Still Human: más que arte en la Colección SOLO

Sitio: Espacio SOLO
Contacto: www.coleccionsolo.com
Dirección: Plaza de la independencia, 5 (Madrid)

Gratis (previa reserva a través de su web)

La Colección SOLO tiene su sede en Espacio SOLO, un museo privado donde se exhibe la colección en diferentes propuestas expositivas temporales, y uno de esos lugares por los que una ciudad como Madrid debería enorgullecerse. Sobre todo porque permite gratuitamente contemplar grandes y nuevas referencias del arte contemporáneo en sus diferentes representaciones: visual, audiovisual y sonoro, en un lugar fascinante diseñado por Juan Herreros y premio COAM 2018, que está situado en la madrileña Puerta de Alcalá.

La Colección SOLO y el Espacio SOLO forman parte de un proyecto de mecenazgo, impulso y acompañamiento a la escena artística contemporánea impulsado por los empresarios españoles Ana Gervás y David Cantolla. Y desde su creación, el trabajo de curaduría es toda una referencia.

En esta ocasión presentaban nueva exposición bajo el título «Still Human». Se trata de una invitación a reflexionar sobre nuestra capacidad de relacionarnos con aquello que es nuevo, a través de la mirada de más de 40 artistas contemporáneos pertenecientes a la Colección SOLO y artistas invitados en un centenar de obras de enfoque multidisciplinar que incluye pintura, escultura, arte sonoro o inteligencia artificial. David Altmejd, Mario Klingemann, Tomoo Gokita, Neo Rauch, Nina Saunders, Nam June Paik, Evru/ZushCassie McQuater, Izumi Kato, Sholim, Yang Yongliang o Miriam Cahn, participan en este diálogo que aborda cómo creamos, observamos e interactuamos con aquellas realidades que emergen sobre lo ya conocido.

La Colección SOLO propone con Still Human un relato sobre la relación con la transformación, desde múltiples perspectivas artísticas, y sitúa el debate en el potencial de desarrollo que tienen las capacidades y valores humanos en paralelo a todo cambio social o efervescencia tecnológica. Obras como las de Nina Saunders o Mario Klingemann ilustran la capacidad de lo nuevo para permitirnos explorar propuestas estéticas y conceptuales desconocidas que, como defiende este diálogo artístico, se convierten en palancas capaces de ampliar las fronteras del pensamiento colectivo y que acompañan el avance de las ideas.

Una de las obras que más nos fascinaron fue «Appropriate Response», donde el artista Mario Klingemanntrabaja la composición de textos en directo a través de la inteligencia artificial y mediante un confesionario; «Greta», un sillón «cubista» que no solo nos invita a pensar los objetos en sí mismos, sino a replantearnos todo nuestro entorno; la máquina de reproducir y alterar su obra mediante algoritmos; a través de o de Juan Díaz-Faes, que lo redescubre con materiales primarios como la cerámica pero también desde la investigación con algoritmos; los trabajos de Cool 3D World y SMACK se aventuran en los terrenos del «uncanny valley», concepto desarrollado por Masahiro Mori que define la sensación de inquietud provocada por robots o animaciones de apariencia idéntica a la humana, efecto impensable antes del desarrollo de la imagen digital; la obra del artista Yang Yongliang, que transforma el antiguo arte de la pintura de paisaje china con un ejercicio de yuxtaposición de imágenes digitales en un discurso crítico sobre el extremo desarrollo; los trabajos de acento retrofuturista de Ryan Heshka y Sergio Mora, dos de los artistas residentes de Colección SOLO; y las piezas sonoras del músico Lars Dietrich a través de sus robots sonoros como Lily. 

«Still human» no os dejará indiferente y promete un «cine forum» a la salida. Y es que la relación en las artes entre el desarrollo creativo y la tecnología, ha permitido la apertura de nuevas rutas en las artes visuales, y convierten a esta muestra en testimonio de las posibilidades que permiten este tipo de avances.

Imperdible.

(*) Fotos: Alberto Triano.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario