Markthal Rotterdam: una nueva maravilla arquitectónica

Rotterdam va a convertirse en uno de mis próximos destinos de este año. Y es que a pesar de no tener mucha publi en nuestro país, se trata de una ciudad excepcional.

Esta vez voy a centrarme en un espacio que me tiene fascinada, y que estoy deseando ver en vivo y en directo. Se trata del Markthal Rotterdam. Un lugar histórico junto al mercado al aire libre de Binnenrotte, que se ha convertido en el market cubierto más grande de Holanda.

Como podréis comprobar por las fotos, se trata de un enorme espacio cerrado a pie de calle rodeado por un edificio de viviendas en forma de arco, cuya forma, colorido interior y altura lo convierten en una auténtica obra de arte. Y es que en ningún otro lugar del mundo podremos encontrar un espacio tan versátil, en el que conviven bajo el mismo techo un gran mercado cubierto, tiendas de comida, restauración, un supermercado, viviendas – 126 de compra y 102 de alquiler – y un parking subterráneo.

Los artífices de esta maravilla son el equipo de la empresa Provast y el estudio de arquitectos MVRDV, quienes en 2004 fueron conscientes que en Róterdam el mercado sería un elemento importante para el desarrollo del barrio Laurenskwartier y la parte este del centro. De ahí que considerasen necesario un edificio de diseño sostenible, abierto y muy accesible para el público, tomando la decisión de darle la vuelta a los dos bloques de viviendas, que dieron como resultado una enorme nave con grandes aberturas hacia la ciudad en los laterales.

Asimismo, el Markthal Rotterdam tiene la fachada de cable de acero más grande de Europa, cuya transparencia permite visualizar perfectamente desde fuera su interior. Por contra, no tiene fachada posterior, y por ello, las tiendas y establecimientos de restauración están ubicados en las plantas subterráneas. De esta manera, los residentes no sufren molestias derivadas del reparto, que suele realizarse por la mañana temprano.

Por otro lado, el mercado también ha recibido el certificado BREEAM Very Good por los equipamientos del edificio, ya que para el suministro de energía se ha optado por una conexión con la calefacción urbana y un sistema de acumulación de calor y frío en el suelo, con la particularidad de que suministra energía a otros edificios. Y en cuanto a la nave, se han estudiado distintas opciones para crear un ambiente interior confortable con el mínimo consumo de energía. De hecho, en el mercado se ha instalado un panel donde los visitantes pueden ver información actualizada sobre el uso de energía y el ahorro de CO2 en el edificio.

Otro aspecto curioso que me ha sorprendido, es que entre las medidas que han tomado para aumentar el valor ecológico del entorno urbano, y asesorados por un ecólogo, han instalado en la planta 11 de la fachada oeste cuatro nidos para murciélagos en la cámara de aire, y en la primera planta de la fachada norte se han instalado diez nidos para vencejos. ¡Interesante! ¿verdad?

Sin más, el Markthal Rotterdam es un concepto totalmente nuevo: un híbrido entre mercado y edificio de viviendas, que además se ha convertido en todo un espectáculo para residentes, visitantes y turistas.

(*) Fotos de © Daria Scagliola+Stijn Brakkee.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario