El coworking ideal de Fosbury & Sons está en Bruselas

Hay coworkings y coworkings y este es una maravilla total. Pertenece a Fosbury & Sons y tal y como ellos lo definen, se trata de una obra maestra modernista de la década de 1970, que se encuentra justo al lado del Bosque de Sonian y a solo 10 minutos de Avenue Louise en Bruselas.

Contacto: +32 2 793 10 31 · boitsfort@fosburyandsons.com
Dirección: Chaussée de la Hulpe 185, 1170 Watermael-Boitsfort (Bruselas)

Nuestros espacios son híbridos y versátiles, y se adaptan a los requisitos específicos de cada tipo de empleo.” Maarten Van Gool

El estudio de diseño Going East es quien ha renovado este característico bloque de oficinas de hormigón que diseñó en su día por Constantin Brodzki, uno de los arquitectos más innovadores de Bélgica, y Jules Wabbes, diseñador de muebles y arquitecto de interiores belga, y que se ha convertido en la segunda ubicación de los coworkings de Fosbury & Sons fundada por Stijn Geeraets, Maarten Van Gool y Serge Hannecart.

Fosbury & Sons Boitsfort puede albergar hasta 600 trabajadores y 250 empresas.

Con más de 7.000 metros cuadrados, este impresionante edificio modernista fue la sede de la empresa cementera CBR, y llama la atención por su distintiva fachada, la cual está compuesta por 756 ventanas ovaladas en paneles de hormigón prefabricados y curvos. El edificio se transformó cuidadosamente en un espacio de coworking profesional respetando las estructuras y la identidad ya existentes del edificio.

Nos gusta resumir el estilo interior de esta manera: «cuando un James Bond de los setenta regresa al futuro y aterriza en Japón en 2018».” Stijn Geeraets

Asimismo, lo interesante fue que se conservaron algunas características originales del edificio, a pesar de que existe una clara distinción entre las áreas antiguas y las nuevas. También se crearon una serie de piezas hechas a medida como parte del diseño, que incluyen mesas de mármol, accesorios de iluminación, la escalera central de hormigón y los muebles de madera.

Fosbury & Sons Boitsfort cuenta con un vestíbulo y un bar que se encuentran en la planta baja, 15 salas de reuniones, un auditorio con capacidad para 75 personas, espacios para oficinas privadas y para oficinas compartidas, así como puestos flexibles y espacios para eventos. También tienen otro bar en el octavo piso y un Coffeelabs, que también gestiona el restaurante – está abierto durante el almuerzo (de 12 a 14 h.) preferiblemente con reserva –, donde sirven desayunos, almuerzos y snacks por la tarde, así como un catering para miembros e invitados de la sala de reuniones. 

Otro aspecto a destacar es el arte que forma parte de este edificio y que ha sido curado por las galerías Rodolphe Janssen y Veerle Verbaekel Gallery, así como por los artistas Perry Roberts y Florian Tomballe y la Private Art Support Foundation. Este aspecto es algo común en todos los coworkings de esta marca, y la verdad es que es resulta muy inspirador.

Because the office that you know it is dead. And Well-being is the new welfare.

Sin más, si sois nómadas digitales como nosotros, la propuesta de Fosbury & Sons os encantará. Principalmente porque han cubierto todos los «puntos de dolor» de su target, y además han apostado por una fórmula ganadora: diseño y confort. Por ello, sus espacios de coworking resultan ideales para trabajar, establecer sinergias y hacer networking, mientras apuestan por nuestro cuidado y bienestar y nos inspiran.

(*) Fotos cortesía de Fosbury & Sons.

BACK
BACK TO TOP