HEY CBD: aceites y bálsamos para encontrar nuestro equilibrio

De un tiempo a esta parte, el CBD se ha puesto de moda. Pero, y antes de entrar en más detalle, ¿qué es? Dentro de las plantas de cannabis hay cientos de compuestos naturales y entre ellos está un grupo muy especial conocido como cannabinoides. El CBD o cannabidial es uno de estos cannabinoides. A diferencia del THC, el CBD no tiene efectos psicoactivos.

Dicho esto, ¿Cómo actúa el CBD? Estos cannabinoides interaccionan con urra serie de receptores distribuidas por toda nuestra organismo conocido como sistema endocannabinoide. Numerosos estudios demuestran cómo este sistema tiene un papel fundamental en varios procesos fisiológicos vitales como la modulación de la respuesta antiinflamatoria, el sistema inmunológico, el apetito, el estrés o el sueño.

¿Interesante verdad? Sus usos son diversos, ya que hay personas que lo utilizan por algún motivo específico, y otras que simplemente lo toman porque les ayuda a encontrar un estado general de equilibrio y bienestar.

“En estos últimos años hemos observado como el desconocimiento y prejuicios tradicionales en torno a la planta de Cannabis ha cambiado radicalmente.”

Gracias a esta tendencia creciente, ha habido una explosión en el mercado de los productos ricos en CBD, y eso ha provocado que se hayan podido dar a conocer las propiedades de esta planta a una parte de la población que hasta entonces y debido a su situación legal, no había mostrado interés o ni siquiera sabía de sus existencias y beneficios.

“HEY CBD nace desde un profundo respeto por la planta del cáñamo. Creemos firmemente en la infinidad de posibilidades que ofrece y de las que nos podemos beneficiar como individuos y como sociedad, y las defendemos.”

Por todo ello, HEY CBD, que se define como «A Global Community in Pursuit of Balance», ha centrado su reason why y su comunicación en la búsqueda del equilibrio personal como estilo de vida, y sus productos han sido creados justamente para ir en esa dirección.

Su lema es «Create. Breathe. Discover». Es decir: La creación como expresión de la búsqueda de equilibrio, canalización de ideas y materialización del mundo interior al exterior; El yoga y la meditación como grandes aliados para la claridad mental y la aceptación de uno mismo; Y el descubrimiento como motor de nuestra existencia, de cercanía con la naturaleza y de la práctica de deportes y actividades que nos hacen sentir vivos.

Actualmente, su portfolio consta de aceites ricos en CBD de origen completamente natural, sin aditivos ni conservantes, en diferentes concentraciones y sin THC, que además tienen una base de aceite de oliva virgen extra que los hacen únicos. Y también del bálsamo HEY CBD, que según nos indican es el aliado perfecto para aliviar dolores musculares y articulares, a la vez que hidrata la piel en profundidad. Con el 100% de ingredientes naturales y una de las mayores concentraciones de CBD del mercado, es adecuado para todo tipo de pieles y aporta un aroma agradable y equilibrado.

Otro de los aspectos que les diferencia son sus flores. Se cultivan de forma sostenible, respetando el crecimiento de la planta de la forma más natural posible para evocar diferentes sabores y olores dependiendo de la variedad. Amnesia, Skywalker OH, Lemon, Harlequin o las ediciones limitadas de Hindu Kush o Banana Kush con Mercedes Bellido y Misterpiro son las variedades en las que han confiado desde el principio por su calidad.

“Trabajamos con total transparencia. Todos nuestros productos están analizados por laboratorios independientes y garantizamos transparencia y cuidado en cada una de las fases de producción y del ciclo de vida de la planta.”

¿Cómo se utiliza el aceite de CBD?

Se suelen utilizar por sus propiedades en cosmética, aplicando unas gotas directamente sobre-la piel o incluso añadiéndola a las cremas que usamos a diario. Los aceites de mayor concentración normalmente se usan para afecciones que implican dolor, inflamación, contracturas… Sin embargo, en otros países del mundo como Canadá, Estados Unidos o Suiza, donde la legislación está más avanzada, la forma de uso más común es la sublingual. Aplicando unas gotitas del aceite debajo de la lengua, se­ aprovechan al máximo los efectos del CBD y, al igual que ocurre con el uso tópico, las diferentes­ concentraciones permiten escoger el aceite adecuado para  tratar una afección en particular.

¿Os animáis a probarlo? A nosotros nos ha sorprendido muy gratamente.

(*) Fotos: Inés Garp.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario