Festival Internacional de Jazz de Montreal 2015

El viernes pasado se inauguró la 36ª edición del Festival Internacional de Jazz de Montreal con el magnífico concierto de Beirut, la banda liderada por Zach Condon.

Para los que no hayáis estado nunca tenéis que saber que se trata del festival de jazz más grande del mundo. Lleva ya tres décadas al pie del cañón y cada año sigue sorprendiendo con sus inconfundibles actuaciones. Por aquí han desfilado grandes como B.B. King, Tony Bennet, Charlie Haden, Diana Krall, Ray Charles, Prince, Norah Jones, Ibrahim Ferrer, Leonard Cohen, Ella Fitzgerald, Paco de Lucía, Aretha Franklin, etc…

El festival acoge a unos 30 países, 3000 músicos, 1000 conciertos (muchos de ellos gratuitos) en 15 salas y más de 30 escenarios al aire libre, y da la bienvenida cada año a más de 2 millones de visitantes.

La verdad es que durante esta época del año la ciudad está increíble. No solo se nota que es verano por las buenas temperaturas sino que además hay conciertos prácticamente en cada esquina: tanto organizados como improvisados por amantes del jazz y de la música en general.

Durante estos días, he tenido el placer de ser la única periodista española que ha estado cubriendo el festival y tengo que decir que ha sido una experiencia maravillosa. No solo porque he podido acceder a conciertos alucinantes sino porque he conocido a muy buena gente y a profesionales increíbles a través de los cuales he podido vivir un festival único.

Entre las diferentes entrevistas que he llevado a cabo tengo que destacar la de Shara Worden de My Brightest Diamond. Fue la única entrevista que concedió y lo cierto es que fue una conversación muy interesante sobre la vida, la música y lo que está por venir. Shara es de Detroit y aunque no conoce personalmente a Sugarman, resulta que comparten sucursal bancaria… (cosas de la vida jajaja). Desde muy pequeña tuvo muy claro que quería dedicarse a ser cantante. Y tiene todo el sentido, ya que toda su familia (muchos de ellos músicos) ha estado siempre en lo alto de un escenario. Así que en cuanto le entró el gusanillo fue más que motivada y su círculo más cercano la ayudó sin censura. Durante todo este tiempo ha grabado tres álbumes de estudio: «Bring Me the Workhorse», «A thousand Shark’s Teeth» y «All Things Will Unwind» y, entre las miles de historias que ha llevado a cabo está «multitasking woman», cabe destacar sus actuaciones con de The Decemberists y sus diferentes colaboraciones con Sufjan Stevens (en«Illinoise» y «The Age of Adz»), David Byrne en su concepto musical «Here Lies Love», con Fat Boy Slim, Bon Iver y The Blind Boys of Alabama. como podréis comprobar, a esta chica se la rifan, y solo hace falta que escuchéis alguna de sus canciones para daros cuenta del porqué.

My Brightest Diamond combina elementos de ópera, cabaret, música de cámara y rock y sus letras están inspiradas principalmente en los libros que lee. Se la compara con Florence & The Machine, St. Vincent o Björk. Y aunque solo conoce a estos dos últimos, asegura que admira por completo a los tres. En la actualidad ya está inmersa en su nuevo disco, el cual grabará junto a su banda de siempre. Su intención es durante un tiempo dejar a un lado las colaboraciones y centrarse en su música, en su hijo y en seguir disfrutando del momento presente. Y en cuanto a sus planes de futuro… aspira a ser feliz el máximo de tiempo posible y seguir dedicándose a lo que le alegra la vida: la música.

Por otro lado, y entre los diferentes conciertos en los que me he sumergido estos días… me quedo con el de My Brightest Diamond, Steven Wilson, Swing Monique Jazz Band, Hell’s Kitchen, l’Esprit de la Nouvelle-Orléans,  Malaika, Natalie Prass y por supuesto Jamie Cullum, que se ha convertido en el mejor concierto de mi vida. Este hombre de aspecto aniñado es enorme y nos regaló una actuación majestuosa, en la que todos estuvimos entregados y le dimos nuestra réplica con miles de aplausos y ovaciones. Cullum es muy grande y verle en directo* y, en este caso además con la Orquesta Sinfónica de Montreal, ha sido un lujo inolvidable.

Aunque todavía quedan un par de días de música y el concierto de Mika como colofón, quiero agradecerle a Andrée-Anne, assistant de Relaciones Internacionales de Prensa y Turismo del Festival Internacional de Jazz de Montreal, su profesionalidad, amabilidad y cariño durante esta semana. Ha sido genial compartir esta experiencia con ella y su equipo.

(*) Foto de Nancy Bourque en Pexels.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario