Una vida en nuestro planeta de David Attenborough (Netflix)

Una vida en nuestro planeta ha sido dirigido por grandes documentalistas como Alastair Fothergill, director de la reconocida miniserie de televisión The Blue Planet, Jonathan HughesKeith Scholey, con siete documentales de naturaleza a sus espaldas, quienes advierten junto con David Attenborough, el célebre naturalista y divulgador científico británico, sobre los evidentes peligros a los que se enfrenta el planeta y la humanidad.

«Nuestro planeta se encamina hacia el desastre. Necesitamos aprender a trabajar con la naturaleza y no en contra de ella.»

Sí, sí, ya sabemos que no es algo nuevo y que hay muchos otros documentales que hablan al respecto, pero… siempre es necesario que nos lo recuerden, ya que como sabéis, hay algunos que deben vivir en Narnia, porque prefieren hacer oídos sordos y mostrarse impávidos ante la evidencia…

Una de las particularidades de este documental es que para tratar de concienciar sobre lo precario de la situación actual medioambiental en el planeta Tierra, David Attenborough pone de ejemplo la gran tragedia que supuso el accidente provocado por humanos en la central nuclear de Chernobyl. Principalmente, porque tras 30 años, la naturaleza se ha abierto paso entre las ruinas de aquella catástrofe de forma natural… y, sin embargo, el ser humano todavía no puede vivir allí de forma continuada debido a las radiaciones.

Una vida en nuestro planeta también repasa los inicios en la vida de David Attenborough, y muestran algunas de las expediciones que ha realizado a lo largo de sus 94 años, como la de mayo de 1991 a una tribu salvaje de Nueva Guinea o la expedición de enero de 1978 a los gorilas de montaña en una selva de África Central, entre muchas otras. Todo un viaje interesantísimo y revelador, en el que se ve claramente el increíble y devastador paso del tiempo en nuestro planeta, debido a todo el daño que le estamos causando.

Tras este repaso por alguna de las muchísimas experiencias con la naturaleza de Attenborough, hacen hincapié en la importancia y en la necesidad de preservar la naturaleza, la biodiversidad y los ecosistemas marinos, ya que además de demostrarnos que funcionan como un engranaje perfecto, son impredecibles para la vida en la tierra.

«The truth is: the natural world is changing and we are totally dependent on it. It provides our food, water and air. It is the most precious thing we have and we need to defend it.»

Asimismo, independientemente de si vuestra postura es más o menos positiva, lo cierto es que lo que está claro que esto no se va a resolver solo, sino que requiere de la ayuda de todos nosotros como agentes activos. Por ello, Attenborough se atreve a enumerar una serie de cambios y sacrificios imprescindibles para revertir una parte de este proceso o al menos ralentizar su fatídico final.

«La naturaleza sobrevivirá a nuestro declive como sociedad, pero el ser humano, no lo podrá hacer.»

Sin más, lo mejor es que veáis este documental, disponible en Netflix, para que entendáis la magnitud de la situación, gracias al carácter divulgativo del mismo. ¿Su objetivo? Agitar conciencias, y a su vez inyectar esperanza en todos los seres humanos para no decaer y seguir luchando en pro de un bien común para la humanidad y el planeta.

«Lo que hagamos ahora y en pocos años siguientes afectará profundamente los próximos miles de años.»

*Aprovechamos para compartir con vosotros la entrevista que mantuvieron Greta Thunberg y David Attenborough. y para invitaros a ver la serie «Our planet» en Netflix.

¡Buen fin de semana!


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario