«Otra ronda», el nuevo film de Thomas Vinterberg sobre un experimento sociológico embriagador…

Según el psiquiatra y escritor noruego Finn Skårderud, los humanos nacemos con un déficit de 0,05% de alcohol en la sangre. Por ello, cuando decidimos equilibrar esa carencia «somos mejores». Este es el punto de partida de «Otra ronda» (Druk, 2020), en el que cuatro amigos daneses y profesores (interpretados por Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranthe), que se encuentran en plena crisis de la mediana edad, deciden llevar a cabo este experimento sociológico y ponerse a prueba. Es decir, mantener esa tasa de alcohol al mismo nivel durante el día para demostrar que Finn Skårderud tenía razón – a pesar de que lo cierto es que éste nunca elaboró un estudio en el que concluyese tal locura -.

“Otra ronda muestra como el alcohol está presente hasta en las sociedades más idílicas como remedio para sobrellevar problemas, tristezas, angustias y anhelos.”

Una premisa peligrosa pero que funciona como ese detonador tan necesario en momentos vitales como el de sus protagonistas. Todos comparten vidas aparentemente idílicas, a pesar de que en cuanto avanza el film vamos descubriendo que no es oro todo lo que reluce… Dicho esto, y sin peligro de spoliers, comentaros que Thomas Vinterberg aborda este tema tan pantanoso recurriendo a la tragicomedia. En algunos momentos puede llegar a incomodar, ya que hace apología de los beneficios del alcohol consumido controladamente tanto por parte de adultos como de jóvenes, poniendo de ejemplo a grandes personalidades como Ernest Hemingway y Winston Churchill, que utilizaron el alcohol como combustible para crear y liderar con éxito. Aunque para balancear esta hipótesis, también muestra la cara B y los estragos del alcohol cuando su consumo se desmadra. Y lo hace a través de las consecuencias que este experimento tiene en cada uno de estos cuatro amigos, mostrando de esta manera sus verdaderas personalidades, sus fortalezas, sus vulnerabilidades y en definitiva, sus miserias.

«Otra ronda» – Bafta a mejor película de habla no inglesa – te agita, te divierte, te hace cuestionarte cosas, y también te abruma… pero con lo que nos quedamos es con el mensaje existencialista vitalista que sobrevuela toda la cinta: sé tú mismo, vive la vida, no pierdas el tiempo en tonterías, celebra lo bueno, demuestra el amor y brinda por ello – siempre con control, claro -.

“En realidad, la película habla de estar juntos, del amor, de compartir una situación desesperada en la vida… Pero lo más fascinante es que el alcohol puede elevar a la gente y también matarla.” Thomas Vinterberg

PD: Os avisamos que después de escuchar la canción«What A Life» de Scarlet Pleasure se os quedará resonando en la cabeza unos cuantos días…


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario