejo, que nos está haciendo entrar en contacto de manera profunda con este cambio, con esta ley, con toda nuestra vulnerabilidad.

El miedo a lo desconocido, la incertidumbre, el no saber que pasará, la muerte y la enfermedad, hace que en ciertos momentos del día nos sintamos invadidos por oleadas emocionales donde también aparecen la rabia y la tristeza.

Y sin negar todo esto, tal y como decía el maestro Zen Seung Sahn, si tenemos clara nuestra dirección, podemos convertir esta mala situación en una “buena situación”. Transformar el miedo en confianza, los problemas en retos, la dificultad en una oportunidad para crecer y mejorar.

Para mí…

«Este momento, está siendo un tiempo clave para ampliar mi conciencia y ver con mayor claridad la interdependencia de todos los seres vivos que formamos parte de este planeta.»

Un cambio de mirada donde el cuidado de los demás sea tan importante como el propio. Sintiendo como la ilusión del (yo) separado se ha ido diluyendo con el paso de los días para dar paso a algo mucho mas grande; nosotros.

Una pausa necesaria que me ha permitido ver y apreciar, que las cosas más importantes y bonitas de la vida se despliegan frente a mí, momento a momento, sin necesidad de “yo” hacer nada.

“El sonido de los pájaros por la mañana. El olor a café recién hecho. Las caricias del Sol sobre mi piel. La llamada de un ser querido. La respiración entrando y saliendo sin esfuerzo. Mi corazón latiendo con sentido, al intentar ayudar a los otros”. Estos son algunos de mis pequeños grandes descubrimientos.

Una gran ocasión colectiva para desarrollar todo nuestro potencial y sobreponernos a este momento difícil.

Una gran oportunidad para plantar una nueva semilla que nos ayude a transformar esta aparente “mala situación” en una “buena situación”.

De nuestras acciones dependerá el sabor de este nuevo fruto.

6. Óscar Germade · Director de Arte de Vogue España y Fundador de Solo

Óscar Germade es el responsable desde de junio de 2017 de la nueva dirección de arte de la revista Vogue España y se nota. Solo hace falta tener un ejemplar en vuestras manos para comprobar que rezuma arte, calidez, consistencia, innovación y belleza. Entre sus hitos profesionales destaca por ser el fundador de estudio SOLO, con el que se encargó, entre otros muchos proyectos, del rediseño de El País Semanal.

Son las 10:00 de un jueves de una semana cualquiera y ya me he tomado tres cafés. Me miento a mí mismo sobre los que he tomado a final del día. Me miento a mí mismo diciéndome que dormiré igual cuando en realidad deseo que los días duren más. Llevamos demasiados años trabajando, cada vez más y peor, con la promesa de que eso nos lleva a un futuro mejor y cada vez esa afirmación es más incierta y menos precisa. 

Este tiempo donde –privilegiados nosotros– solo se nos pide estar en nuestras casas es el mejor tiempo para poner en orden todo lo que dábamos por seguro; el trabajo, el dinero, el reconocimiento público, los amigos, los premios, los clientes y las ciudades o pueblos en los que vivimos.

«Hace demasiados años que no tenía la sensación de que era posible volver al principio, volver a lanzar los dados y elegir el camino y resulta a la vez fascinante y apabullante.»

Son las 17:00 de un jueves y solamente he tomado un café. Y es viernes.

(*) Fotografía de Martin Parr.

7. Laura Agustí · Ilustradora www.lauraagusti.com

Laura Agustí ama a los gatos por encima de todas las cosas, pero sobre todo a Oye, su precioso gato siamés, algo que deja más que patente a través de su arte. Su obra de delicadas líneas con aires románticos te remite a épocas pasadas, a pesar de ser contemporánea, y son muchos los fans que adoran tanto su trabajo como su persona. Y es que Laura es una artista de los pies a la cabeza y un amor.

Centrarse en lo bueno siempre ha sido uno de mis principios y de esta situación que estamos viviendo hay muchas cosas positivas a destacar. Si tuviera que elegir una primera cosa sería lo maravilloso de la ausencia del ruido, viviendo en Barcelona, dormir por las noches sin gritos y despertar con el sonido de los pájaros es un regalo absoluto. La ciudad se siente limpia, nunca había experimentado esto en los 17 años que llevo viviendo aquí y es algo que ojalá se mantuviera.

Es inevitable hacer balance de prioridades, revisar las relaciones con la gente y reflexionar un poco sobre la vida que se lleva, los parones son para eso, puntos de inflexión para ver como mejorar.

Y como si de un capítulo de Black Mirror se tratara, puede asustar porque es una situación desconocida y dejarse llevar por el miedo todavía paraliza más…

«Para mí la clave está en aprovechar esta parada técnica en la vida para revisar todas las cosas y retomarlas de una mejor manera.»

Personalmente he vivido dos etapas en lo que llevamos de cuarentena, una primera donde la incredulidad estaba muy presente y con ella la necesidad de contacto, de videollamadas, de hacer mil cosas, de ocupar todo el tiempo. La segunda fase ha sido de aceptación y de normalizar, como estoy acostumbrada a trabajar en casa y me gusta estar en ella, mi estado de ánimo es estable. Ha coincidido con que mi creatividad se ha disparado y me ha venido muy bien para centrar la idea de mi próximo libro.

Habrá que reinventarse y adaptarse a lo que sea que desemboque este confinamiento, así que lo que venga será para crecer.

(*) Fotografía de Sandra Rojo.

8. Sara Landeta · Directora creativa e Ilustradora www.saralandeta.com

A Sara Landeta la conocemos desde hace ya muchísimos años… prácticamente desde sus inicios, y podemos afirmar con rotundidad que es una artista de los pies a la cabeza, además de una trabajadora incansable. Su obra ha sido expuesta en diversas galerías y ferias de arte de todo el mundo, y desde 2011 forma parte de la Galería 6más1, con la que ha participado en exposiciones tanto individuales como colectivas. Sara cree en tomar cartas en el asunto y ser parte de la solución con entrega, positividad y determinación.

Actualmente soy Directora creativa en una agencia especializada en el target familiar y por otro lado, sigo desarrollando mi carrera artística on la Galería 6mas1.

Ser creativa para mi es una forma de vida y durante los días (ya no sé cuantos llevo) de confinamiento… Siento que mi capacidad creativa está en un momento de exploración continua e infinita en la que no hay final. Realmente mi cabeza se pasa el día en una especie de circuito de nuevos territorios creativos.

Por un lado a nivel personal, cuando soy consciente de la realidad del problema de la pandemia que estamos viviendo, no puedo evitar muchas veces en sentir algo de ansiedad respecto a nuestro futuro. Pero también tengo que serte sincera, y es que desde mi faceta más «publicista», estoy disfrutando mucho este lapso del tiempo en el que la creatividad por parte de las marcas y de la sociedad entera está en pleno desfase. No puedo parar de leer y observar a diario las nuevas formas que tenemos de romper estas nuevas barreras mediante la creatividad, estas nuevas formas de adaptarnos a nuestro nuevo hábitat, nuestras casas, espacios que ya hemos transformado en salas expositivas, safaris, restaurantes de alta cocina, co-workings con nuestras hijas e hijos… En resumen, en como nos hemos transformado en creadores de nuestras propias experiencias.

A nivel artístico, me ha pillado preparando un nuevo proyecto, una nueva exposición individual que esperaba presentar en Madrid este 2020, y que cada vez tengo más claro que no va a poder inaugurarse en este periodo. Pero…

«Como soy de las que piensa que lo bueno está por venir, esta situación ha puesto al límite mi capacidad creativa, y lejos de quedarme sentadita, le he dado una vuelta a todo y es probable que regrese con un formato nuevo.»

Creo que este proyecto se ha convertido en algo que llevo tiempo buscando, y es la mezcla de mi trabajo más dedicado a la comunicación con mi trabajo artístico.

No sé cómo estaré dentro de un año, y la verdad, tampoco quiero pensarlo mucho. Pero sí se que a nivel personal y profesional, como lo que más me gusta en el mundo es aprender cosas nuevas, este nuevo espacio en el tiempo me dejará cosas buenas.

9. Liam Aldous · Corresponsal Monocle Magazine / Curator en Loewe / Creador de ColourFeel

Liam es un todo terreno y además de ser conocido por ser el corresponsal en España de la revista Monocle, este periodista australiano es un cazador de tendencias sociales y culturales, que trabaja como curator para Loewe y que recientemente ha lanzado su propia compañía desde Ibiza, en un bosque cerca de Santa Gertrudis, con la que también pretende inspirarnos.

Creo que la primera oportunidad es dejar de hablar solo de «mí». La esencia de una crisis colectiva es la experiencia simultánea y compartida, que capta nuestra atención y nos une. El desafío es encontrar formas de garantizar que realmente aprendamos y crezcamos a partir de él. Esto significa encontrar formas de transferir los aprendizajes personales a lecciones para el colectivo. Además de escribir para MONOCLE, pasé la mayor parte de 2019 creando y construyendo mi propia compañía ColourFeel, donde imaginamos y organizamos experiencias de viaje inmersivas, inspiradoras e introspectivas para empresas, marcas y creativos. Sabíamos que la cacofonía de la vida moderna se estaba distrayendo de la búsqueda de más significado en la vida en general, por lo que encontramos formas de proporcionar tiempo y espacio significativos para que las personas puedan conectarse a través de preguntas más grandes que ellas.

El giro de la trama de 2020 es que, de repente, gran parte del mundo tiene una gran cantidad de tiempo, y la mayoría están actualmente confinados en el espacio seguro que significa su hogar. Por ello, aunque había creado ColourFeel para priorizar las experiencias en el «mundo real», rápidamente me di cuenta de que podemos ayudar a las personas con herramientas digitales. Simplemente compartiendo lo que vemos o hemos visto, las personas que nos han conmovido, así como ofreciendo herramientas accesibles y preguntas relevantes, podemos aportar sabiduría y nuevas fuentes de diversión a las personas desde sus hogares. Esta semana se envió el primer envío digital ColourFeel, centrado en el ‘hogar como una extensión del ser’ y está diseñado para cambiar las perspectivas e inspirar a las personas a mirar hacia adentro y más allá.

«Con tanta incertidumbre y agitación en este momento, creo que el mejor camino a seguir es conectar e inspirar a nuestras propias comunidades.»

Necesitamos asegurarnos de que hacemos las preguntas correctas y siempre actuamos más allá del miedo.

Creo que la mejor manera de hacerlo es darse cuenta de que el futuro no es un destino al que simplemente llegamos. Es la culminación de los pensamientos y acciones de hoy, lo que nos mueve hacia la creación del mañana. Nadie tiene ninguna respuesta definitiva en este momento.

Conectarse, conversar y mantenerse despierto y consciente es el mejor remedio para garantizar que todo este cambio inminente ocurre en nosotros, y no solo en nuestra mente.

(*) Si deseas recibir el envío digital de ColourFeel, envía tu correo electrónico a través de un mensaje de instagram @colourfeel_timeandspace.

10. Jesús Terrés · Periodista y Fundador de Lobo y Guía Hedonista

Jesús es de esas personas que tienen un halo especial sin pretenderlo. Es inteligente, apasionado, constante y un vividor en toda regla y en el mejor sentido de la palabra. Terrés scribe sobre gastronomía, viajes, miradas y estilos de vida en Condé Nast Traveler, GQ y Vanity Fair, y también es el fundador de Lobo y de la reconocida Guía Hedonista. Por si esto fuera poco, os recomendamos que le sigáis en instagram (@nadaimporta), porque, entre otras cosas, su «Consultorio sin miedo» es pura inspiración.

Nada va a ser mejor. Nadie va a ser mejor. Pasado el tiempo de culpar al otro (es lo que hacemos siempre, siempre, siempre: culpar al otro) de tantos bulos baratos, teorías conspiranoicas y hurgar en la fatalidad castiza —siempre los últimos, siempre mal— llegará el momento de no poder mirar hacia otro lado, porque qué importará quién dio el portazo cuando es tu vida la que se deshoja un poco, cada día.

La pandemia nos ha regalado el bien más valioso, tiempo; pero mucho me temo es un arma tan poderosa como inútil si cae en las manos equivocadas. Se reinventará quien ya lo hacía y tu trinchera (tu gente, esos que siempre se partirán el alma por ti) no se moverá un milímetro: de eso se trata.

«Aprenderá de esto quien se deje abrazar por el cambio, quien sepa (de corazón) que el futuro no pertenece a nadie y que en realidad no eres más que lo das.»

Ojalá esta catástrofe nos ayude a mirar dentro, ojalá el corazón venza al juicio. Yo, como Luis Antonio de Villena, me conformaré con ser: “no intentaré siquiera comprender / un árbol no comprende el viento que lo visita”.

(*) Fotografía de Laura Velasco.

11. Núria Val aka @frecklesnur y Gabriela Salord de Rowse www.rowse.co

De la unión entre Núria Val – archiconocida por todos gracias a su trabajo como modelo y fotógrafa y a su cuenta de viajes y estilo de vida @frecklesnur – y Gabriela Salord – una mujer cosmopolita y con una sensibilidad especial que durante unos años trabajó para un fondo de inversión especializado en startups de belleza – nació hace un par de años: Rowse. Una marca de belleza compuesta por una línea de productos, que usa los ingredientes puros y respetuosos con la naturaleza para crear belleza natural. Una especie de backs to the origins, donde la clave es la honestidad (pocos productos, composiciones sencillas pero poderosas y un packaging mínimo y necesario), la naturalidad (solo emplean ingredientes 100% basados en plantas) y la sostenibilidad (no solo piensan en el planeta sino que trabajan con productores pequeños y locales). Juntas siguen apostando día a día por un mundo mejor y buena prueba de ello es esta línea de cuidados para todos.

Cuando sucede un acontecimiento que rompe con nuestros esquemas y escapa de nuestra capacidad de decisión es fácil sentirse desorientado; como si los cimientos de pronto se convirtieran en arenas movedizas. Esta percepción de inestabilidad, a la larga, puede mellar nuestro estado de ánimo, por lo que guardar ratos del día para el autocuidado es más importante que nunca.

«En un momento en el que el ser humano deja de ser soberano de su libertad, la mínima sensación de control sobre uno mismo, aporta seguridad y bienestar.»

No podremos salir a la calle cuando nos apetezca ni encontrarnos con nuestros seres queridos, ni abrazar ni besar, pero sí podemos decidir cuándo meditar, qué mascarilla facial nos apetecer probar, aprovechar para nutrir e hidratar nuestras manos y uñas ahora que están sobreexpuestas; practicar nuevas recetas culinarias o qué prendas vestir que nos hagan sentir mejor.

Un salvavidas emocional nos estabiliza, a la par que amortigua el impacto y el estrés experimentado por la situación actual. Ese escudo protector son nuestras relaciones afectivas que nos dan calor y cobijo. Si tenemos un mal día, o nos levantamos con el pie izquierdo sin motivo alguno, compartir cómo nos sentimos y tener a alguien que nos saque una sonrisa o nos cuente una anécdota sorprendente, nos ayudará a relativizar nuestro mal humor. Si al contrario, estamos más animados y con ganas de ?esta, o de exponer un artículo interesante o la última película o libro que nos ha hecho vibrar, compartirlo con nuestra comunidad nos multiplica la satisfacción. Comunidad entendida como aquellas personas con las que vivimos con?nados. O nuestros amigos, familia o compañeros de trabajo que ahora tenemos lejos. El vecino con el que estos días pocas veces te cruzas en la escalera o por la calle, siempre manteniendo las distancias de seguridad; o simplemente el encargado de la frutería que tan solo entrar en su establecimiento te comenta la última noticia…

Cuando nos sentimos desconcertados y vulnerables, una palabra cariñosa o de apoyo nos da luz y confort. Ese «tenerse cerca» estos meses se convierte en una comunicación e intercambio virtual pero no por ello deja de ser real o sólida. Ser conscientes y agradecidos nos aportará más felicidad.

12. Leire Urzaiz y Estefanía de Oliveira · Fundadoras de Papiroga

Además de ser las fundadoras y las caras visibles de la marca de los archiconocidos y coloridos pendientes y accesorios Papiroga, estas dos mujeres son buena energía en estado puro. Con casi 10 años en el mercado, «las Papiroga» demuestran a diario que están hechas de otra pasta, y que es posible crear productos que tengan la capacidad de cambiar tu estado de ánimo. Emprendedoras, amigas y socias, Estefanía y Leire vuelcan todo su optimismo en todo lo que hacen, y lo aderezan de talento, constancia e intuición. Cuando todo esto pase os recomendamos que vayáis a su tienda, donde tienen una piscina de bolas que es lo más, pero mientras tanto podéis acceder a su tienda online, donde tienen a la venta sus preciosas colecciones.

Un momento de parón impuesto como el que vivimos, puede ser una maravillosa oportunidad para enfocarte en tu esencia y reconducir todo aquello que no funcionaba. En nuestro caso, está siendo un momento perfecto para pensar y materializar ideas que teníamos en mente pero que por falta de tiempo nunca podíamos llevar a cabo.

También está siendo un momento perfecto para darnos cuenta, aún más, de que el valor humano está por encima de todo. Estamos hablando con nuestra gente más que nunca, y estamos formando círculos de apoyo que, si bien no tienen un fin concreto, nos están dando muchísimas alegrías y paz.

«Creemos que la única manera de salir reforzados de esto es con un espíritu de comunidad mayor, más unidos y colaborativos que nunca.»

Esta es una oportunidad maravillosa para cambiar y mejorar todo lo que no funcionaba, y sin duda la estamos aprovechando.

(*) Foto: Ale Megale.

13. Toño Fraguas · Periodista en ElDiario.es · Aprendiz de filósofo en #PiensoLuegoEstorbo del programa DePeaPa de RNE

Admiramos a Toño Fraguas desde hace mucho tiempo. Y no porque sea hijo del grandísimo Forges, sino porque es un periodista con todas sus letras. Comprometido, obstinado, trabajador insaciable, generoso e inteligente, Fraguas cuenta con una amplia experiencia en medios digitales e impresos – ha trabajado, entre otros, en El Mundo, 20 minutos, La Vanguardia, La Marea, Harper’s Bazaar o El País – y en televisión ha presentado dos series de documentales para La2, de RTVE: «¿Existe la felicidad?» – sobre su libro homónimo – y «El futuro ya está aquí». Actualmente trabaja en Eldiario.es e imparte clases de comunicación en el Máster de Gestión Cultural de la Universidad Carlos III y en el Máster de Nuevos Medios Interactivos de la Universidad de Granada. Toño es un tipo excelente y el mejor legado de su difunto padre.

Mi madre es maestra jubilada y cuando todavía daba clases impartía una misteriosa asignatura que únicamente existe en el colegio en el que trabajaba. Una asignatura que muchísima gente nunca ha conseguido ni conseguirá aprobar. Esa asignatura se llama ‘no vivo solo’ y su objetivo pedagógico es que los alumnos y alumnas tomen conciencia de que no son el centro del mundo.

A veces, imagino a ciertos hombretones ya talluditos sentados con dificultad en los pequeños pupitres del aula de mi madre. Esos hombres que se consideran con más derechos que el resto. Son los hombres del «a mí no me gusta que me digan ‘no puede ir usted a más de tanta velocidad’ y además ‘a usted le prohíbo beber vino». No hace falta buscar a ningún expresidente del Gobierno para encontrar a este tipo de especímenes que, en el 99% de los casos, son hombres. Su edad es variada, también su saber y condición, pero tienen una cosa en común: solamente piensan en sí mismos.

Son los que adelantan en carretera cuando no se puede, los que no respetan la distancia de seguridad, los que gritan cuando no se puede, los que matan por un pase vip o un descuento para no ser “como el resto”, son los adalides el individualismo extremo: ven a las personas como medios para conseguir lo que ellos desean. Como dice una de mis hermanas, son los típicos tíos que “han visto demasiadas películas” y que piensan que todo tiene un precio.

Esto que nos ha pasado, que nos está pasando, el confinamiento, es una excelente lección de ‘no vivo solo’ para personas de ese pelaje (algunas de las cuales, por cierto, nos quieren gobernar). Este confinamiento está trayendo algunas cosas buenas, muchas ya se han enumerado en este medio: bajar el ritmo, reinvenciones personales, redescubrimientos, lentitud… Pero, sobre todo… esta cuarentena nos ha permitido dejar de conjugar todo el día la primera persona del singular y pasar al plural: al nosotros.

«Muchos habrán descubierto que, en solitario, pueden poco. Que nos necesitamos cuidar los unos de los otros. Que la solución a los grandes desafíos es colectiva…»

… ante el coronavirus, el cambio climático, el machismo y la pobreza solamente vale el ‘nosotros’. Porque, oh, sorpresa: no vivimos solos.

(*) Foto: Xose Castro.

14. Ana Mirats · Fundadora y Directora creativa de Ana Mirats Studio

Ana Mirats es una de las grandes en el mundo del diseño en Barcelona y más allá. En su estudio trabajan distintas disciplinas y ámbitos del diseño, y sus proyectos están creados desde un proceso colaborativo, dinámico y creativo, donde siempre buscan una relación orgánica con el cliente con ideas de desarrollar proyectos globales o emergentes. Sensible, perfeccionista y vanguardista, Mirats ha creado un estilo único, que además de haber sido galardonado, también es admirado por muchos. Un buen ejemplo de su trabajo es la comunicación y la imagen gráfica de la pasada edición del Festival Blanc! y todo lo que hacen para Massimo Dutti así como la imagen gráfica de CC/studio.

Esta crisis ha cambiando nuestro planteamiento de ver la vida, existe un antes y un después. Estamos encerrados en nuestras casas pero nuestras mentes siguen viajando y eso es lo que importa. Como decía Susan Sontag…»Muchas veces la inspiración viene dada por las limitaciones, y es una gran oportunidad para replantearse lo que hacíamos y lo que queremos hacer.»

Creo que en la vida han pasado cosas que han hecho evolucionar al ser humano, y hace ya tiempo que muchas de las cosas que inventamos y creíamos que nos hacían avanzar… han provocado el efecto contario: involucionar. ¿Quién se puede sentir bien viendo que la tierra descansa cuando nosotros que formamos parte de ella estamos improductivos?

«Si volvemos a pensar solo en nosotros mismos estamos perdidos de nuevo.»

Ganas de pasear con Simone y Harpo por el parque.

(*) Foto: César Segarra.

15. Inés Sans-Miró · Fundadora del Hotel Casa Bonay

Los últimos diez años han sido muy intensos con la puesta en marcha de Casa Bonay. Poco a poco fui dejando de lado aquellos aspectos a los que solía dedicar gran tiempo como la cocina, organizar comidas o encuentros para mis amigos, leer, escuchar música… En resumen: dedicarme a mí. A nivel personal, podría decir que este tiempo lo he vuelto a dedicar a la cocina, la lectura y a cuidarme más, así como a volver a comer en casa, algo que no hacía con frecuencia en los últimos cuatro años de vida del hotel. Así que ha sido un lujo al que espero no volver a renunciar una vez el mundo se ponga en marcha.

A nivel laboral, creo que veníamos de unos últimos diez años de mucho «crear, crear, crear» e intentar marcar la última tendencia dentro del mundo de la restauración y hostelería.

«Espero que este tiempo sirva para volver a situarnos y preguntarnos ¿qué es lo que realmente queremos? ¿qué es lo que nos mueve cada mañana? y ¿qué hace felices a nuestros clientes?»

Creo que ahora más que nunca el «back to basics» se va a establecer y viene para quedarse. Y eso es algo que siempre hemos tratado de hacer en Casa Bonay: desde volver a tomarte una buena copa de vino y una hamburguesa con un buen amigo en un lugar agradable sin más pretensiones, a vivir menos experiencias pero más profundas y ricas e incluso buscar la calidad en las relaciones y en la forma en la que consumimos. Desde un principio, conceptualizamos el hotel como ese destino, en el que te pudieras sentir como en casa, ofreciendo un producto de calidad, teniendo en cuenta hasta el mínimo detalle y haciéndolo accesible a nuestra ciudad, Barcelona y a sus visitantes, y ofreciendo «lujos» que creemos están por encima de cualquier tendencia: Libertine es un lugar que ofrece comida (cuenta con una gran carta de vinos y cócteles casi las 24h del día); también contamos con un chiringuito que ofrece barbacoas caseras; una cafetería que si te has quedado sin desayunar siempre esta ahí esperando; un salón donde disfrutar de cine, música… con acceso a internet sin límite. La verdad es que nos gusta trabajar en el placer de las pequeñas cosas. Por ello, esperamos seguir aquí durante mucho tiempo.

16. Clara Diez · Artisan cheese activist & Founder of Formaje

Creo que el COVID nos ha dado a todos la oportunidad de plantarnos frente al espejo y preguntarle «y ahora, ¿qué?’». Una pregunta que no nos hacemos muy a menudo y sólo cuando la vida nos obliga a ello.

El que de manera colectiva todos nos hayamos convertido por unos meses en cautivos, nos ha obligado a enfrentarnos a nosotros mismos, a escucharnos, y por tanto, y si nos hemos dado la oportunidad, a sanarnos. Probablemente hacía tiempo que no nos escuchábamos a nosotros mismos durante tanto tiempo seguido. Hay mucho ruido ahí fuera, y la conversación con uno mismo es la primera que se recorta cuando el tiempo apremia y vivimos tan ocupados.

Si queremos ver la parte positiva, tenemos que dar gracias a que se nos ha brindado la (por otro lado inevitable) posibilidad de conocernos mejor. También, de valorar mejor lo más básico, las reglas primeras. La comida, la compañía, el trabajo, sobre qué se sostienen cada uno de esos pilares que consideramos casi «derechos» y que de un día a otro, pueden desaparecer. A nivel profesional, veo grandes beneficios: la obligación de sentarnos a repensar nuestros modelos de negocio y cómo estos se adaptan a una realidad cambiante; el profundizar en los valores y principios que nos diferencian del resto y hacer especial fuerza en ellos.

«Las crisis colectivas nos ponen a todos de nuevo en la línea de salida, a grandes y a pequeños, y coge velocidad el que gana en ligereza. Ligereza personal y profesional…»

… que significa ser lo suficientemente hábil para adaptarse al cambio y para avanzar sin mochilas, ligero por la vida. La fluidez como punto de inflexión.

17. Mike Madrid & Gabriel García · Cup of Couple

A nivel creativo estamos en una nueva fase. Venimos de un mundo en que nadie tiene un minuto para nada y ahora tenemos tiempo para todo. Hemos perdido la noción del tiempo y hemos entrado en una etapa de reciclaje en muchos niveles. En cierto modo hemos recuperado la pasión por cosas que antes hacíamos de forma casi mecánicas, desde cocinar hasta hacer una fotografía.

«Antes la sociedad nos empujaba a ser productivos constantemente, ahora solo lo somos cuando nos apetece y estamos aprendiendo a no sentirnos culpables por ello.»

Es impactante que haya tenido que llegar una pandemia para que seamos capaces de pensar ‘oye, que lo importante no es hacer cosas, es estar bien’.

Estamos solos, pero no del todo. Creemos que ser conscientes de que todos estamos en la misma situación va a despertar algo en la sociedad que nos va a hacer cuidarnos más en el futuro, a nivel personal y a nivel laboral.

Estamos leyendo mucho, estudiando nuevas técnicas, creando lo que nos apetece, dedicando tiempo a cosas que nos gustan y en las que creemos con un único fin, disfrutar del proceso sin pensar en una meta y sin esperar nada a cambio.

(*) Foto: Cup of Couple.

18. Carlos Zamora · CEO de Deluz y Compañía

Tenemos la suerte de trabajar con Carlos, que es un tipo excepcional en todos los sentidos. Inteligente, ávido, curioso, carismático, alegre, cariñoso y ante todo buena persona. Carlos es querido por prácticamente todo el mundo que se topa con él en algún momento, y si está en su mano ayudarte lo hará. Un buen ejemplo de su actitud son sus negocios gastronómicos, en los que además de lograr que disfrutemos de platos deliciosos elaborados con las mejores materias primas, en su mayoría orgánicas y locales, en lugares con historia como La Caseta de Bombas, La carnecita, Celso y Manolo…, también promueve e incorpora personal en situación de exclusión social.

Marineros a la mar, pastores a la montaña, agricultores a plantar, queseros a formar quesos, viticultores a podar. Mientras tanto el resto estamos parados, quietos, a la espera de algo que no sabemos que es. Ellos siguen. Tienen otra mirada desde otra altura. Nos llaman y nos preguntan que tal estamos. Ellos están como siempre, solos, no les ha cambiado nada, pero escuchar sus voces en estos tiempos.. a nosotros nos sienta igual de rico que dos vasos de vino. La mayoría de sus clientes que éramos los restaurantes nos hemos parado y ellos lo notan.

Nos sosegábamos cuando veíamos que sus tormentas habían sido mucho mas duras que las nuestras. Hemos hablado con nuestros amigos marineros y nos tranquilizaban sus voces roncas de una vida en la mar, contándonos como ellos contaban los tiempos entre ola y ola para entender si ibas a entrar vivo por la puerta de la bahía.

Pasaban los días y nos dedicábamos a llenar el deposito de oxígeno, que es la liquidez de las empresas, para que la travesía de esta tormenta de los 140 que somos en deluz y compañía siga y no se detenga. Somos 23 nacionalidades, mitad hombres, mitad mujeres. El 25% venimos de proyectos de exclusión social y algunos de nosotros hemos vivido travesías de dos años por toda África para haber conseguido una estabilidad económica, social y sanitaria.

«El futuro se hace de repente menos incierto y tremendamente ilusionante al ver que de repente este parón, ha hecho a la sociedad replantearse qué come y dónde procede.»

La cooperación se convierte en palabra clave. Y la sociedad se empieza a volcar con el sector primario de verdad. Y nuestra caravana de deluz empieza a coger rumbo buscando soluciones de logística, cooperación y desarrollo, y conectando proyectos para que un pastor pueda seguir viviendo a 1100 metros de altura y una persona pueda tener acceso en una ciudad a un trozo de ese modo de vida. Estamos generando ese wifi necesario entre campo, mar y ciudad. Y es un wifi que recarga las pilas. Que esperamos poder compartir con todos en muy poco tiempo.

(*) Foto: Christian González.

19. Russian Red · Lourdes Hernández · Compositora, cantante y artista

Russian Red es Lourdes Hernández, una cantante, compositora, intérprete y artista madrileña de gran talento, y que, como muchos ya sabéis, destacó por primera vez en 2008 con el lanzamiento de su exitoso álbum debut: «I Love Your Glasses». Dos años más tarde vino «Fuerteventura» y en 2014 fue el momento de «Agente Cooper», así como una creciente presencia internacional y múltiples giras por Europa, América Latina, Asia y Estados Unidos. Lourdes es toda una artista, a pesar de que la mayoría la conocemos principalmente por ser cantante y compositora. Pero ella es mucho más, y próximamente podremos conocer un poquito más sobre sus otros talentos. Actualmente vive en Los Ángeles, donde continúa creando música en colaboración con danza contemporánea y películas, mientras actúa y dirige Ruby Street, un singular espacio para eventos en Highland Park. 

A todos nos ha pillado esta pandemia en un lugar muy específico de nuestras vidas. Pero algo que hemos experimentado a la vez es la pérdida. Aunque haya sido de diferente naturaleza para cada uno. La pérdida de un ser querido, de un trabajo, la oportunidad de ver a la gente que quieres o de hacer las cosas que te hacen bien. La pérdida lo ha revalorizado todo. Y me ha dado por pensar que la relación entre pérdida y valentía es directamente proporcional. Cuanto más grande es la pérdida, más espacio deja a su paso para llenarlo de algo nuevo. Cuando perdemos algo nos conocemos mejor, entendemos qué echamos de menos y sobre todo por qué. Las pérdidas que tenemos a lo largo de la vida nos van definiendo.

Yo perdí a mi abuela el año pasado y me ha llevado un año conocer esa pérdida plenamente, mirarla a los ojos, convivir con ella para siempre. Y a veces las pérdidas son más largas que la situación que hemos perdido.

«Las crisis tienen la capacidad de ayudarnos a despertar del letargo de estar en nosotros mismos, para cuestionarnos, crecer y sobre todo, SER más nosotros mismos.»

Positivo y negativo coexisten todo el rato y yo confío en que sus fuerzas son proporcionales, se retroalimentan. La pérdida nos brinda la oportunidad de tomar decisiones nuevas y expandir el universo a traves de ellas. Entender esa oportunidad es evolucionar. Y además si la pérdida es global, entonces evolucionamos todos a la vez. Poder mirar esta pandemia como un momento histórico emocionante es difícil ahora, pero es fundamental para continuar esa evolución. Yo trato de recordarme esto todo el rato, especialmente cuando las semanas parecen días y los meses semanas, y hasta salir a dar un paseo parece una transacción ajena que alguien más ha decidido por mí.

(*) Foto: Cecilia Álvarez-Hevia Arias.

20. Marina Comes · Best influencers 2019 by Forbes

Marina es obstinada, constante, alegre y apasionada y la artífice de una de las cuentas de viajes con más éxito de Instagram: @marinacomes. De hecho, el año pasado fue seleccionada como una de las 6 mejores influencers de viajes según la revista Forbes. Y razones no les faltan. Basta con darse un paseo por su perfil para alucinar con sus fotos en lugares idílicos. Marina consigue evocar con imágenes bucólicas, minimalistas y coloristas y lograr que deseemos descubrir esos parajes únicos. Por eso Marina se dedica a viajar y a generar contenidos de manera profesional desde 2016, a pesar que durante un tiempo fue abogada de derecho mercantil. 

En momentos como los que estamos viviendo doy gracias por ser una persona positiva y optimista por naturaleza. Tras unos primeros días de desconcierto, miedo e incredulidad, decidí que iba a aislarme del mundo exterior y a sacarle el máximo jugo a esta situación, y así fue.

Lo que al principio me angustiaba se convirtió en un camino personal hacia la obtención de una paz mental que hacía años que no tenía. La tranquilidad de saber que estás en el único sitio donde puedes estar, sin tener que preocuparte por lo que estarás dejando escapar, es realmente reparadora. El hecho de sorprenderte al descubrir que una vida sencilla entre cuatro paredes puede proporcionarte una sensación de protección como nunca antes habías experimentado en tu propio hogar. Y qué decir de ese increíble feeling de interconexión y empatía a nivel mundial por el hecho de estar todos remando en la misma dirección.

Sinceramente, me he sentido muy afortunada de poder disfrutar de una rutina sencilla y saludable durante más de dos meses, sin que el estrés y las excusas pudieran interponerse. Incluso he llegado al punto de sentir una especie de síndrome de Estocolmo al pensar que la parte positiva de todo este delirio iba a desvanecerse para dar paso a nuestra ‘antigua normalidad’. ¿Soy muy rara por pensar así? Me lo he preguntado muchas veces estos días, y os reconozco que me ha costado escribirlo y compartirlo aquí en público. Espero que no malinterpretéis mis sentimientos encontrados, soy plenamente consciente del drama sanitario y social que estamos viviendo. Y obviamente que me muero de ganas de reencontrarme con la libertad, con mi familia y con mis amigos. Pero…

«También pienso que para que este drama no haya sido en vano, deberíamos replantearnos los pilares del estilo de vida Pre-Covid antes de volver a nuestra ‘antigua normalidad’.»

No dejemos que lo que nos ha iluminado en esta cuarentena pase al rincón del olvido. Personalmente, yo voy seguir utilizando esa misma luz para iluminar el camino hacia el new normal, a la vez que espero mejorar como ciudadana de este maravilloso mundo que, al fin y al cabo, nos está dando una segunda oportunidad.

¡Esperamos que os hayan inspirado tanto como a nosotros! ¡Mucho ánimo y seguimos!

#WeFocusOnTheGood


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario