Entrevista a Anna Alfaro

Anna Alfaro siempre tuvo claro que lo suyo era escribir. Y de hecho, y entre todas las cosas que hace y a las que se dedica, una de ellas y la más importante es narrar historias para ella y para sus clientes. Anna tiene la facilidad de hacer fácil lo difícil y dotar de magia a las marcas con las que trabaja. Tuvimos la ocasión de entrevistarla y de ahondar en sus gustos, en sus fuentes de inspiración, en su trabajo y en su relación con un estilo de vida saludable, slow y consciente, que ella practica y predica a través de sus redes, e-books, y en las sesiones privadas y workshops que organiza.

Autodefinición

Esta es una pregunta difícil… Me cuesta mucho definirme y hablar de mí misma. Me dedico justamente a ayudar a contar sobre lo que son y hacen otras personas pero hablar de ti… es otra cosa.

Llevo tiempo trabajando en esto y te puedo asegurar que aún no he llegado a encontrar una respuesta con la que me sienta cómoda. Podría explicarte a qué me dedico, qué me inspira, qué observo a mi alrededor, qué me gusta hacer y sentir… ¿eso sería quién soy yo? Esta pregunta es realmente muy profunda y trascendental pero podría decirte que soy sensible, positiva, una eterna buscadora, inquieta, curiosa, amo las cosas bellas, apuesto por un estilo de vida saludable y respetuoso, consciente, soy dedicada y apasionada… y amo la luz, la busco por todos lados, igual que busco cosas bonitas e inspiradoras allá donde voy.

¿Qué querías ser de pequeña?

Siempre decía que quería ser escritora aunque ya desde muy temprano me dijeron: “estudia una carrera y luego, escribe todo lo que quieras”. Me lo tomé al pie de la letra (nunca mejor dicho) y estudié bastantes cosas, ¡no una sino varias! Aunque, parece que he acabado donde quería… Escribiendo.

¿Cómo y cuándo te diste cuenta que lo tuyo era escribir?

La verdad es que he escrito siempre, desde que aprendí a hacerlo. Participaba en todos los concursos de literatura de la escuela (¡la verdad es que gané algunos años!), escribía en mi diario, escribía en libretas, en el ordenador… Pero empezar a hacerlo profesional, creo que fue hace unos 8 años cuando estudié comunicación y periodismo y empecé a trabajar en una agencia, en paralelo a colaborar con un medio online. También en 2008 abrí mi blog en el que compartía todo aquello que me gustaba e inspiraba (un blog que ha evolucionado muchísimo y que hoy es el que encontráis en mi web). También hubo un cambio hace 3 años cuando me hice freelance y escribir ya se convirtió en mi trabajo principal y desde enero de 2019, he querido también contar mi propia historia creando un proyecto personal relacionado con el bienestar y el cuidado y en el que escribir, tiene un papel principal y muy importante.

¿Cuándo tuviste el primer contacto con el yoga? ¿Cómo fue y por qué crees que te enganchó hasta tal punto de convertirse en un troncal de tu vida?

El primer contacto fue hace muchísimos años pero no me enamoré de la práctica hasta hace unos cinco años. En ese momento, volvió de nuevo a mi vida pero entonces ya lo hizo para quedarse.

Recuerdo que empecé un septiembre y a los seis meses, me sentía totalmente distinta. Por supuesto, mi esencia era la misma pero mi manera de vivir la vida, de mirar las cosas, de responder ante las situaciones, mi relación conmigo misma, el conocimiento que tenía de quien yo era, la conexión que sentía conmigo y con todo… Todo cambió completamente y desde entonces, no he podido hacer nada más que seguir en ello y profundizar, más y más. Es un camino sin retorno precioso y maravilloso.

¿Crees que hay muchos cambios entre la Anna Alfaro de hace un año y la de ahora? ¿Cómo ha sido esta evolución?

¡Muchísimos! Lo cierto es que he vivido muchas cosas. Se puede vivir tanto en un día, en un mes… que en un año, a veces cuando te paras a pensarlo parece que haya pasado una vida… Todo lo que ha pasado a lo largo del 2019, como en otros muchos momentos de mi vida, ha tenido un impacto muy relevante en mí a nivel de crecimiento personal y profesional. He aprendido muchísimo y  me siento muy agradecida, incluso de los momentos que inicialmente fueron duros y no demasiado ideales.

Me siento más madura, evolucionada, segura conmigo misma y más capaz de lidiar con ciertas cosas de la vida. También en lo profesional. Creo que hoy tengo más recursos, aunque sigan doliéndome ciertos eventos o situaciones y siga teniéndome que enfrentar a retos diarios. Sí, siento que realmente hoy puedo responder con más herramientas que he ido aprendiendo e integrando en mi vida gracias a las experiencias, relaciones con otros, viajes… y por supuesto gracias al trabajo que he hecho también conmigo misma (más interno).

Está claro que vives la vida con intensidad, que siempre buscas el equilibrio y que has apostado por el cuidado de ti misma en todos los sentidos como lifestyle y como epicentro en nueva etapa laboral. ¿Cómo te sientes en estos momentos?

La verdad es que me encuentro ahora mismo en un momento bonito e inspirador. Estoy en pleno proceso de crecimiento, conociendo y aprendiendo, descubriendo nuevos caminos y maneras de hacer las cosas, reorientando mi profesión para que en ella haya cabida a más cosas y aunque a menudo siento miedo, sigo caminando hacia adelante dejándome guiar al máximo por mi intuïción.

Estoy feliz e ilusionada con todos esos cambios que no solo tienen que ver con lo profesional.

Compartir también es una de las cosas que más te define. ¿Qué sientes cuando tus seguidores te dan las gracias y comparten contigo sus avances?

La verdad es que es de las cosas que más ilusión me hace. Me emociono muchísimo y he de admitir que muchas veces hasta me sorprendo, en el buen sentido, pero me sorprendo y agradezco enormemente cada vez que alguien me escribe un email o un mensaje explicándome cualquier cosa que quiera compartir conmigo. Me parece realmente precioso y nos acerca los unos a los otros.

Explícanos un poco mejor que es «Cuidarme». ¿Qué es? ¿a quién va dirigido? ¿qué incluye?

Cuidarme es un pequeño librito electrónico que inicialmente no se concibió para ser eso.

En un momento de mi vida en el que estaba atravesando un momento personal algo complicado, decidí trabajar en ello a través de la escritura anotando y desarrollando a diario cómo me sentía, qué pensaba… Y me planteaba a mí misma ejercicios para trabajar en esas áreas que me dolían y en las que tenía algún tipo de conflicto. Eso se convirtió en mi rutina, en mi terapia, algo que iba creando a mi medida según lo que iba necesitando. Un día, me fijé en todo lo que había escrito y pensé: “¿Qué haré con todo esto el día de mañana? Sería una pena dejarlo en un cajón”. Me lo releí varias veces y pensé que ese viaje de introspección, de observación, de trabajo interno, podía servirle a otras personas así que decidí prepararlo y transformarlo en lo que es hoy, un ebook en el que a través de distintos capítulos, se trabaja en un aspecto que para mí fue relevante en aquel momento y que son áreas bastante universales y que nos preocupan a la gran mayoría. Un ebook con reflexiones, pautas de ejercicios, recomendaciones de lecturas, películas, TED’s o documentales… Una propuesta de trabajo interno para salir de lugares y situaciones que nos duelen y nos incomodan. Una pequeña ayuda para todas las personas que quieran trabajar en ellas a partir de la lectura y el trabajo de sentimientos y emociones.

¿Recomiéndanos 3 cosas que deberíamos o podríamos poner en práctica mañana mismo para no solo cuidarnos sino sentirnos mejor?

Sin duda lo que recomendaría es: 1) Si no se ha probado nunca, recomendaría sin lugar a dudas el yoga; 2) También la meditación, empezando por 5-10 minutos diarios. Recurrir a alguna app puede ser una buenísima manera de comenzar; 3) Cuidar de la alimentación. Comer bien no solo nos beneficia físicamente sino que mental y emocionalmente nos sentimos muchos mejor.

¿Cuidarse engancha?

¡Sin duda! Cuando empiezas a cuidarte, a prestar atención a tu cuerpo, a tu interior, a lo que necesitas y empiezas a proporcionártelo, vas sintiéndote mejor y sentirse bien, es algo que todos queremos, ¿no? A medida que te vas cuidando, vas prestándote más atención para ofrecerte aquello que te va bien, te vas interesando más en qué puede beneficiarte, pruebas, investigas, de una cosa llegas a la otra, todo suele retroalimentarse y apoyarse y al final, sigues queriendo estar en eso, en ese sentirte tan bien… Y cuando quieres eso, dejas de querer/necesitar todo lo demás. Poco a poco te interesan menos algunos antiguos hábitos y los vas abandonando, ya no necesitas recurrir a alimentos que no te hacen bien, rodearte de cosas que te perjudican… Porque estar bien te anima, te alegra, cambia tu estado no solo físico sino anímico, te sientes con mayor energía, felicidad, brillo… y eso se propaga, lo compartes, los demás lo sienten, se acercan, te preguntan, les explicas y se crece, se crece entre todos en este círculo vicioso maravilloso de cuidado :)

¿Con qué cosas vibras más?

Con el yoga, la belleza de las cosas, la luz, estar al aire libre, descubrir lugares, compartir, estar cerca de las personas a las que quiero, escribir y expresarme a través de ello, leer y sin duda, la música.

¿Qué es para ti la vida?

Disfrutar de cada momento. Buscar la belleza a nuestro alrededor, aquello hermoso que está aunque a veces a simple vista pase desapercibido, disfrutar de todo eso, de buscar el estar bien y que lo estén los demás también. No solo procurarnos el bienestar propio sino el de todos y del propio planeta.

La vida siento que… está para vivirla, abrazarla, compartirla, sentirla… y vibrarla alto (mucho).

Recomiéndonos 3 de tus libros de cabecera:

Instrumental de James Rodhes, Biografía del Silencio de Pablo d’Ors, El poder de la intuición de Wayne Dyer, Cómo se hace una chica de Caitlin Moran, Deja de ser tú de Joe Dispenza… (lo siento, esto son 5…).

¿En qué estás trabajando en estos momentos?

Sigo trabajando al lado de personas y proyectos que desean contar la historia de sus marcas, ayudándoles a poner palabras a sus universos; desarrollando branding, estrategias de comunicación y llevando temas de prensa. También sigo estudiando y formándome en bienestar, crecimiento personal y coaching + pnl para compartir con aquellas personas que deseen unirse a este viaje de self-care, autoconocimiento y conexión.

La música te acompaña a diario, y sabemos que tienes diferentes playlists… ¿Cuál es la banda sonora que suena en estos momentos de tu vida?

Tengo muchas playlists, las creo continuamente para acompañarme trabajando, para estar en casa, para mis sesiones de yoga y meditación…

¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración?

El yoga sin duda me despierta, me conecta y hace brotar mucha creatividad en mí así que sin duda, es una de mis grandes fuentes de inspiración.

Caminar por la ciudad o viajar a otros lugares. Observar a mi alrededor me proporciona muchos inputs y me siento bastante esponja. Miro hacia todos los rincones y capto detalles que luego me inspiran y me nutren, que me conectan con otras ideas y me permiten ir más allá.

Estar con otras personas, compartir y conversar. La luz, la música, una exposición, una lectura, un documental o una serie, un podcast…

Lugar favorito donde perderte…

Bali es un lugar que me ha marcado muchísimo aunque también lo hizo Londres, donde viví unos pocos meses y cada vez que he viajado a Nueva York y a donde desde hace algún tiempo, me gustaría regresar… ¡Creo que no podría quedarme con uno!

Un sueño…

Seguir viviendo de lo que me apasiona, llevar el tipo de estilo de vida que deseo, viviendo con calma, sin prisa, inspirándome a diario, rodeada de personas a las que quiero, construir en lo personal y profesional, sonreír, ser feliz, seguir viajando…

annalfaro.com

@storiesbyannalfaro

(*) Fotos: Sandra Rojo

(*) Foto Bali y Nueva York: Pexels.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario