aflote: upcycled art por una vida digna

aflote es un proyecto que nace para ayudar a la integración social y contribuir a reducir el impacto medioambiental mediante el reciclaje de los tapones de corcho que se recogen en una serie de restaurantes de Barcelona.

La iniciativa está promovida por Lluís Morón y organizada desde Foundawtion, una institución privada sin ánimo de lucro que ha desarrollado otros proyectos de carácter social.

Y es que en Cataluña se descorchan cada año 100 millones de tapones de vino y otros 30 millones de tapones de cava. En total son más de 500 toneladas métricas de residuos. El corcho es en sí mismo un material natural que se extrae de un árbol que lo regenera con el paso del tiempo. Un ejemplo de equilibrio sostenible en la gestión agroforestal, pero se desecha después de haber cumplido su función. Sin embargo, reciclándolo se integra por completo en la economía circular.

Pero ¿en qué consiste este proyecto de generosidad colectiva?

1. Más de 250 restaurantes y establecimentos de hostelería, a los que se han sumado importantes bodegas como Albet i Noya, Can Ràfols dels Caus, Gramona, Recaredo, Maria Rigol Ordi, Mestres y Sumarroca, colaboran con este proyecto aportando tapones de corcho.

2. Lo que hace aflote con todos estos corchos es darles una segunda vida, convirtiéndolos en objetos que se ponen a la venta – una caja, una lámpara, un florero o un reloj –.

3. Con todos los beneficios que se generan con esta iniciativa lo que consiguen es generar empleo y recursos económicos para personas de colectivos desfavorecidos, y proporcionarles una vida más digna.

Los artistas Jaime Hayon, Pepa Reverter, Otto Canalda y Ramón Úbeda han diseñado las primeras piezas. Son productos relacionados con el sector de la restauración que pueden volver a su origen para acabar de cerrar el ciclo: los clientes de los bares y restaurantes consumen botellas diariamente, el local guarda sus tapones en un contenedor específico, aflote se encarga de su recogida y transporte hasta la fábrica donde se procesan, trituran y convierten, por ejemplo, en un bonito y decorativo florero.

Hasta ahora se reciclaba el vidrio de las botellas de vino y de cava, pero no el corcho de sus tapones. Con ese material como materia prima trabajan desinteresadamente diseñadores y artistas para darle un valor añadido.

Upcycling by Miquel Aparici

Entre los tapones que se recogen hay muchos que proceden de botellas de cava y entre ellas están las que se encorchan con una grapa metálica de sujeción. Es otro residuo que se genera después de haberlas degustado. Por ello, también las recogen para fundirlas y convertirlas en obras de arte. en este caso, se tratan de ediciones limitadas realizadas por diferentes autores que aflote irá produciendo en paralelo a los diseños de corcho. La primera obra de arte está firmada por Miquel Aparici, uno de los artistas más importantes del ready-made.

¿Cómo colaborar?

1. Adquiriendo sus productos. Nuestra contribución ayudará a fomentar la integración social y a reducir el impacto medioambiental. #aflotegraciasati

2. Convirtiéndonos en colaborador de aflote.


 BACK


 BACK TO TOP


Deja un comentario