Monstruos, la primera gran exposición de Joan Fontcuberta en Barcelona desde 2008

«Monstruos» de Joan Fontcuberta (Barcelona, 1955) – artista, fotógrafo, docente, ensayista, comisario de exposiciones e historiador -, es la primera gran exposición que presenta en Barcelona, concretamente en el Museo Can Framis desde 2008.

“Fontcuberta es el único fotógrafo español que ha sido galardonado con el premio Internacional Hasselblad.”

En esta ocasión, Fontcuberta se sumerge en una serie de conflictos y violencias de nuestro tiempo para ahondar en su origen y salvaguardar la esperanza, aquello que todavía nos hace humanos y nos compromete con valores que rechazan la barbarie. Para ello, presenta media docena de proyectos recientes, a la vez que poéticos y disruptivos. Desde «Trauma» hasta «Prosopagnosia» (realizado con Pilar Rosado). Como podréis comprobar, todos estos ejercicios físicos y visuales, de carácter multidisciplinario, exploran la condición narrativa y documental de la imagen, y a su vez, parodian las vertientes autoritarias.

“Monstruos es un collage de imágenes de archivo y de álbumes familiares, que aparecen malogradas para dar paso a su belleza más terrible.”

Fahrenheit 451 2019-2021

En este caso, lo que busca Fontcuberta es que el fuego que tendría que destruir libros, se transforme en la llama que da vida a nuevos ejemplares. Demostrando también la capacidad que tiene la fotografía de deshacer los hechos que ella misma fijó en el tiempo.

Y es que una de las primeras acciones que emprendieron los nazis cuando lograron el poder en Alemania fue organizar la quema de libros de escritores judíos, marxistas o simplemente contrarios a su doctrina. La operación se llevó a cabo el 10 de mayo del 1933, y se estima que unas setenta mil personas participaron en la incineración de veinte mil volúmenes. Curiosamente, aquella noche tuvo lugar una lluvia torrencial que complicó aquella orgía de fuego prevista, impidiendo que los libros prendiesen fuego. Y por ello, tuvieron que pedir ayuda a los bomberos, quienes con bidones de gasolina pudieron finalmente llevar a cabo aquella trágica conflagración.

Seguramente la paradoja del bombero pirómano se quedó en la mente de Ray Bradbury, el autor de Fahrenheit 451 (1953), una obra maestra de la literatura fantástica, de la que más tarde hicieron una película, y en la que se muestra a un gobierno totalitario que pretende impedir que la población lea.

Ambas situaciones, la real y la literaria, actúan como cimientos para este proyecto de Fontcuberta, que consiste en la acción simbólica de quemar 451 ejemplares de esta novela en ediciones e idiomas diferentes. Sin embargo, y a diferencia del argumento de Bradbury, en este caso los libros no son destruidos por las llamas sino que son salvados in extremis antes de convertirse en cenizas. El texto, por lo tanto, no desaparece sino que sobrevive a la hoguera y se salva.

Botsuana Safari 2015

Pocas fotos de safari han circulado tanto como la que muestra al rey Juan Carlos de Borbón posando ante el elefante que acaba de matar en Botsuana. La foto es de 2006, pero fue filtrada a los medios la primavera del 2012, cuando en otro viaje a Botsuana el monarca sufrió un accidente, una triple fractura de cadera, por la que tuvo que ser repatriado de urgencia.

A causa de este contratiempo se supo que el rey había viajado al país africano para participar en una cacería de elefantes patrocinada por influyentes negocios saudíes y organizada por su entonces amante, Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

A la instantánea del safari en Botsuana, se añade la presencia del Pequeño Nicolás, excéntrico personaje que parece extraído de la novela picaresca del siglo XVI. Y la composición final rememora un retablo alegórico de la España del trapicheo y las corruptelas, y la estampa queda inmortalizada con toda la gravedad de un mosaico de mármol de Carrara, constituido por veinte mil teselas de una completa gama de grises.

Gastropoda 2012-2015

Esta series es fantástica, ya que en este caso son los caracoles quienes se convierten en artistas. Fontcuberta los coloca sobre invitaciones de exposiciones y reproducciones de obras de arte y ellos se encargan de devorarlas, hastalograr imágenes procesadas orgánicamente para perpetuar el ciclo de las vidas.

“Este proyecto alude a la degradación de la imagen, a la metamorfosis de la simple representación hasta el objeto físico.”

Sin más, os recomendamos que vayáis a verla. Joan Fontcuberta vuelve para agitarnos, para hacernos reflexionar sobre aquello que más escuece, con el objetivo de que no nos olvidemos del mal que acecha en forma de dictaduras y fascismos, y sigamos luchando en contra de esa maldad que ejercen unos pocos, pero que aplaca a gran parte de la humanidad.

“En definitiva, trato de domar a los monstruos.” Joan Fontcuberta

(*) Imágenes cedidas por la Fundació Vila-Casas.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario