Entrevista a Lucía López, la artífice de Joliu y Orval

Hace unos meses entrevistamos a Lucía López, la creadora de dos espacios que nos fascinan de Barcelona: Joliu y Orval. Dos oasis urbanos, donde el café de especialidad y las plantas conviven de la mejor manera posible.

Como podréis comprobar en la entrevista, Lucía es sensible, entusiasta, obstinada, buena persona y fuerte, y tiene nuevos planes, que tienen mucho que ver con su propia evolución personal y profesional, así como con ayudar a los demás a partir de su propia experiencia.

En Instagram podéis seguidla en @lucialucelucira @espaijoliu y @orval.barcelona

1. Autodefinición

Estudié diseño, vi que lo mío no era estar en estudios. Empecé a estudiar alemán y me fui a Berlín con la idea de hacer un Máster, aunque la propia vida en la ciudad ya me dio la suficiente inspiración para tener claro qué quería volver para montar Joliu.

Ahora mismo lidero Joliu y Orval y me quiero dedicar otra vez a algunos proyectos personales, ya que en estos 4 años de Joliu lo había dejado apartado. Poder ayudar a otras personas a emprender siempre desde la conciencia y el self-care es súper importante para poder poner en marcha cualquier proyecto. Si no estás bien contigo, ¿cómo vas a poder proyectar lo que quieres hacia los demás?.

2. ¿Qué querías ser de pequeña?

Pues estuve entre varias opciones, pero creo que la que más me realizaba era ser profesora de primaria. Mi madre tiene una tienda, donde pasaba muchísimas horas en su oficina con una pizarra, y daba clases imaginarias. Supongo que por influencia directa de mi tía Montse, que es profesora.

3. ¿Cuándo tomaste la decisión de ser emprendedora? ¿qué experiencia te precedía?

Viajé a Berlín a principios de agosto, cumplía los 25 a final de mes en el 2014, con el alemán ya aprendido y decidida a hacer un Máster en diseño, pero la propia ciudad me enseñó lo que necesitaba para volver a los 8 meses y realizar el proyecto que tenía en mente.

Berlín fue una total fuente de inspiración, al ver que jóvenes de todas partes del mundo se juntaban allí para crear su proyecto.

Entonces me dije: ¿por qué no hacer lo mismo en mi ciudad? Así que desde allí ya estuve buscando locales por Poblenou (yo he vivido toda mi vida en Badalona y Poblenou siempre había sido el punto de conexión entre Badalona y Barcelona).

En Berlín hay muchos espacios como Joliu, donde combinan el café y concept stores, y me tenían fascinada. Además, me enamoré del café de especialidad y me di cuenta de mi pasión por las plantas (una influencia total de mi familia, que son todos plant lovers).

Asimismo, mi ejemplo siempre había sido mi abuelo, que se mudó a Badalona desde Almería para empezar desde 0 y una vez aquí se salió con la suya con muchísimo esfuerzo y amor y montó su propio negocio, que ahora sigue llevando mi madre. Así que el emprender desde pequeña lo he vivido y no me daba miedo. Además cuento con una familia increíble, que se apunta a crear y a ayudarme en todas las ideas que se me pasan por la cabeza. Siempre ha sido un apoyo de amor incondicional que creyeran tanto en mí, tanto ellos como mi pareja de entonces.

4. ¿Cómo fue tu primera experiencia con Joliu? ¿Puedes compartir alguna anécdota de todas las que seguro acaecieron en aquella época? ¿Cómo fueron los inicios?

Al empezar con Joliu yo sólo quería un espacio dónde cuidar y vender plantas y servir café. A los pocos meses me di cuenta que faltaba algo más que esas ganas y esa intención para tener un negocio. Esos cuatro años pasaron de ser un sueño a ser una pesadilla. Al principio lo podía llevar porque tampoco teníamos tanta gente, el problema fue cuando realmente empezó a venir mucha gente y sabía cómo gestionar ese volumen. De repente pasamos de ser 3 personas a ser 6 y en poco tiempo ya necesitábamos a más gente. Costó muchísimo el transcurso de yo estar allí con el equipo trabajando hombro a hombro a que las cosas se hicieran bien y poder liderarlo. Más que nada porque era un pez que se mordía la cola: la falta de tiempo para poder mirar CVs y hacer entrevistas, hacía que no pudiera contratar a alguien más y que yo tuviera que trabajar 24/7. Y esto me llevó a un nivel de estrés que hasta hace poco todavía estaba sufriendo. Eso fue a finales del 2018 – principios del 2019. Muy duro.

Por suerte, en ese mismo momento ya pude identificar que no podía seguir con la vida que llevaba y empecé un proceso de coach, en el que todavía sigo y que me ha cambiado la vida. ¡He podido volver a disfrutarla!

Ahora quiero poder compartir mi experiencia y aprendizaje con los demás, para poder ayudarles a emprender o llevar una vida consciente.

5. ¿Cuándo te planteaste abrir Orval?

Sobre mayo del 2018 estábamos teniendo mucha gente en Joliu y llegó a ser un problema, ya que el espacio no estaba pensado para tanta afluencia. Y a eso se sumó que Poblenou empezó a cambiar muchísimo. Pasamos de ser muy pocos en esa zona a que, de repente, estuviera toda Barcelona… Cosa que es bueno porque al viajar siempre buscas zonas donde hayan varios lugares que visitar, pero me asustaba. Así que decidí abrir en un sitio dónde todavía había tejido de Barcelona sin explorar. Me encanta la zona de Orval, vivía por allí hace un año y es genial. Tienes la Ciutadella y el Parc del Nord, entre Poblenou-Marina y Arc de Triomf. Me encanta. Además, siempre había querido un local con mucha más luz que Joliu, y cuando apareció Orval me di cuenta de que ¡lo tiene todo!.

6. Tu filosofía de vida está patente en tus negocios y es un gusto poder disfrutar de este tipo de oasis urbanos, donde un rico café junto a un dulce artesano te acompañan, mientras el verde hace que te olvides de que estás en la ciudad. ¿Qué tipo de clientes tienes? ¿qué es lo que más les gusta?

Muchas gracias, súper bonito definido :) Normalmente tenemos un perfil más o menos creativo, que aprecia los detalles y que encuentra fácilmente la diferencia de lo que ofrecemos comparado con otro tipo de locales. Siempre buscamos los mejores proveedores y tener un lazo de casi amistad con ellos. Eso hace que se haga con más amor y que podamos servirlos cómo se merecen. A parte de tener/crear un equipo increíble, que saben perfectamente comunicarlo al público que tenemos. ¡Sin ellxs no sería posible!

7. Recientemente, Joliu ha aparecido en la serie «Foodie Love» de Isabel Coixet. ¿Qué tal la experiencia? ¿Se han hecho muchos rodajes en tus espacios?

Al principio hicimos una boda, que fue toda una anécdota, ¡quedó precioso!. Después de eso lo más trascendente ha sido «Foodie Love». Es muy estresante cuando te piden rodajes, shootings o similar, ya que al final acabas trabajando muchas horas de más para poder tener el espacio listo para el público lo antes posible. «Foodie love» lo fue, pero hablamos bastante antes de cómo lo querían hacer, de cómo iba a ser y me explicaron súper bien cómo iba a salir, de qué iba la serie y cómo lo quería la directora. Me pareció muy bonito y una oportunidad única, así que después de ver el capítulo me alegro mucho de haberlo hecho. Esos esfuerzos que sí valieron la pena :)

8. ¿Cómo compaginas tu tiempo para poder estar al frente de dos negocios y además llevar una vida sana, consciente, sostenible y en equilibrio?

Me ha costado bastante: un año de muchísimos cambios, altibajos, cambios de humor, problemas de intolerancias alimentarias, no dormir bien, etc. Y todo por culpa del estrés, ya que venía de un ritmo de trabajo muy muy alto.

Este año junto a mi coach hemos trabajado conceptos que antes eran impensables en mi día a día y ahora son básicos: Delegar, decir no (para decirme que sí), resignar, rechazar… Y un papel muy importante en cambio de rutinas y saber gestionar bien el tiempo.

Llegó un momento que no sabía disfrutar del «hacer nada», pero ahora ya puedo decir que forma parte de mi día a día y quiero compartirlo con toda la gente que pueda para que no caigan en el mismo momento que estaba yo de «burn out».

9. ¿Qué te hace feliz?

Los espacios que inspiran, todo lo que está bien diseñado o tiene armonía; hacer fotos; un buen libro o revista, un buen café o combo perfecto: un buen café en compañía, tanto con una persona, con un libro o libreta para poder escribir; escuchar música; mis gatos, mis plantas; que mi casa me inspire; la belleza; mis rutinas de self-care por la mañana y a la noche; meditar; tener tiempo para mí; rodearme de gente que me inspira; las conversaciones interesantes; aprender; que la gente tenga gestos para cuidar el planeta; las personas que te sacan una sonrisa; los pequeños detalles que hacen que tu día a día sea más feliz…

10. Un imprescindible en tu vida

Tener armonía y tranquilidad al llegar a casa.

11. Proyectos de futuro

Seguir manteniendo la calidad siempre, mejorar y crear proyectos interesantes con Joliu y Orval. Y a nivel más personal seguir avanzando en el camino de ser consciente y compartirlo con los demás. Aprendiendo de todos los procesos :)


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario