No More Matildas: porque la ciencia, la tecnología y la innovación no es solo cosa de hombres

El efecto Matilda es un prejuicio en contra de reconocer los logros de las mujeres científicas, cuyo trabajo a menudo se atribuye a sus colegas masculinos. Este fenómeno fue descrito por primera vez por la sufragista y abolicionista Matilda Joslyn Gage en su ensayo, «La mujer como inventora».

Y es que han sido muchas mujeres que a lo largo de la historia han visto cómo han sido olvidadas simplemente por su género y cómo sus trabajos se atribuían a los hombres. Aquí os dejamos algunos ejemplos, aunque hay muchísimos más:

Gerty Cori

Esta increíble científica checa fue la tercera mujer en el mundo en ganar un Premio Nobel en Ciencias, y la primera mujer a nivel mundial en ganar el Premio Nobel de Fisiología o Medicina. Sin embargo, trabajó durante años como asistente de su esposo Carl Ferdinand Cori.

Trotula de Salerno

Esta médica italiana escribió obras muy importantes para la medicina del siglo XII, pero su autoría, tras su muerte, fue atribuida a hombres.

Marthe Gautier

Durante años, la comunidad científica atribuyó el descubrimiento de Marthe Gautier a Jérôme Lejeune. A pesar de que ya se sabe que fue ella quien detectó la anomalía cromosómica que causa el síndrome de Down.

Nettie Stevens

Aunque sus descubrimientos sobre el sistema XY de determinación del sexo fueron determinantes. Todos ellos fueron atribuidos al distinguido genetista Thomas Hunt Morgan.

Este hecho ha provocado que muchas científicas, tecnólogas e inventoras hayan aparecido en los libros. Por este motivo, este movimiento «No more Matildas», respaldado por importantes escritoras, científicas, instituciones y medios de comunicación, denuncia este fenómeno que priva a la sociedad de referentes femeninos en la ciencia, creando una serie de libros ilustrados. Por el momento son tres biografías imaginarias de Einstein, Fleming y Schrödinger, para «compensar» y reivindicar una  mayor presencia de las científicas y sus aportaciones en los libros de texto escolares.

“Estas mujeres serán un estímulo para despertar en las niñas una vocación científica y contrarrestar los estereotipos que desde edades tempranas anidan en sus mentes y les dicen que ellas son menos inteligentes y dotadas para las ciencias que los chicos.”

No More Matildas, una iniciativa impulsada por la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) con el apoyo de la Oficina del Parlamento Europeo en España, es una idea de Gettingbetter Creative Studio, con la colaboración de Dos Passos Agencia Literaria y Comunicación y producción de Kamestudio, para dar a conocer el Efecto Matilda y recuperar el protagonismo de esas científicas que nunca debieron ser invisibles.

Podéis uniros gratuitamente a través de su web.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario